Tecnología personalizada para prevenir el alzhéimer

Con tan solo 21 años, Marina Plana ha creado ReMind, una app que ofrece actividades personalizadas para retardar los efectos negativos del Alzheimer.
Leerlo te llevará 3 minutos

Marina Plana, finalista del programa Explorer, ya trabaja para sacar al mercado ReMind, una app enfocada en ralentizar el proceso degenerativo de enfermedades relacionadas con la memoria


A sus escasos 21 años la española Marina Plana ha logrado crear ReMind, una app que mediante un software y haciendo uso de diferentes juegos y tablas personalizadas, retarda en sus usuarios los efectos degenerativos del alzhéimer. Su aplicación, que nació con la idea de ayudar al mayor número de enfermos posibles, nos ayuda a recordar que las nuevas tecnologías pueden jugar un papel fundamental a la hora de mejorar las condiciones de vida de los pacientes de este tipo. “La idea de ReMind es disminuir en la medida de lo posible los efectos degenerativos de una enfermedad que, por desgracia, aún no tiene cura”. En España, casi un millón y medio de personas padecen alzhéimer, una cifra que, según los últimos datos, aumentará en los próximos años.

Plana pasó su infancia viendo cómo su familia atendía y cuidaba de su abuela, que padeció alzhéimer durante años. Pese a la temprana edad de Marina, la joven era perfectamente consciente de que algo malo le ocurría a su abuela y quedó tremendamente impactada cuando vio que ésta no era siquiera capaz de reconocer a su propia familia. “Hacer algo por gente como mi abuela es una idea que tuve en mi mente toda la vida. Por eso, cuando conocí el proyecto Explorer sentí que era el momento de ponerme a ello”. Marina insiste así en mencionar que el programa de emprendimiento Explorer impulsado por Banco Santander fue un aliado extraordinario a la hora de desarrollar el prototipo de ReMind. Con su iniciativa y el apoyo del programa no sólo logró convertir la app en una realidad, sino que se postuló como una de las finalistas del mismo y tuvo la oportunidad de viajar a Silicon Valley junto a otros cincuenta emprendedores españoles para vivir una semana inmersa en el epicentro internacional de la innovación y la tecnología.

Pese a la ausencia de cura detectada para la enfermedad, y lejos de lo que se pueda pensar, la nuevas tecnologías están sirviendo para frenar en distintos casos los efectos dañinos y degenerativos del alzhéimer, que van desde los cambios de carácter hasta la pérdida de memoria, y aunque en ocasiones es tarde para frenar su avance, aplicaciones como ReMind podrían remar muy pronto en esta misma dirección.

Satisfecha por lo aprendido en Explorer, se refiere a sus días en San Francisco como una oportunidad inigualable. “Ir hasta Silicon Valley y disfrutar de esa experiencia te permite conocer a un montón de gente que tiene grandes ideas y eso te ayuda a abrir la mente y a conocer formas de hacer las cosas que tú no habías imaginado”.

La tablet que Plana comercializará con ReMind se enfoca fundamentalmente en la prevención de esta enfermedad y en el freno, en la medida de lo posible, de la primera de las tres fases del alzhéimer. “ReMind es recordar. Y es lo que hago con los pacientes a través de tres actividades de la app. Por un lado, ejercicios cognitivos, por otro, el seguimiento de una dieta equilibrada, y por último, ejercicio físico ligero adaptado”. Mediante una campaña de crowdfunding y con las ayudas obtenidas en el programa Explorer, planea lanzar al mercado de forma masiva la aplicación en la primera mitad de 2019.

El paciente, que tendrá que realizar de forma diaria las actividades personalizadas propuestas por la aplicación, se enfrentará a un repertorio concreto y ordenado de tablas, dietas y juegos. En esta gamificación se tiene muy en cuenta la participación de la familia del afectado. Sin duda, puede que esta sea la parte más humana y disruptiva del producto, ya que ReMind incluye una serie de actividades que tienen que ver con el reconocimiento facial y auditivo de sus parientes por imagen y por voz. “Es una experiencia bastante personalizada. Grabamos la voz de las personas más cercanas al paciente. También hacemos fotografías, por ejemplo, de los ojos de sus familiares. Las insertamos en la aplicación y dejamos que descubra y adivine a quién pertenece”.

De forma semanal, ReMind evalúa el progreso del paciente a través de un pequeño test basado en los ejercicios que se han ido efectuando de forma diaria. “Nos aseguramos de que el seguimiento permita al afectado y a su familia saber los avances que va haciendo. Hasta ahora, el feedback que hemos tenido ha sido muy positivo, así que estamos deseando mejorar la aplicación y seguir trabajando en ella. Crecer es lo fundamental, ayudar al mayor número de gente en el menor plazo posible”.

ReMind, nos recuerda Plana, no sólo se dirige a personas que padecen alzhéimer. También está orientada a personas que quieran estimular o reforzar su memoria y que estén decididas a trabajar en la prevención de enfermedades de este tipo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás te guste

Las tecnologías que cambiarán el mundo en la próxima década

Steve Hoffman, uno de los hombres más importantes de Silicon Valley, repasa la tecnología que revolucionará nuestra forma de vivir y actuar en los próximos diez años.

Huub: investigación y ciencia en los deportes de resistencia

HUUB surge como el instrumento más eficaz para satisfacer los deseos de los deportistas. Se trata de un sistema instalado en un neopreno que les hace sacar su máximo rendimiento

Un nuevo invento para mejorar la seguridad en el ciclismo

El aumento de las muertes de ciclistas en la carretera ha provocado que Marc Millet esté desarrollando un prototipo de casco con airbag que salvaría muchas vidas.