Prevenir el cáncer de mama con inteligencia artificial

La detección y prevención del cáncer de mama puede dar un paso definitivo gracias a la Inteligencia Artificial. Con 24 años, Adam Yala trabaja ya con tecnologías que pueden hacerlas posibles.

Leerlo te llevará 1 minutos

Adam Yala trabaja con tecnologías que pueden mejorar la detección del cáncer de mama gracias a la Inteligencia Artificial


Adam Yala es un jovencísimo estudiante en el Laboratorio de Computación Científica e Inteligencia Artificial del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT). Con apenas 24 años, ha logrado desarrollar un sistema para detectar y prevenir el cáncer de mama de manera eficiente, no invasiva y económica.

En un principio, Yala se centró en el machine learning (aprendizaje automático) con proyectos que le permitían realizar investigaciones sobre el procesamiento del lenguaje. Esto le llevó incluso a colaborar con el FBI. Más adelante, vio las posibilidades del procesamiento de imágenes y del aprendizaje automático en la medicina y en la prevención de enfermedades y comenzó a desarrollar herramientas médicas en colaboración con el Hospital General de Massachusetts (Estados Unidos).

De esta manera, surgió el proyecto en el que está trabajando actualmente. En un primer momento, el equipo en el que trabaja Yala se centró en unificar en una única base de datos el conocimiento disponible sobre esta patología. Gracias a técnicas de procesamiento de lenguaje, reunieron hasta 16.000 artículos científicos, que ahora pueden consultarse de manera más sencilla.

El siguiente paso del proyecto ha sido trabajar para mejorar la detección del cáncer y hacerla “más accesible y económica” a toda la población. Hasta ahora, el diagnóstico precoz en personas en riesgo se realizaba en base a factores como la edad, la procedencia y los antecedentes familiares. Según Yala, estos indicadores “son muy importantes, pero no se han modificado en 20 años”.

Su trabajo pasa por “hacerlos más específicos para las mujeres y abordar patrones que sean comunes”. Para ello, han creado un sistema de Inteligencia Artificial que se nutre de información de varios hospitales colaboradores. Han desarrollado una base de datos de patrones comunes que permite identificar un posible cáncer de mama. La labor de este sistema es servir de filtro antes de la intervención de un médico especialista. Para ello, identifica aquellas mamografías que detectan que una paciente puede sufrir un cáncer de mama.

A continuación, es el médico el que determina qué patología sufre la paciente y qué tipo de tratamiento es el más adecuado. Para Yala, que participó como ponente en EmTech Digital Latam 2018 organizado por MIT Technology Review en español, el siguiente paso es trabajar con estos mismos modelos de Inteligencia Artificial para diseñar fármacos personalizados. “De esa manera, podremos atacar a cada cáncer de forma diferente y efectiva y mejorar los tratamientos para cada persona”, concluye.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás te guste

Las tecnologías que cambiarán el mundo en la próxima década

Steve Hoffman, uno de los hombres más importantes de Silicon Valley, repasa la tecnología que revolucionará nuestra forma de vivir y actuar en los próximos diez años.

Huub: investigación y ciencia en los deportes de resistencia

HUUB surge como el instrumento más eficaz para satisfacer los deseos de los deportistas. Se trata de un sistema instalado en un neopreno que les hace sacar su máximo rendimiento

Un nuevo invento para mejorar la seguridad en el ciclismo

El aumento de las muertes de ciclistas en la carretera ha provocado que Marc Millet esté desarrollando un prototipo de casco con airbag que salvaría muchas vidas.