Eventos deportivos más personalizados gracias a la tecnología

Fútbol, tenis, baloncesto y polo son algunos de los deportes que ya utilizan la tecnología para sorprender a su espectador.

Leerlo te llevará 5 minutos

Las competiciones deportivas necesitan reinventarse para ofrecer servicios más personalizados y atractivos a los aficionados. Fútbol, tenis, baloncesto y polo son algunos de los deportes que ya utilizan la tecnología para sorprender a su espectador.

Foto: La tecnología está muy presente en nuestro día a día, también cuando acudimos a eventos deportivos. Crédito: Pexels.

Hace tiempo que las empresas se dieron cuenta de la importancia de conocer mejor a sus clientes. Especialmente ahora, en plena revolución digital, nos hemos vuelto más exigentes y demandamos servicios cada vez más personalizados. Para conseguir satisfacer a los usuarios, las compañías apuestan por la tecnología, como el aprendizaje automático y la explotación de datos, para ofrecer nuevos y mejores productos.

Aunque puede que aún no nos hayamos dado cuenta, uno de los sectores que está apostando por esta tendencia es el deportivo. Torneos de tenis, eventos de polo, partidos de fútbol e, incluso, instalaciones deportivas como gimnasios, quieren que estas experiencias sean mucho más enriquecedoras para el aficionado y el deportista.

Mucho más que un partido de fútbol

El fútbol es el deporte rey y, después de tantos años de liderazgo, necesita reinventarse para sorprender a sus espectadores. El científico de datos de LaLiga Santander, Víctor Suárez, durante su intervención en el pasado Chief Data Day, transmitía la opinión del presidente de LaLiga, Javier Tebas: “Hoy en día no es suficiente con un partido de 90 minutos; no creceremos si no desarrollamos una estrategia digital robusta”.

Para ser una empresa líder en entretenimiento a nivel mundial y local, LaLiga, patrocinada por Banco Santander, apuesta por diferentes canales: redes sociales, aplicaciones móviles, web y televisión. “Estos servicios generan datos que a su vez nos dan información sobre patrones de consumo de los fans. Usando inteligencia artificial, podemos personalizar contenidos y optimizar los precios”, ha explicado Suárez durante el evento. Por ejemplo, gracias a las analíticas de Twitter, se puede saber qué red social de qué equipo se quiere impactar para llegar al público que más interese.

También tienen en marcha un proyecto para implementar un bot conversacional que interactúe con el aficionado. Suárez lo ilustraba con un deseo: “Queremos que cuando un espectador disfrute de un partido no solo vea jugadores y equipos, sino todo el trabajo que hay detrás para mejorar la experiencia del cliente”.

‘Chatbots’ que guían la experiencia deportiva

Hablando de bots conversacionales, ya son varios los eventos deportivos que apuestan por ellos para mejorar de forma global la experiencia de los asistentes. El director de desarrollo de negocio en Oracle, Roberto Espinosa, dice que “la competencia ya no consiste solo en traer a los mejores jugadores y hacer el mejor evento, sino en que sea también el más innovador para diferenciarse de los demás”.

En este sentido, los asistentes conversacionales o chatbots “tienen un componente innovador intrínseco”, que no solo facilita y acerca la interacción con el usuario: también ahorra costes. Detrás de ellos hay big data, aprendizaje automático y analítica predictiva, además de la capa de aprendizaje inteligente del lenguaje natural que permite mantener la conversación con el espectador.

Foto: En el último torneo de polo Heineken Urban Polo utilizaron un bot conversacional para mejorar la experiencia del espectador. Crédito: Heineken Urban Polo + Oracle.

Esto es lo que desarrollaron para el pasado torneo Heineken Urban Polo en Sidney (Australia), gracias al software Intelligent Bots. Se creó un asistente digital basado en inteligencia artificial al que se podía acceder a través de Facebook Messenger o un chat en la web.

“El bot facilitaba información sobre el evento: cuándo son los partidos, los resultados, quiénes son los jugadores, dónde tomarse una cerveza o dónde están las salidas del recinto y el aparcamiento”,

explica Espinosa. Para el experto, es vital que estas sugerencias y consejos se personalicen y no sean genéricos.

¿A qué hora juega Rafa?

En 2018, en el evento de tenis Mutua Madrid Open (España) también decidieron probar con los bots de Oracle. El responsable de marketing del torneo, Javier García, pensó que sería una buena idea para simplificar el proceso de compra y hacerlo más rápido y directo. Cuando empezó a investigar sobre su utilidad, vio que podían hacer mucho más. Así idearon MatchBot, un asistente integrado en la web, en la app y en las redes sociales del evento.

