Internet de las cosas para mejorar la productividad de la industria

El éxito de una empresa y su proyección a futuro está directamente ligada con el impacto en las vidas de los clientes.

Leerlo te llevará 2 minutos

La start-up de Internet de las cosas ThingTech, cofundada por el ingeniero Tim Quinn, es una solución inteligente que ayuda a grandes empresas a rastrear, administrar y hacer mantenimiento de maquinaria y trabajadores en tiempo real.

Un asalto a un camión cargado de productos farmacéuticos en una carretera secundaria, una avería inesperada en una grúa o un fallo en una infraestructura de energía que abastece a un área metropolitana. Son incidencias que suponen un elevado coste a las empresas, provocan incumplimientos con los clientes y tienen un impacto en la ciudadanía.  Y todas ellas podrían haberse evitado gracias al internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés) e internet industrial de las cosas (IIoT).

Estas tecnologías son la base de la start-up estadounidense ThingTech, que también recurre a otros avances como la computación en la nube, el análisis de datos procesables y los servicios integrados de gestión de procesos. Esta empresa funciona como un proveedor de soluciones para contribuir a la digitalización de la industria. Tim Quinn, CEO y cofundador de la compañía junto con su socio y presidente, Brian Corcoran, resume su proyecto como una conexión a tres bandas “de activos, fuerza laboral y clientes”.

“ThingTech es una plataforma interna de inteligencia de procesos conectada a través de IoT e IIoT”, explica Quinn. Con sede en Atlanta (Georgia, EE.UU.), ofrece soluciones personalizadas a la industria pesada, la construcción y el transporte. En definitiva, grandes compañías con maquinaria costosa en la que se instalan sensores, ya se trate de un motor, de una pieza de construcción o un vehículo de carga pesada. “Les ayudamos a mejorar su eficiencia, a utilizar esos activos de la manera más eficaz para mejorar sus ingresos, conectándose tanto con los trabajadores como con los clientes”, añade.

De acuerdo con la previsión de la consultora tecnológica Gartner, se espera que en 2020 haya un total de 20 billones de elementos interconectados en el mundo, y uno de los retos es convertir los datos recogidos gracias al IoT en información que permita tomar decisiones. Según Quinn, los sensores de ThingTech recolectan información sobre el entorno de la maquinaria que se rastrea y crea diagnósticos sobre el estado del motor, de manera que esta información se procesa y se visualiza en tiempo real para poder actuar a tiempo “y advertirle al trabajador: ‘Oye, tienes que arreglar esta pieza en el equipo'”.

Quinn, que acumula dos décadas de experiencia en el campo de tecnologías geoespaciales para el seguimiento de flotas y activos, asistió a la pasada edición de EmTech Europe 2018 celebrada en Toulouse (Francia) y organizada por MIT Technology Review en español. Para este ingeniero, el éxito de una empresa y su proyección a futuro está directamente ligada con “el impacto en las vidas de los clientes“. Y prevenir y evitar robos en logística farmacéutica, averías en construcción o fallos de suministro eléctrico tiene una innegable repercusión en la cotidianidad de empresas y ciudadanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás te guste

Las tecnologías que cambiarán el mundo en la próxima década

Steve Hoffman, uno de los hombres más importantes de Silicon Valley, repasa la tecnología que revolucionará nuestra forma de vivir y actuar en los próximos diez años.

Huub: investigación y ciencia en los deportes de resistencia

HUUB surge como el instrumento más eficaz para satisfacer los deseos de los deportistas. Se trata de un sistema instalado en un neopreno que les hace sacar su máximo rendimiento

Un nuevo invento para mejorar la seguridad en el ciclismo

El aumento de las muertes de ciclistas en la carretera ha provocado que Marc Millet esté desarrollando un prototipo de casco con airbag que salvaría muchas vidas.