Los principales retos de la Inteligencia Artificial

La Inteligencia Artificial ha llegado a la sociedad para quedarse. Su continuo desarrollo va a provocar una auténtica revolución en la forma en la que interactuamos entre nosotros y con las máquinas, que cobrarán cada vez más protagonismo.

Leerlo te llevará 8 minutos

Seguro que en los últimos años te has hecho varias veces estas preguntas: ¿Sustituirán las máquinas a los seres humanos? ¿Serán capaces de pensar, comprender y actuar como las personas? Son cuestiones que, casi sin darnos cuenta, se convierten poco a poco en hechos. Es fruto de la Inteligencia Artificial.


La historia de la Inteligencia artificial empieza en 1950, cuando podemos hablar de la búsqueda de una verdadera IA. En ese año, Alan Turing, el encargado de descifrar la máquina nazi Enigma durante la Segunda Guerra Mundial, publica “Computing Machinery and Intelligence”, la primera vez en la que se plantea que las máquinas pueden pensar. Desde esa publicación, la historia de la Inteligencia Artificial ha acumulado fracasos y victorias que la han llevado hasta donde está hoy: totalmente presente en nuestro día a día.

 

¿Qué es la Inteligencia Artificial?

La aparición de la Inteligencia Artificial (IA) ha desempeñado un papel clave en el inicio de la Cuarta Revolución Industrial. Según el Foro Económico Mundial, “está afectando a casi todas las industrias de todos los países”.

“Estamos al borde de una revolución tecnológica que alterará fundamentalmente la forma en que vivimos, trabajamos y nos relacionamos entre nosotros. En su escala, alcance y complejidad, la transformación no se parece a nada que la humanidad haya experimentado antes”, asegura Klaus Schwab, Fundador y Presidente Ejecutivo del Foro Económico Mundial Ginebra.

La Inteligencia Artificial es un conglomerado de conceptos y tecnologías que significan cosas diferentes para diferentes personas –coches de autoconducción, robots que se hacen pasar por humanos, aprendizaje automático, y más- y sus aplicaciones están en todas partes.

 

¿Por qué la inteligencia artificial es importante?

Los sistemas de Inteligencia Artificial son críticos para las empresas que buscan extraer valor de los datos mediante la automatización y optimización de procesos o la producción de información procesable. Los sistemas de Inteligencia Artificial impulsados por el aprendizaje automático permiten a las empresas aprovechar sus grandes cantidades de datos disponibles para descubrir ideas y patrones que sería imposible que una sola persona pudiera descifrar, lo que les permite ofrecer comunicaciones más específicas y personalizadas e identificar posibles transacciones fraudulentas.

Las empresas que no adoptan la IA y las tecnologías de aprendizaje automático están destinadas a quedarse atrás.

El gasto mundial en IA crecerá un 50% anual y alcanzará los 57.600 millones de dólares en 2021. Industrias como la venta al por menor, el marketing, la asistencia sanitaria, la tecnología de la información, los seguros, etc. se beneficiarán de la IA y del aprendizaje de la máquina.

Las empresas impulsadas por los datos ganarán 1,2 billones de dólares al año más que las empresas no impulsadas por el conocimiento para el año 2020.

Ventajas y desventajas de la inteligencia artificial

 

-Ventajas de la inteligencia artificial

 

1. Lidiando con tareas mundanas

Una ventaja importante de la Inteligencia Artificial es su potencial para completar tareas rutinarias a través de una intrincada automatización que aumentará la productividad. En teoría, esto puede incluso eliminar las tareas “aburridas” de los seres humanos y liberarlos para que sean cada vez más creativos.

2. Decisiones más rápidas

El uso de la Inteligencia Artificial junto con las tecnologías cognitivas puede ayudar a tomar decisiones más rápidas y a llevar a cabo acciones rápidamente.

3. Evitar errores

La frase “error humano” nació porque los humanos, naturalmente, cometen errores de vez en cuando. Los ordenadores, sin embargo, no cometen estos errores, suponiendo que estén programados correctamente. Con la Inteligencia Artificial, los datos pueden procesarse sin errores, sin importar el tamaño del conjunto de datos.

4. Tomar riesgos en nombre de los seres humanos

Con la Inteligencia Artificial, se puede argumentar que se pueden reducir los riesgos a los que se expone a los seres humanos en nombre de la investigación.

Tomemos, por ejemplo, la exploración espacial y el rover de Marte, conocido como Curiosidad. Puede viajar a través del paisaje de Marte, explorándolo y determinando los mejores caminos a tomar, mientras aprende a pensar por sí mismo.

