6 pasos para mejorar el flujo de efectivo


Leerlo te llevará 6 minutos

Es posible que una empresa pequeña salga adelante aunque no genere beneficios, pero el hecho de que no consiga pagar una factura importante puede hacer que directamente se vaya a pique. Esto resulta especialmente difícil para las medianas empresas de manufacturación que tienen contratados entre 11 y 500 trabajadores y sienten la presión de tener que pagar a las grandes compañías, de quienes ellos mismos son clientes.

En una encuesta reciente, cerca del 29% de pymes mexicanas confesaron que mejorar su flujo de efectivo era una de sus prioridades fundamentales. En Brasil, los emprendedores normalmente se autofinancian (esto supone dirigir el crédito hacia el control de las dificultades de flujo de efectivo en vez de invertirse en innovación, mejorar la productividad o la entrada a otros mercados).

Por el contrario, distintos estudios han demostrado que es más probable que las pymes salgan adelante durante una crisis económica, siendo ese el caso de Brasil. El porcentaje de pymes que se han declarado en quiebra en Brasil en dos años es del 25%, una de las más altas, aunque lejos del 31% de España o del 50% de Holanda.

El año 2019 podría ser decisivo para las pymes. Tanto Brasil como México están preparados para asumir un mayor crecimiento económico. Esto es especialmente esperanzador en Brasil, que está saliendo de la recesión más larga de su historia. Pero las pequeñas empresas saben que, aunque sus previsiones a largo plazo son buenas, un tropiezo temporal podría ponerles sobre las cuerdas. El problema con el flujo de efectivo es una de las principales razones por las que las pequeñas empresas fracasan. Te presentamos algunos consejos para que el flujo de efectivo vaya por el camino correcto:

¿Cuál es tu situación financiera?

Parece elemental, pero gran parte de las pequeñas empresas no prevé el flujo de efectivo, es decir, no se plantean cuándo pagarán los clientes sino cuándo van a llegar las facturas y hasta cuándo pueden pagarlas. Así mismo, pecan de ser extremadamente optimistas acerca de cómo manejar la entrada y salida de dinero.  Ciertamente, es difícil calcular el flujo de efectivo si nuestra empresa cuenta con menos de tres años de rodaje y poder tener una buena base para hacer estimaciones. Por ese motivo, cada dato es importante. Existen diversas calculadoras de flujo de efectivo que están disponibles en internet. No obstante: trata de automatizar.

Una opción es el fintech, o tecnología financiera, como la banca online o móvil, la cual a menudo incluye aplicaciones capaces de reunir información sobre una empresa de forma automática. Santander InnoVentures, el fondo de capital emprendedor en tecnología financiera del Grupo Santander, ha invertido recientemente en ePesos, una compañía mexicana de pago móvil para pequeñas empresas. De esta forma, las pymes pueden conseguir una línea de crédito renovable (o «revolvente») por capital de trabajo de bajo coste a corto plazo a través de ePesos, así como recibir y reembolsar fondos mediante una cartera móvil expresamente diseñada para el usuario y sin necesidad de tener una cuenta bancaria. Además, ePesos ofrece una forma muy asequible para las pymes de pagar los anticipos de las nóminas a sus empleados.

Asegúrate de que tus clientes te pagan a tiempo

Envíales factura tan pronto como los bienes o servicios hayan sido entregados y automatiza el proceso de facturación para que este sea siempre el procedimiento habitual. Diversos estudios muestran que, si se ha facturado pronto, se cobrará pronto también.

En México, el Instituto Nacional del Emprendedor (INADEM) ofrece una solución gratuita para las pymes que genera facturas electrónicas. En Brasil, las empresas pueden solicitar exenciones de impuestos si envían sus gastos empresariales digitalmente.

Hay una serie de soluciones de bajo coste para pymes, especialmente en la nube, que incluyen paquetes software con versiones más simples de planificación de recursos empresariales (ERP) y gestión de las relaciones con clientes (CRM). El ERP genera un panel con todos los aspectos a tener en cuenta sobre tu empresa  y así ayudarte a visualizar tu situación de flujo de efectivo, mientras que el CRM  puede ayudarte a comprobar si tus clientes te están pagando a tiempo y si están satisfechos (si no lo están, a menudo evitarán pagarte hasta que algo cambie).

Negocia con tus proveedores

Solicita periodos de pago más alargados en el tiempo —puede que esto sea suficiente para que puedas gestionar tus problemas de liquidez o incluso negociar un atraso en el pago sin penalización. Hasta el 80% de las pymes consiguen financiación por parte de sus proveedores, según recoge el Banco de México. Trata de dar prioridad a tus proveedores. ¿A quién necesitas pagar primero y a quién deberías solicitar un pago a plazos hasta que puedas hacerte con más efectivo?

