Bikram yoga: ponerse en forma a más de 40 grados


Leerlo te llevará 8 minutos

El Bikram Yoga nació con el objetivo de sanar en un país como la India, donde ir al médico o conseguir medicinas era muy difícil. Con su expansión a EEUU, esta modalidad se popularizó y en la actualidad se ha convertido en el ejercicio favorito de los famosos. Macarena Cutillas, directora de Californian Hot Yoga en Madrid, dejó su trabajo como abogada para aprender y después, enseñar esta disciplina. 


¿Qué es el Bikram Yoga?

El Bikram o Hot Yoga es una modalidad un poco especial. Se practica en una sala a 42ºC y con un 40% de humedad. Durante la clase, los alumnos obedecen a las indicaciones de un profesor que da instrucciones durante 90 minutos. El instructor no para de hablar para que los alumnos y alumnas no se desconcentren y eviten pensar en el calor que hace. “Debe ser un ejercicio consciente”, afirma otro maestro del centro.

Técnicamente, Bikram yoga es una versión de Hatha, una rama tradicional del yoga que combina posturas y respiración. Pero no es sólo un estilo, es una experiencia específica con seguidores de culto (incluida Beyoncé). Cada clase presenta las mismas 26 posturas, pero el calor y las posturas fuertes pueden proporcionar desafíos diferentes a las personas que practican un yoga tradicional.

El calor definitivamente hace que el corazón bombee, pero los expertos aún no sabe si cuenta o no como un entrenamiento cardiovascular. Los movimientos a un ritmo uniforme son de muy bajo impacto, lo que hace que el Bikram sea una buena opción para corredores o cualquier persona con dolor en las articulaciones. La investigación también muestra que esta forma de yoga puede aumentar la fuerza, la flexibilidad e incluso ayudar a perder peso. Un buen complemeto de esta forma de yoga son los productos para fitness como son las bandas elástica que mejoran tu resistencia y tonifican tus músculos.

El Bikram o Hot Yoga es una modalidad un poco especial. Se practica en una sala a 42ºC y con un 40% de humedad. Durante la clase, los alumnos obedecen a las indicaciones de un profesor que da instrucciones durante 90 minutos. El instructor no para de hablar para que los alumnos y alumnas no se desconcentren y eviten pensar en el calor que hace. “Debe ser un ejercicio consciente”, afirma otro maestro del centro.

¿De dónde procede esta modalidad del yoga?

Este tipo de yoga lo inventó Bikram Choudhury, que nació en Calcuta. Este indio se lesionó una rodilla y no podía moverse. Entonces empezó a hacer yoga con un gran gurú, Bishnu Ghosh, que era hermano de Yogananda y uno de los primeros que trajo el yoga a occidente. Choudhury se curó completamente de su dolencia y empezó a ayudar a este gurú. Lo que hacían era tratar y sanar a la gente con dolores de estómago, de hombro, de cabeza… y les iban diciendo una postura para cada dolencia.Solo podían sanar a 15 personas al día, porque tenían que asistirlas una por una, así que empezaron a sanar en grupo a través del Bikram Yoga.

¿Y cómo se popularizó?

Fue durante los años 70. El presidente de EE.UU, Richard Nixon, se enteró de que se hacía este tipo de yoga y llamó a Bikram Choudhury. Nixon tenía una trombosis en la pierna izquierda, estaba postrado en una cama y Bikram le curó. Era justo la época de Shirley Maclaine, la estrella de Hollywood, que también era fan de Bikram, y a través de estos dos personajes se hizo famoso. La cuna fue en California, por eso nuestro centro se llama Californian Hot Yoga, y desde ahí se distribuyó al mundo entero.

Californian Hot Yoga en Madrid fue el primer centro en España en impartir varias disciplinas de yoga con calor. Basándose en los buenos resultados del Bikram, adaptaron diferentes tipos de yoga, como el Hatha o el Vinyasa, para practicarlos a distintas temperaturas. La idea es que el alumno pueda practicar diferentes tipos de yoga porque “no todos los días estamos de la misma manera”, afirma Macarena.

En la actualidad, ¿qué beneficios tiene este tipo de yoga?

