Redes sociales más allá de Instagram y Facebook


Leerlo te llevará 5 minutos

Aunque no sean tan conocidas como Instagram y Facebook, existen plataformas especializadas en algunos sectores muy útiles para los usuarios. Algunas ayudan a las personas a contactar con gente más afín a sus intereses y otras permiten a los negocios encontrar a nuevos clientes.


Freelancer, red social para trabajadores independientes: 27 millones de usuarios y más de 13 millones de puestos de trabajo ofertados. Foursquare, plataforma que funciona como una gran base de datos para ubicar pequeños negocios: 50 millones de usuarios y más de 105 millones de lugares registrados en el mundo. Behance, portal especializado en sectores creativos: 10 millones de usuarios. Quizá llamen la atención las cifras que han alcanzado estas herramientas. A pesar de que estos portales no están en la mente de todos, como Instagram (500 millones de usuarios activos al día) o Facebook (2.230 millones de usuarios activos al mes en el primer cuatrimestre de 2018), también son útiles y van ganando adeptos día a día. El mundo de las redes sociales va más allá de estos gigantes tecnológicos y existen otras opciones más especializadas que impulsan la actividad de ciertos perfiles profesionales y negocios.

Un poco más sobre la historia de las redes sociales

Para todo tipo de profesionales y empresarios

En el panorama profesional en general, no sólo existe LinkedIn. Se han lanzado redes sociales orientadas al mundo de la empresa para que cada uno pueda aumentar sus contactos: desde conocer nuevos proveedores hasta relacionarse con altos cargos.

Womenalia. Es una red social mundial de networking para mujeres profesionales y emprendedoras. Se lanzó con el objetivo de ayudar a las mujeres a superar las barreras que pueden encontrar en el mercado laboral y fomentar su presencia en puestos directivos.

Las usuarias tienen la oportunidad de acceder a expertos para escalar en el plano profesional y se ofrecen pautas para que elaboren su propio modelo de carrera según el perfil de cada una. El portal también hace un filtrado de cursos online sobre management y emprendimiento, y cuenta con su propio directorio con más de 90.000 ofertas de empleo.

En general, las usuarias tienen a su disposición información, entrevistas, nombramientos y vídeos del mundo profesional, herramientas para mejorar su marca personal, encontrar nuevos clientes si tienen un negocio y asistir a eventos de networking que realiza la red social.

Cionet. Es una comunidad online dirigida a directivos de tecnologías de información (TI) de Europa. Actualmente, cuenta con más de 5.000 miembros. Aquí comparten información sobre las novedades del mundo TI, como nuevas estrategias y soluciones innovadoras, y reciben formación especializada para ejecutivos.

Esta plataforma también trabaja para crear alianzas con otras entidades para acceder a nuevas investigaciones, herramientas y productos. Eso sí, entrar en este club no es fácil. Existen una serie de requisitos de admisión, como ser CIO de alguna organización con un departamento de tecnología de más de 20 personas o que la compañía cuente con más de 200 empleados.

Para los pequeños negocios

¿Quién no ha utilizado alguna vez su móvil para conocer la opinión de un restaurante o un comercio? Las redes sociales de ubicación y reseñas de negocios son útiles para los consumidores, pero también lo son para los dueños de un local.

Foursquare. A través de Foursquare Location Intelligence, las compañías utilizan las herramientas de geolocalización para ubicar su establecimiento en el mapa, contactar con sus clientes y conocer cuántas personas que pasan por la zona llegan a entrar en su local. Las empresas también pueden crear campañas de publicidad o lanzar promociones especiales.

Yelp. En este sitio los negocios disponen de una página de control para actualizar su información, subir fotos, añadir categorías de los servicios que ofrecen y responder a las reseñas y dudas de los usuarios. Cuanto mejores sean las valoraciones de un negocio, más visible será este en la plataforma. Asimismo, ofrece la opción de publicitarse, aunque esto sólo está habilitado para Estados Unidos y Canadá.