El uso de la Inteligencia Artificial de esta manera podría dar lugar a beneficios masivos en áreas como el pronóstico de la demanda, el diagnóstico médico y la exploración petrolera.

 

– Desventajas de la Inteligencia Artificial

 

1. Altos costos

El hardware y el software necesitan actualizarse con el tiempo para cumplir con los últimos requisitos. Las máquinas necesitan ser reparadas y mantenidas, algo que supone un gran coste.

2. No pueden pensar fuera de la programación

Los robots sólo pueden hacer el trabajo para el que están programados. No pueden actuar de forma diferente fuera de cualquier algoritmo o programación almacenada en sus circuitos internos. Y cuando se trata de una mente creativa, nada puede vencer a una mente humana.

Un ordenador no puede pensar diferente mientras hace o dibuja algo. Los pensamientos vienen de las emociones y experiencias que las máquinas no tienen. Así que la máquina no puede pensar fuera de la caja mientras que miles de nuevos pensamientos e ideas llegan a la mente humana.

3. No pueden sentir compasión y simpatía

No hay duda de que las máquinas son mucho mejores cuando se trata de trabajar eficientemente, pero no pueden reemplazar la conexión humana que hace al equipo. Las máquinas no pueden desarrollar un vínculo con los humanos.

4. Altamente dependiente de las máquinas

En la generación actual, la mayoría de la gente depende en gran medida de aplicaciones como Siri. Con tanta ayuda de la máquina, si los seres humanos no necesitan sus habilidades de pensamiento, estas disminuirán gradualmente. En el futuro, con el uso intensivo de la aplicación de la Inteligencia Artificial, el ser humano puede volverse totalmente dependiente de las máquinas, perdiendo sus capacidades mentales.

 

Estas son algunas de las ventajas y desventajas de la Inteligencia Artificial. Algunas personas también dicen que incluso puede destruir la civilización humana si cae en manos equivocadas.

Pero aun así, ninguna de las aplicaciones de IA hechas a esa escala puede destruir o esclavizar a los humanos (como se muestra en algunas películas como Megatron en Transformers y Ultron en Marvel). Así que no debemos considerar esto como una desventaja.

 

La Inteligencia Artificial en nuestros hogares

 

Por ejemplo, hogares inteligentes equipados con asistentes virtuales que reconocen tu voz, obedecen órdenes y aportan comodidad y eficiencia a tu vida. Según la responsable de marketing de la empresa de domótica Loxone, Meritxell Esquius, los smarts homes ya son el presente.

Se componen principalmente por “robots” que conocen a la perfección los hábitos de sus inquilinos: desde altavoces que funcionan como centros multimedia hasta cerraduras que saben cuándo deben bloquear automáticamente los accesos.

 

Cómo nos controla la Inteligencia Artificial a través del móvil

 

Seguramente, donde más se nota el desarrollo de la IA sea en los teléfonos móviles. Smartphones que se desbloquean al reconocer el rostro de su dueño y que cuentan con asistentes virtuales y de voz.

Este es uno de los apartados donde entra en juego el machine learningtambién conocido como aprendizaje automático, que es una forma de Inteligencia Artificial que ayuda a las máquinas a aprender por sí solas a través del análisis de datos. Así, los teléfonos móviles son capaces de adaptarse a tus hábitos diarios y de consumo en función de tus acciones.

 

Inteligencia Artificial para predecir la conducta humana

El machine learning también se utiliza en las empresas para innovar, analizar situaciones actuales, detectar patrones de conducta y crear estrategias futuras. Además, esta tecnología permite a las compañías alejarse de diferentes pautas generales de comportamiento. Ahora, las individualiza, cliente por cliente. De esta forma aumenta su eficacia en establecer técnicas de negocios.

En el ámbito del consumo, muchas herramientas basadas en algoritmos son capaces de predecir tendencias y adelantarse a las necesidades del cliente. Y en esto tiene mucho que ver el Big Data. 

¿Cuántas veces has buscado una prenda de vestir en Internet e inmediatamente en aplicaciones como Instagram o Facebook aparece publicidad relacionada con tu búsqueda? Seguramente, muchas. ¿Y si das “me gusta” a una foto de un amigo que está de vacaciones en Londres? Minutos después ofertas de vuelos a Londres inundan la pantalla de tu PC. Esto es el Big Data.

Sin embargo, hay algo que todavía se le resiste a la Inteligencia Artificial: el ser humano cambia y una persona puede pensar de manera totalmente opuesta en dos situaciones iguales que se den en diferentes momentos.