El primer beneficio es que rejuvenece el cuerpo. Se cuenta que los yoguis nos quedamos en la edad en la que empezamos a practicar. El Bikram Yoga manda sangre fresca y oxigenada a todas las células del cuerpo, rejuvenece cada célula, cada órgano, cada glándula… Otro de sus beneficios es la pérdida de peso. No solo por el calor, que ayuda, sino también porque trabajamos sobre las glándulas tiroides y paratiroides, que a veces se nos adormecen por el ritmo de vida que llevamos hoy en día, y que son las encargadas de la quema de grasa y la pérdida de peso. A través del yoga les mandamos señales y sangre para que se despierten. También sana dolores de espalda, de garganta, de cuello, malas digestiones… Y por último, lo más importante, sana la mente, que la tenemos todo el día estresada y sin parar. Nosotros hacemos que se pare durante 90 minutos y se concentre solamente en lo que está haciendo. De esta manera te conectas con lo que de verdad eres. Ese es el fin último del Bikram Yoga.

Por otro lado, los críticos afirman que el calor puede calentar el cuerpo demasiado, y que en realidad hace más daño que bien cuando las personas de repente son capaces de superarse a sí mismas más allá de sus limitaciones habituales. El calor excesivo también puede ser un problema para las personas con problemas cardiovasculares, presión arterial alta o aquellos que son más susceptibles a la deshidratación o a la insolación. El Bikram yoga es una experiencia dura para un principiante – el calor, el sudor, y las posturas difíciles hacen para un entrenamiento serio. Antes de entrar en el estudio de yoga, consulte con un médico si tiene o ha tenido algún problema de salud o un historial de problemas cardiovasculares. ¿Listo para sudar? Aquí hay algunos consejos adicionales para sacar el máximo provecho de cada sesión de Bikram.

“El fin último del Bikram Yoga es conectarte con lo que de verdad eres”

La Universidad de Texas hizo un estudio y determinó que los beneficios del yoga tradicional, o de otro tipo de yoga, eran los mismos que se obtenían con el Bikram Yoga. ¿Estás de acuerdo?

Todo yoga es bueno porque son posturas que trabajan todo el cuerpo. La diferencia del yoga con calor es que potencia su práctica. Potenciamos la práctica, los beneficios y los efectos de cada postura y de cada ejercicio de respiración que hacemos. Es alucinante el cambio de una persona que practica Bikram durante dos semanas, tanto en el cuerpo como en la mente.

Llama mucho la atención que se haga ejercicio a 42ºC.

Consejos para la práctica del Bikram yoga

Prepárate. Porque el calor puede hacerse duro, es importante pensar por adelantado antes de ir a una clase de Bikram Yoga. Comienza a hidratarte 24 horas antes de la clase y evita comer durante 1-2 horas antes de la clase de yoga para prevenir las náuseas.

Pero no compenses el tiempo perdido tomando una botella entera justo antes de entrar por la puerta – ¡la sobrecarga de agua puede llevar a un estómago incómodamente lleno y a una vejiga hiperactiva durante la clase!

Vístete de forma cómoda. Escoge ropa cómoda que no le moleste ni restrinja el movimiento cuando estés sudoroso. Nadie quiere estar incómodo con una camiseta de algodón empapada, así que opte por ropa que le quede bien. Muchas personas minimizan el daño usando lo menos posible – para los hombres, un par de pantalones cortos de spandex, y para las mujeres, pantalones cortos y una camiseta sin mangas elástica o un sostén deportivo.

Acuérdate del agua. No olvides traer agua! Coloque una botella y tome pequeños sorbos según sea necesario. Idealmente, la hidratación ocurre antes de la clase, por lo que no debería ser necesario beber agua entre una pose y otra. Sin embargo, cada uno tiene necesidades diferentes, ¡así que haz lo que tengas que hacer! Tenga en cuenta que algunos profesores pueden no “dar” muchas posturas de descanso, por lo que es importante escuchar a su cuerpo y tomar descansos (simplemente quedarse quieto, sentarse o acostarse).

Equipo BYO. La mayoría de los estudios proveen colchonetas de yoga, pero muchas personas prefieren que las pongan en sus propias colchonetas personales (oye, te sentimos). Traiga una toalla (o tres) para limpiar una piscina de sudor resbaladiza o use para tracción cuando las extremidades sudorosas empiecen a deslizarse.

Tenga en cuenta que la transpiración regula la temperatura corporal, así que evite la necesidad de secarse constantemente con una toalla. Limpiar el sudor puede dificultar que el cuerpo se adapte a la habitación caliente y distraiga del flujo de la práctica.

