Las tecnologías que cambiarán el mundo en la próxima década

Steve Hoffman, uno de los hombres más importantes de Silicon Valley, repasa la tecnología que revolucionará nuestra forma de vivir y actuar en los próximos diez años.

Leerlo te llevará 3 minutos

Steve Hoffman, uno de los más respetados inversores y emprendedores del mundo, desvela desde su cuartel en Silicon Valley cuáles serán las tecnologías que nos harán cambiar de paradigma


El Capitán Hoff, como se hace llamar a sí mismo, es un inversor, emprendedor y conferenciante único en el mundo. Como fundador y CEO de Founders Space, una de las mayores incubadoras y aceleradoras de start-ups del mundo, este californiano personifica mejor que nadie la filosofía de Silicon Valley.

De hecho, la meca internacional de la innovación es el hábitat natural del Capitán y, antes incluso de que comience la entrevista, ya está anticipando los temas sobre los que supone tratará la misma: las tecnologías disruptivas que, a su juicio, marcarán el futuro de la innovación a nivel internacional. “Vamos a hablar de genética, de inteligencia artificial… Pregunta lo que quieras. Esta ciudad es un constante intercambio de ideas, y de proyectos innovadores. Es fascinante”.

Hoffman sabe bien que los casos de éxito le avalan como una de las voces más lúcidas del ecosistema de Silicon Valley. Por ello, siempre armado con una camisa holgada de cuadros, una sonrisa extravagante y un micrófono, el Capitán Hoff apacigua las ovaciones de los más jóvenes para poner como ejemplos de negocio a algunas de las casi cincuenta empresas que él mismo ayudó a formar en la última década, entre ellas, Instagram, Change.org o Foursquare. Pero prefiere ir más allá: “Si tuviese que mencionar los tres ejes que determinarán el futuro de la innovación en los próximos diez años, lo tendría bastante claro: Inteligencia Artificial, edición genética mediante CRISPR/Cas9 e interfaces de computación cerebral

La Inteligencia Artificial lo está cambiando todo, y acaba de llegar”, comenta Hoffman, que parece dispuesto a desgranar en pocas líneas cada una estas tecnologías. “Hemos perfeccionado los niveles de recogida de datos, el llamado Big Data, y, a partir de ahí, sólo queda esperar el avance en la robótica, que será capaz de aprender por sí misma, y también en la conectividad que nos espera. Todo ello va a suponer un cambio enorme. Comenta, además, que la sociedad deberá prepararse a tiempo para este cambio de paradigma, pues la mayor parte de los empleos que conocemos hoy en día cambiarán o desaparecerán por completo en los próximos años.  

La tecnología CRISPR/Cas9, segundo eje en el que pone el foco el Capitán, es una reciente herramienta molecular –no exenta de polémica- utilizada para modificar, editar o corregir el genoma de cualquier célula. Eso incluye, claro está, a las células que componen el cuerpo humano. Tal y como advierte Hoffman, esa capacidad única de copiar, borrar o corregir cualquier parte de nuestro código genético brinda unas posibilidades apabullantes. “La oportunidad ya existe. La gente lo está haciendo en sus casas. Se está inyectando el genoma de cualquier célula, por sólo 99 dólares, y es una tecnología altamente precisa. Uno puede modificar su capacidad muscular e incluso crear nuevas especies. El futuro con esa tecnología es casi inimaginable”.

Por último, y tras haber mostrado su fascinación por las posibilidades de la edición genética, hace mención a los dispositivos cerebrales que ya están desarrollando varias empresas de todo el mundo y que, en un futuro cercano, nos permitirán controlar nuestro entorno “con sólo pensar en ello”. “No necesitaremos un smartphone. Con sólo pensar en apagar la luz, la apagaremos. Con pensar en a quién queremos llamar, le llamaremos. Apagaremos la tele, abriremos la nevera o arrancaremos el coche, sólo con pensar en ello”. 

Precisamente sobre eso, sobre las peculiaridades del futuro que nos espera, se dedica a hablar Hoffman. Hace apenas un mes, era un grupo de emprendedores españoles enviados por Banco Santander a través del programa Explorer el que abarrotaba el sótano de su particular “garaje de las ideas”, un edificio industrial y diáfano a las afueras de San Francisco.

Sin embargo, a lo largo de los últimos años han sido cientos –miles- los jóvenes que han pasado por su cuartel general para oírle hablar, para compartir ideas o para buscar la forma de financiar sus proyectos. “No es que los californianos seamos excepcionales, créeme, soy californiano”, comenta entre risas, “lo que pasa es que tenemos la suerte de recibir a los mejores del mundo. A Founders Space viene gente de Canadá, de España, de China, de Noruega. Y creo que es genial que vengan, se empapen de la filosofía de Silicon Valley y luego, o bien se queden, o bien regresen a sus países con todas esas ideas”. 

Hoffman, consciente de las reticencias que muchas personas tienen ante la posibilidad de que nuestro mundo cambie de forma disruptiva, señala las opciones en materia social que esto nos ofrece al mismo tiempo. “Las nuevas tecnologías tienen que servirnos para progresar como colectivo. Para disminuir la pobreza, para luchar contra el cambio climático… Creo que aún podemos mejorar muchas cosas mediante la creatividad y la innovación de los emprendedores”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás te guste

Huub: investigación y ciencia en los deportes de resistencia

HUUB surge como el instrumento más eficaz para satisfacer los deseos de los deportistas. Se trata de un sistema instalado en un neopreno que les hace sacar su máximo rendimiento

Un nuevo invento para mejorar la seguridad en el ciclismo

El aumento de las muertes de ciclistas en la carretera ha provocado que Marc Millet esté desarrollando un prototipo de casco con airbag que salvaría muchas vidas.

Identificación instantánea para casos de emergencia

Emerid System ha logrado desarrollar un sistema que, mediante tecnología NFC, proporciona al instante toda la información personal, médica y de contacto de un usuario en caso de emergencia.