 

Asistentes virtuales con IA que no duermen

 

Hablar de Inteligencia Artificial es hablar de chatbots. Asistentes virtuales disponibles 24 horas. Seguramente, el más conocido sea Siri de Apple, pero existen muchos otros y ya los encontramos en nuestros hogares y también en el ámbito bancario.

Es el caso de Banco Santander, una de las primeras entidades en incorporar asistentes inteligentes -en su caso, se trata del IBM Watson– que responden dudas relacionadas con el ámbito de los seguros y que están a disposición de sus empleados.

 

Aplicaciones de la Inteligencia Artificial en la medicina

 

La Inteligencia Artificial tiene un impacto notable en distintos campos, y la medicina está entre ellosDesde dispositivos que funcionan como un páncreas artificial y adaptados para liberar la cantidad adecuada de insulina que necesita un paciente diabético sin necesidad de que se lo administre con una jeringuilla a aplicaciones con un sistema de aprendizaje continuo y que ejerce como un consultorio médico.

Por ejemplo, hay aplicaciones que están en contacto continuo con el paciente y le pregunta sobre su estado de salud. Así, si detecta que algo no va bien, se encarga de avisar a un equipo médico.

La IA también empieza a utilizarse para luchar contra las enfermedades infecciosas. De hecho, el innovador dominicano Rainier Mallol ha creado una plataforma inteligente que predice con hasta tres meses de antelación futuras epidemias de zika, dengue y chikunguña.

 

La Inteligencia Artificial llega a los hoteles

 

El sector hotelero es otro de los que se ha subido al carro de la innovación y cada vez hace un mayor uso de la tecnología para atraer a más turistas. Los hoteles inteligentesregulan automáticamente el olor que deseamos respirar o cuentan con paredes que se convierten en prados, montañas o agua, y que nos transportan a otro lugar sin movernos del hotel.

 

Nuevos empleos alrededor de la Inteligencia Artificial

Otro de los retos que tiene la Inteligencia Artificial es adaptar el mercado laboral a sus características. Atrás queda la idea de que los famosos robots se harán con nuestros puestos de trabajo en el futuro.

Y es que la tecnología permitirá elevar aún más la productividad de la economía y reforzará otros muchos puestos de trabajo existentes, al tiempo que permitirá la aparición de nuevos empleos que en la actualidad no existen.

En el caso concreto de España, el Observatorio para el Análisis y Desarrollo Económico de Internet(Adei) calcula que surgirán 3,2 millones de empleos ligados a la digitalización entre 2016 y 2030, y otros 600.000 con un alto componente humano.

En un futuro cercano, profesiones que ahora suenan extrañas se convertirán en habituales: nanomédicos, diseñadores de órganos, diseñadores de Inteligencia Artificial o abogados expertos en ciberseguridad.

 

Inteligencia Artificial vs hackers

Este punto es uno de los grandes problemas a los que los especialistas deben hacer frente: la seguridad en la red. La Inteligencia Artificial avanza con el objetivo de mejorar la vida de las personas.

Sin embargo, este avance no es ajeno a la aparición de hackers o usuarios que utilizan sus conocimientos para manipular cualquier aparato con IA. Posiblemente, esta es la gran desventaja que se nos presenta en el fenómeno.

Otro problema es su uso en conflictos bélicos. Actualmente, países como Rusia, China, India o Corea del Sur trabajan con este objetivo. De hecho, los rusos ya han presentado a Fedor: un robot que dispara con una enorme precisión, levanta peso e incluso conduce.

Su existencia preocupa a Naciones Unidas y su secretario general, Antonio Guterres, ha llegado a tachar de inaceptable la puesta en marcha de estas máquinas. ¿Os imagináis de lo que serían capaz de hacer estos aparatos en manos inadecuadas? ¿Y si pudieran ser hackeados y utilizados para atentados terroristas? Podrían producirse situaciones de auténtico caos.

En definitiva, es innegable que la Inteligencia Artificial llega a nuestras vidas para hacerlas más interesantes, cómodas y eficientes. El reto es que, a medida que se desarrollan, se creen nuevas medidas de seguridad que tranquilicen al usuario de manera que algo que ha sido creado para ayudar y convivir con el ser humano, no se vuelva en su contra.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás te guste

7 tendencias tecnológicas que pisarán fuerte este 2019

El mercado se encuentra en un punto de inflexión donde las estrategias digitales adecuadas se convierten en el diferenciador y en una fuente de ventajas competitivas para las organizaciones.