¿Puedo estar tranquilo si compro por Internet?


Leerlo te llevará 2 minutos
Los sistemas de seguridad de compra online son cada vez más eficaces. Sin embargo, es esencial llevar a cabo un consumo responsable para evitar estafas

La compra a través de Internet se ha asentado en nuestra sociedad. Según el Estudio Anual eCommerce de IAB Spain, 7 de cada 10 usuarios compran online. A medida que el número de ventas crece, también lo hacen los comercios que ofrecen sus productos en la red. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia establece que el e-commerce mueve ya 8.525 millones de euros.

Sin embargo, con el crecimiento del comercio online, también aparecen nuevas páginas web falsas y, con ellas, fraudes y estafas. Para saber si una web es segura, tenemos que comprobar que cuenta con el protocolo de seguridad SSL, es decir, si cuando entramos en la página aparece la imagen de un candado en la barra de navegación y si la URL cambia de http:// a https://. Esa “s” es de segura. De esta manera, se encriptan contraseñas o números de tarjetas de crédito para protegerlos de los hackers.

Consejos para realizar una compra segura

Ten preparado tu ordenador. Antes de comprar online, comprueba que tienes un buen antivirus.

Revisa la web. Comprueba que sea legal de la manera que se ha explicado anteriormente. Investigar en la página y revisar los datos del vendedor en busca de elementos sospechosos puede evitar que seas víctima de un fraude. Desconfía de los productos que parecen demasiado buenos para ser reales.

Comprueba los sistemas de pago y elige el que más se ajuste a ti.

¿Cuál es el método de pago más seguro?

– Tarjeta de crédito. Es el método más utilizado por su sencillez. Introducimos los datos de nuestra tarjeta y se realiza la compra. Sin embargo, este modo de pago hace que estos estén más expuestos. Para evitar robos de información, los establecimientos deben utilizar un sistema de autenticación que pueda confirmar el cliente. Lo más normal suele ser el envío de un código a través de un mensaje a nuestro móvil.

– Tarjetas de prepago. Contamos con un depósito mínimo de dinero para comprar. De esta manera, disminuimos la cantidad que exponemos. Uno de los métodos más seguros para comprar online es la tarjeta virtual eCash de Banco Santander. Puedes cargarla de forma gratuita con el importe exacto de la compra que vayas a hacer. El importe mínimo son 6 euros y el máximo 1.650. La operación puede realizarse en cajeros y oficinas de Santander, por teléfono, en la web o a través de la app.

– Pasarelas de pago. Por ejemplo, PayPal, Google Wallet, Apple Pay… Es un método muy seguro, ya que no envían información de tu tarjeta al vendedor.

– Transferencias bancarias. Depositas el dinero en el número de cuenta del comercio. Es un sistema más lento y tu banco puede cobrarte comisiones.

– Pago contra-reembolso. Permite pagar el producto al transportista cuando te entrega el producto. No obstante, no suele ser un método muy extendido entre los comercios.

Todos estos métodos cuentan con sistemas de seguridad muy avanzados. Nuestras acciones pueden ayudar a que lo sean aún más. Comprueba que estás usando una red segura, no utilices dispositivos públicos para tus compras, cierra sesión después de hacerlas… El objetivo es alcanzar una compra online más segura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás te guste

Ser útil, servicial y rápida: las características de las empresas del futuro

Las empresas tienen como misión adaptarse a los cambios sociales y a las nuevas formas en la que se comportan los consumidores.

Historia de las redes sociales

Tienes curiosidad por saber cuál es la historia de las redes sociales.…

El futuro de las PYMES: La transformación digital

España es un país de pymes. La mayoría de las firmas que…