Un reloj capaz de predecir la migraña 

La empresa BrainGuard, del madrileño Josué Pagán, ha diseñado un wearable que permite a los pacientes saber si van a tener un ataque inminente de migraña.

Leerlo te llevará 3 minutos

La empresa BrainGuard, del madrileño Josué Pagán, ha diseñado un wearable que permite a los pacientes saber si van a tener un ataque inminente de migraña.   

Josué Pagán, un joven ingeniero informático y profesor de la Universidad Complutense de Madrid, es el principal rostro detrás de BrainGuard, una empresa de base tecnológica que ha desarrollado un wearable capaz de detectar, mediante la medición de una serie de variables, la migraña en una persona que padezca esta enfermedad. 

“La idea nace como un encargo del hospital de la Princesa de Madrid. Los doctores llegaron al equipo de ingenieros con una necesidad médica y poco a poco fue tomando forma de empresa hasta llegar al mercado”.  

“Potencialmente, el reloj sería capaz de cambiarle la vida a muchísimas personas”comenta Pagán sabiendo muy bien de lo que habla: la migraña es una enfermedad que afecta a un 15% de la población española. Además, en un gran número de casos, el dolor que produce es lo suficientemente fuerte como para hacer que la persona afectada no sea capaz de desenvolverse con normalidad durante el tiempo en que transcurre la cefalea.

Eso hace que la mayoría de investigadores y médicos que la tratan la tilden de “enfermedad social”, pues su aleatoriedad no afecta solo a los que la padecen directamente, sino también a las familias y amigos que les rodean.

“Si la persona que iba a recoger a los niños al colegio sufre una migraña, ese día será incapaz de hacerlo y tendrá que ser su pareja o un familiar el que se responsabilice de ello”, comenta Josué, que durante los últimos meses ha podido escuchar infinidad de ejemplos diferentes. “Llegamos a saber de un caso en que una madre no fue capaz de asistir a la boda de su hijo por un ataque de migraña”.   

Uno de los mayores problemas que conlleva la enfermedad es el de la sobremedicación. A fin de impedir que la misma afecte al paciente, actualmente se toman medicamentos de forma preventiva, muchos de los cuales podrían evitarse si supiéramos cuándo va a llegar el ataque de migraña. En relación a esta problemática, Pagán apostó desde el principio por una tecnología basada en la prevención. “La idea es que nuestro wearable sea precisamente capaz de eso, de prevenir el ataque en torno a media hora antes de que se produzca, y que de ese modo el paciente se medique o actúe como le haya recomendado su médico sólo en los casos pertinentes y no de forma aleatoria”. 

El joven madrileño ha utilizado las herramientas que BrainGuard le proporcionaba para construir su producto mínimo viable y así prototipar sus primeros relojes contra la migraña. Su funcionamiento, según comenta, resulta intuitivo y sencillo para el usuario. Monitorizamos variables biométricas como la temperatura, la sudoración o el ritmo cardíaco y avisamos al paciente o a la paciente antes de que pueda sufrir un ataque de migraña. Así puede actuar con los datos reales de lo que va a sucederle y no de forma improvisada.”   

Gracias a esta iniciativa, BrainGuard se coló la pasada edición entre los finalistas del programa Explorer para Jóvenes Emprendedores, el proyecto que organiza Banco Santander con la intención de promover y patrocinar el talento joven. “Ser finalista de Explorer ha sido una experiencia inolvidable, gracias a ello pude visitar Silicon Valley y algunas de las empresas tecnológicas más importantes del mundo, además de conocer de primera mano al resto de personas detrás de los proyectos finalistas, claro”.    

“Bajo el reloj colocamos los sensores. Tiene que estar pegado a la piel y en su pantalla te indica el riesgo de migraña en cada momento. La pulsera monitoriza sudoración, ritmo cardíaco y demás variables. Después, y aplicando técnicas de machine learning, avisa a la aplicación instalada en tu teléfono móvil para que queden todas ellas registradas”. 

Tal y como Pagán comenta, los dispositivos médicos de base tecnológica están ayudando a facilitar la vida de los pacientes de un gran número de enfermedades. “Ahora es la migraña, pero el mismo tipo de tecnología se está desarrollando en relación a la diabetes, por ejemplo”.

En ese sentido “vivimos una revolución que va en pro de mejorar la vida de las personas que sufren cualquiera de estas enfermedades”. El próximo reto, comentan los expertos, es aumentar la vida y reducir el tamaño de las baterías: tal vez sea ese el obstáculo que más frena a día de hoy el desarrollo de tecnologías como las diseñadas por empresas como BrainGuard, pero todo apunta a que en los próximos años viviremos un avance extraordinario en las tecnologías relacionadas con la prevención médica 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás te guste

Las tecnologías que cambiarán el mundo en la próxima década

Steve Hoffman, uno de los hombres más importantes de Silicon Valley, repasa la tecnología que revolucionará nuestra forma de vivir y actuar en los próximos diez años.

Huub: investigación y ciencia en los deportes de resistencia

HUUB surge como el instrumento más eficaz para satisfacer los deseos de los deportistas. Se trata de un sistema instalado en un neopreno que les hace sacar su máximo rendimiento

Un nuevo invento para mejorar la seguridad en el ciclismo

El aumento de las muertes de ciclistas en la carretera ha provocado que Marc Millet esté desarrollando un prototipo de casco con airbag que salvaría muchas vidas.