“Con MatchBot podemos planificar cómo venir a la Caja Mágica, cuáles son los accesos, el transporte público y el parking, los horarios o los procesos de seguridad. Conseguimos dar al cliente información precisa para cada momento sin necesidad de estar buceando en la web”, detalla García.

Foto: MatchBot te ayuda a encontrar los accesos al recinto, conocer los horarios de los partidos y cualquier otra duda al instante. Crédito: Mutua Madrid Open.

Pero no es tan fácil hablar con un robot: hay que educar a la máquina para que pueda entender cómo se expresa cada espectador. “Cuándo quieres saber a qué hora juega Rafa Nadal, muchos decimos simplemente Rafa o Nadal. El chatbot tiene que aprender, gracias a la inteligencia artificial, todas las posibilidades para resolver cada conversación”, explica García. Anglicismos, tecnicismos, argot en castellano e inglés, son algunos de los tipos de vocabulario que tuvieron que incluir. Ahora trabajan para mejorarlo e integrar más funcionalidades para la siguiente edición del torneo.

Espinosa lo tiene claro: “Los chatbots nos dan la posibilidad de estar en el bolsillo de nuestro cliente. Se pueden aplicar en cualquier evento, como en unos Juegos Olímpicos. Han venido para quedarse”.

Publicidad y servicios personalizados

La explotación de los datos también puede ayudar a las empresas deportivas a conocer mejor a sus clientes para adecuarse a ellos. Es lo que hacen en la National Basketball Association (NBA) en Estados Unidos. “Utilizan big data para optimizar la venta de entradas y el consumo. En función de las analíticas, deciden los días en que hay partidos, las horas a las que tienen lugar y la experiencia del usuario dentro del estadio”, explica el fundador de Driblab y codirector académico del Máster en Big Data Deportivo de Big Data International Campus y la Universidad Católica de Murcia, Salvador Carmona.

También se hace con el entretenimiento dentro de la pista: “Estudian el comportamiento de los aficionados para saber qué funciona más, qué invita al consumidor a estar más tiempo en la cancha, a consumir más productos y comprarse unas palomitas o una camiseta”, indica Carmona. Con esta información pueden mejorar los servicios ofrecidos.

Foto: La NBA estudia el comportamiento de los aficionados para mejorar y adaptar los servicios que ofrece. Crédito: PxHere.

Cuando tú eres el deportista

Además de asistir a eventos deportivos, también hay iniciativas tecnológicas para personalizar la experiencia cuando es uno mismo quien practica deporte. Es lo que están implementando, por ejemplo, en la cadena de gimnasios Dreamfit. Su Chief Data Officer, Gabriel Benítez, recalca lo importante que es conocer los patrones de comportamiento de los clientes para ayudarles a no abandonar cuando pierden la motivación.

“Hemos desarrollado un modelo predictivo para tomar acciones con los clientes en riesgo de baja. Podemos ofrecerles descuentos, que puedan acceder a los entrenamientos personales o indicarles a qué clases pueden ir para recuperar las ganas”, explica Benítez. El algoritmo puede recomendar zumba, yoga o crossfit según los gustos personales del deportista.

También trabajan en una app que dé sucesivamente feedback y recomendaciones sobre el entrenamiento; algo así como un entrenador personal digital. Pero no es el fin de los profesionales humanos: “El entrenador tiene que corregirte y ayudarte a hacer bien las posturas, pero sí es un reemplazo a las tablas mensuales impersonales”. Ya sea en el estadio, viendo un partido desde el sofá de casa o en el gimnasio, la tecnología ya forma parte del deporte para procurar una experiencia única.

Por Patricia Ruiz Guevara

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás te guste

Las tecnologías que cambiarán el mundo en la próxima década

Steve Hoffman, uno de los hombres más importantes de Silicon Valley, repasa la tecnología que revolucionará nuestra forma de vivir y actuar en los próximos diez años.

Huub: investigación y ciencia en los deportes de resistencia

HUUB surge como el instrumento más eficaz para satisfacer los deseos de los deportistas. Se trata de un sistema instalado en un neopreno que les hace sacar su máximo rendimiento

Un nuevo invento para mejorar la seguridad en el ciclismo

El aumento de las muertes de ciclistas en la carretera ha provocado que Marc Millet esté desarrollando un prototipo de casco con airbag que salvaría muchas vidas.