Para los ‘freelance’

Según el estudio Intuit 2020 Report, publicado por Emergent Research e Intuit, en 1989 el colectivo freelance representaba un 6% de la mano de obra en Estados Unidos y prevé que en 2020 será del 43% en dicho país. En general, el aumento de los trabajadores independientes es una tendencia mundial. Por ello, han nacido plataformas que ponen en contacto a los freelance con potenciales clientes. Se dirigen a profesionales de una gran variedad de áreas, como diseño web, móvil, desarrollo de software, legal, traducción o arquitectura.

Freelancer. Nació en 2009 y es una de las plataformas de este tipo con más recorrido en el mercado. Aquí los freelances pueden acceder a dos fórmulas de trabajo. Por un lado, los pequeños negocios publican un proyecto y cada freelance le envía una propuesta. El negocio evalúa las distintas ofertas y elige con qué persona va a trabajar.

Otra opción son los concursos, es decir: los negocios acceden a las ideas de los diferentes freelance y paga sólo por la que más le ha gustado. Aquí los trabajadores tienen acceso a una gran cantidad de oportunidades, pero a la hora de elaborar sus presupuestos han de tener en cuenta que se les descontará el 10% del valor total del proyecto o concurso.

Upwork. En esta plataforma los clientes o los negocios publican un proyecto. A través de su propio algoritmo, Upwork analiza los perfiles de los freelances y envía recomendaciones a los negocios sobre los profesionales que pueden desempeñar mejor las funciones de dicho proyecto. Por su parte, los trabajadores pueden involucrase por completo a un proyecto o sólo por unas horas.

Para conseguir el máximo número de clientes posible, es necesario que el usuario haga propuestas personalizadas a las necesidades de cada proyecto. También debe tener en cuenta que la plataforma cobra entre un 5% y un 20% de la factura según la cuantía total del proyecto.

Para los más creativos

Si hay algo que prevalece en todas las redes sociales, son las fotografías. Aquellas personas que se dediquen a una actividad creativa están de enhorabuena porque pueden lucir sus proyectos a través de las imágenes e inspirarse en los proyectos de los demás en estas plataformas.

Behance. Se dirige a profesionales del mundo de la arquitectura, fotografía, moda, interfaz y experiencia de usuario y diseño gráfico, web e industrial. Aquí, los usuarios pueden crear un portfolio online de sus proyectos. La filosofía de esta red social se asemeja a la de LinkedIn, pero la imagen tiene mucha más importancia tal y como sucede en otros portales como Pinterest o Instagram.

Dribble. Es una plataforma para diseñadores gráficos e ilustradores y cualquiera se puede registrar, así como consultar los proyectos del resto de personas. Al principio, el usuario sólo tiene la posibilidad de subir sus trabajos de manera interna: se visualizarán en su perfil y en una página llamada “borrador”, y el resto de miembros puede ver sus diseños en esta página. Para que alguien pueda hacer públicos sus proyectos a todo el mundo, tiene que recibir la invitación de alguno de los miembros de la plataforma.

Domestika. Es un portal para profesionales creativos en español. En él, pueden publicar sus proyectos e interactuar con el resto de usuarios. A través de las distintas categorías como “más valorados”, “más comentados” o “más vistos”, las personas tienen la posibilidad de conocer los mejores trabajos. Además, también funciona como una plataforma de empleo y de educación, con cursos especializados en el mundo del diseño.

Estos portales también guardan similitudes con las plataformas más populares. Como en todas, la actividad del usuario es crucial. Al fin y al cabo, una red social en “blanco” es una red muerta. Compartir información de calidad, interactuar con los seguidores, dinamizar las conversaciones y usar contenido audiovisual siguen siendo la esencia. En definitiva, se trata de ser proactivo. Ése es el secreto para triunfar en estas y en todas las redes sociales.

Por Alba Casilda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás te guste

Robots ‘agricultores’ para transformar las tareas en los campos de cultivo

En un mundo en el que el sector agrícola parece el gran olvidado en cuanto al desarrollo tecnológico, Sébastien Boyer ha fundado FarmWise, una start-up llamada a revolucionar un ámbito esencial en nuestras vidas.

Ser útil, servicial y rápida: las características de las empresas del futuro

Las empresas tienen como misión adaptarse a los cambios sociales y a las nuevas formas en la que se comportan los consumidores.

¿Puedo estar tranquilo si compro por Internet?

Los sistemas de seguridad de compra online son cada vez más eficaces.…