Desconexión digital fuera de tu puesto de trabajo: ¿es posible?

¿Cuántas veces has recibido llamadas de trabajo fuera de tu horario laboral? ¿y en vacaciones? El desarrollo tecnológico hace que sea más difícil desconectar cuando tenemos que hacerlo.
Leerlo te llevará 3 minutos
Los avances tecnológicos han hecho que vivamos en un mundo totalmente conectado. También en el trabajo lo estamos. Pero cuando descansamos… ¿lo hacemos conectados?

El móvil está cambiando la manera en la que trabajamos y en la que no lo hacemos. ¿Cuántas veces has tenido que responder varios mails fuera de tu horario laboral, mientras estás en el sofá? ¿O atender llamadas en vacaciones? Pues, por si no lo sabías, la desconexión digital es un derecho del trabajador.

Adecco ha hecho una encuesta para escenificar un hecho cada vez más usual. El 51,5% asegura que mira el correo de la empresa mientras está de vacaciones. De ellos, la mitad lo consulta una o dos veces al día y el 9,3% lo hace constantemente. Tan solo un 3,7% se conecta justo antes de incorporarse a su puesto para ponerse al día.

Además, el 60% de los trabajadores atienden llamadas de trabajo. Dentro de este porcentaje, más de un 20% contestó todas y el 38,8% solo las más importantes.

Derecho a la desconexión

El denominado derecho a la desconexión digital de trabajadores con el objetivo de que no tengan que prestar atención a temas laborales en momentos de descansos, permisos y vacaciones viene recogido en la nueva Ley Orgánica de Protección de Datos, aprobada en el Congreso de los Diputados en noviembre.

En concreto, el artículo recogido en la ley establece que “los trabajadores y los empleados públicos tendrán derecho a la desconexión digital a fin de garantizar, fuera del tiempo de trabajo legal o convencionalmente establecido, el respeto de su tiempo de descanso, permisos y vacaciones, así como de su intimidad personal o familiar“.

Además, la ley destaca que el empresario debe crear una política interna hacia los empleados para establecer tanto la manera en la que se ejerce este derecho, como acciones de formación y sensibilización sobre la utilización sensata de los instrumentos tecnológicos que prevenga la amenaza de fatiga informática.

Por otra parte, se detalla que la manera de ejercer este derecho será según lo decidido en la negociación colectiva, o entre empresa y representantes de los trabajadores, atenderá a “la naturaleza y objeto de la relación laboral” y “potenciará el derecho a la conciliación de la actividad laboral y la vida personal y familiar”.

Antes de ser aprobada, durante la ponencia de la nueva ley, el diputado socialista Artemi Rallo sostuvo: “Somos muy conscientes de que hay una realidad social en la que las relaciones personales, familiares, y la necesidad de conciliar vida laboral y familiar, están bastante afectadas por el uso del teléfono y dispositivos digitales que se hace derivado de las obligaciones laborales“.

El reconocimiento de este derecho se recogerá, además, junto con otros derechos digitales reconocidos en la nueva norma, en el propio Estatuto de los Trabajadores y el Estatuto Básico del Empleado Público.

Derecho a la intimidad en los dispositivos de trabajo

Dentro de tu puesto, la norma también reconoce el derecho a la intimidad en la utilización de móviles ordenadores de empresa y a la privacidad ante el uso de aparatos de videovigilancia geolocalización.

El empresario podrá acceder a estos dispositivos, pero con unos límites. Concretamente, solo para controlar que el trabajador cumple con las obligaciones laborales y garantizar la integridad de esos aparatos.

Si puedes dejarlo para mañana, hazlo

Aplicaciones como Whatsapp o tener el correo en el móvil, hace que este vibre constantemente fuera de tu horario laboral. Si es algo que puede solucionarse mañana¿por qué atender esos mensajes y llamadas? Uno de los principales motivos por los que no podemos desconectar es el sentimiento de culpabilidad por creer estar “desatendiendo” el trabajo.

Además, las llamadas de compañeros o jefes y la descoordinación con otros miembros de la organización no hacen ningún bien. Por ello, la complicidad de las empresas es esencial.

Que las compañías hagan posible que sus trabajadores desconecten, favorecerá su rendimiento y productividad. Solo el 28% de las empresas españolas asegura tener políticas de desconexión. La mayoría son las PYMES. Sin embargo, algunas de gran tamaño ya reconocen el derecho de sus empleados a estar desconectados. Por ejemplo, el Banco Santander.

Por lógico que parezca: tiempo libre es TIEMPO LIBRE 

La entidad presidida por Ana Botín ha ideado varias medidas para que sus trabajadores desconecten fuera del horario laboral. No tienen la obligación de contestar llamadas, mensajes ni emails una vez finalizada su jornada de trabajo.

Banco Santander quiere mejorar la calidad de vida para mejorar la laboral. Respetar el tiempo de vacaciones y de descanso es esencial para asegurar el bienestar e incrementar la productividad.

Nueva forma de trabajar

Hay que prestarle atención a muchos hábitos que las compañías españolas han ido creando y que dificultan la conciliación laboral. Reuniones muy largas o en horarios incómodos. Banco Santander apuesta más por el teletrabajo y abandona poco a poco esa tradición presencial. Con ello, buscan flexibilidad.

En definitiva, las medidas llevadas a cabo por la entidad quedan reflejadas en una nueva visión empresarial para fomentar el “derecho a la desconexión laboral”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás te guste

¿Cómo convertirte en piloto de drones?

El auge del sector de los drones ha supuesto una oportunidad para…

Influencers: El empleo que arrasa en el siglo XXI

Tienen grandes ejércitos de seguidores, un increíble poder de convocatoria y son…

Los nuevos empleos: el futuro del mercado laboral

La irrupción de nuevas tecnologías y la creciente robotización de la economía…