Plantéate solicitar crédito

El 8% de las pymes mexicanas confían en los préstamos a corto plazo (normalmente de carácter personal) para cubrir su falta de liquidez. Los préstamos personales deberían ser el último recurso ya que las tasas de interés son altas (cerca del 50% en comparación con el 27% de un préstamo a empresas). Un préstamo personal podría sacarte de un apuro pero no te ayudará a invertir en la clase de equipamiento o innovación que hará que te ganes a tus clientes y hagas crecer tu negocio.

La financiación puede llegar a ser un reto para las pymes quienes, por ser generalmente pequeñas y jóvenes, carecen de las garantías y el historial  crediticio necesario para conseguir préstamos tradicionales. Se espera que el fintech reduzca el coste de los servicios financieros en un 80%-90%. En México, el fintech podría impulsar la productividad en un 2,9%, incrementar el PIB en 2025 en unos 90.000 millones de dólares y producir 2 millones de trabajos, reduciendo así los costes de los préstamos para las pymes en aproximadamente un 9% anual. Las finanzas digitales podrían estimular 162.000 millones de dólares del nuevo crédito y 142.000 millones de dólares en nuevos depósitos en México; el 11% de los pagos en este país ya son digitales.

Actualmente, México plantea permitir a las start-ups o nuevas empresas fintech innovar con una carga regulatoria más pequeña, dentro de los estrictos límites definidos. Esto son buenas noticias también para los bancos ya que estos pueden asociarse con start-ups como forma de sacar partido de las nuevas tecnologías, tal y como sucede con la inversión del Banco Santander en ePesos.

En Brasil, el crédito para las pymes se ha visto reducido por la larga recesión. Las tasas de interés para el crédito de reinversión no garantizado más arriesgado pueden alcanzar el 250% anual, siendo de las más altas dentro de los países más grandes del mundo. Incluso los préstamos habituales suponen una tasa de interés de cerca del 30% para las pymes. Los nuevos servicios fintech avanzan, pero Brasil no cuenta aún con una regulación del tipo «persona a persona», también conocido como P2P. Por eso ese motivo es importante elegir una plataforma que se asocie con un banco respetado y regulado.

Valora un intercambio

Algunas pymes mexicanas realizan actividad directa o indirecta de exportación, en comparación con las pymes brasileñas, que carecen de la experiencia necesaria para hacer frente a este complejo proceso. Por el contrario, al menos un millón de pymes mexicanas exportan, especialmente a Estados Unidos y Canadá gracias al Tratado de Libre Comercio de América del  Norte (TLC). No obstante, resulta difícil para las pymes hacer frente a las fluctuaciones de los tipos de cambio ya que no tienen acceso a los mismos instrumentos de garantía que las grandes compañías emplean. El Banco Santander ha puesto en marcha un sistema de compraventa de divisas, denominado Fx Online, con el fin de facilitar a las pymes mexicanas el cálculo de los precios a tiempo real basado en los tipos de cambio, además de crear el registro continuo de compañías, contratos o usuarios.

Solicita asistencia en caso necesario

Las pymes son fundamentales para la economía y los gobiernos están dispuestos a facilitarles las cosas. Brasil ha implantado sistemas especiales de baja fiscalidad más simples, ha facilitado el acceso a préstamos (los ha hecho más asequibles) y ha creado incentivos fiscales para pymes exportadoras. El Servicio Brasileño de Apoyo a las Micro y Pequeñas Empresas (SEBRAE) es una organización sin ánimo de lucro que ayuda a los emprendedores desde la creación a la gestión y expansión de sus negocios y ofrece una asociación de garantía crediticia.

Por su parte, el Servicio Especial para Micro y Pequeñas Empresas (SEMPE) ofrece garantías para aquellas pymes que necesitan crédito para mantener su flujo de efectivo. En México, el gobierno ofrece de forma similar una serie de garantías para los préstamos a las pymes.

 

Recursos en Brasil:

Sebrae: http://www.sebrae.com.br/sites/PortalSebrae/tipoconteudo/pessoas?codTema=8

SEMPE: http://www.sempe.mdic.gov.br

Recursos en México:

FX Online: https://es.portal.santandertrade.com/banca/mexico/banca-en-linea

Fondo de apoyo para Micro, Pequeñas y Medianas Empresas: http://www.fondopyme.gob.mx

Programa Femenino de pymes: https://www.inadem.gob.mx/programa-mujeres-pyme/

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás te guste

La importancia de las pequeñas empresas

Las pequeñas empresas siempre han tenido un gran impacto económico, tanto nacional…

Microcréditos: hasta 25.000 euros para emprender tu negocio sin avales

Diversas organizaciones y entidades como Banco Santander cuentan con planes de inclusión financiera para personas que quieren abrir un negocio en países menos desarrollados.

Estos son los 5 trabajos mejor pagados en España en 2017

El mercado laboral no siempre es sencillo, pero algunas profesiones pueden abrirte…