Habla más alto. Antes de la clase, hágale saber al maestro sobre cualquier lesión o condición médica previa que usted pueda tener. Un instructor de yoga experimentado puede enseñar variaciones para reducir el estrés en una determinada parte del cuerpo o hacer que ciertos movimientos sean más fáciles o más difíciles dependiendo de las necesidades de cada persona.

Sigue tu propio camino. Como con cualquier clase de yoga, puede ser tentador comparar su práctica con la de otra persona. Pero prestar atención a su propio cuerpo (no a lo que el Sr. Gumby está haciendo allí) es especialmente importante en una clase con calefacción, donde el calor puede aflojar las articulaciones y los músculos y hacer más fácil empujar más allá de sus límites. Si el calor lo hace sentir mareado, tome tantos descansos como sea necesario. La mayoría de los instructores recomiendan permanecer en la sala caliente acostados hasta que estén listos para participar de nuevo. Mientras descansa, concéntrese en respirar lentamente por la nariz.

Tranquilízate: Después de la clase, restaure los líquidos y electrolitos con agua de coco o una bebida deportiva, o pruebe el H20 simple más una banana. Todos los estudios certificados de Bikram tienen duchas, así que considere enjuagarse el eau de yoga antes de volver al mundo exterior.

¿Hay algún peligro haciendo yoga a una temperatura tan alta?

Es el mismo peligro que tienes cuando caminas o vas a correr por la calle. Llevamos muchísimos años trabajando esto, se han realizado estudios en el mundo entero y nunca hemos visto que pasara nada. El calor es el mismo que soportas cuando te vas al Caribe de viaje: el primer día estás un poco adormecido y el segundo te estás tomando un cóctel en la playa tan tranquilo. Esto es exactamente lo mismo. Se trata de acostumbrar al cuerpo y también a la mente.

¿Puede practicarlo una persona que no haya hecho nunca yoga?

Muchas veces hay mucha confusión y nos creemos que el yoga es ponerse la “pata” detrás de la cabeza. Nada más lejos de eso. Todo el mundo puede practicar yoga y más Bikram Yoga, que está hecho para todos. Bikram Choudhury tiene una frase que es: “nunca se está demasiado enfermo, nunca se es demasiado viejo, nunca se está demasiado mal para empezar a practicar Bikram Yoga”. Nunca eres demasiado mayor, ni tienes demasiado sobrepeso, ni estás demasiado mal para poder venir a clase.

¿Y qué tiene que tener en cuenta una persona que nunca haya hecho yoga con calor para entrar a su primera clase?

Las recomendaciones que damos son beber dos litros de agua diarios, tener dos horas el estómago vacío antes de venir a clase y, simplemente parar cuando no puedas más, sentarte, respirar y, cuando estés mejor, unirte a los demás.

Este tipo de yoga está muy de moda. Famosos como Jennifer Aniston, Miley Cirus o Zinedine Zidane ya lo practican.

¿Por qué crees que se ha hecho tan popular?

Creo que es porque su origen empezó en Hollywood con Shirley Maclaine y desde ahí se hizo muy famoso. Y también porque sienta muy bien. Una clase de 90 minutos equivale a 12 km corriendo para el corazón. Además es bueno para el alma, porque dicen que sudas y que te deshaces de tus penas también.

Llevas muchos años dando clase, ¿has visto algún caso concreto en el que el yoga haya cambiado la vida de alguna persona?

Sí, la mía la primera. Yo antes era abogada, trabajaba muchísimas horas al día y cambié completamente gracias al Bikram Yoga. También ha cambiado a mucha gente. Por ejemplo, tengo un alumno que se había separado y tenía un problema grave de sobrepeso. A partir de practicar Bikram Yoga, a los 8 meses, ha perdido todo el peso que le sobraba y está encantado. De hecho, se ha echado hasta una novia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás te guste

Dieta paleo: pros y contras de la alimentación paleolítica

En los últimos años ha surgido una dieta revolucionaria que pretende devolvernos…

Cómo desconectar de la vida digital en 6 pasos

MENU Si celebras cuando se agota la batería del móvil, olfateas las…

Productos bio vs. Productos eco: diferencias principales

La moda de los productos ecológicos y sus beneficios para la salud ha…