La marca Santander, entre las más valoradas del mundo

Banco Santander y Zara han vuelto a colocarse como las dos únicas marcas españolas presentes en el ranking Best Global Brands.

Leerlo te llevará 3 minutos

Si a cualquiera nos preguntasen qué es una marca, probablemente lo primero que se nos vendría a la cabeza sería una sucesión de logos de fama mundial que seríamos capaces de identificar en menos de un par de segundos. Este es uno de los factores que se destacan en el Best Global Brands, un prestigioso ranking elaborado por la consultora estratégica de marca Interbrand, en el que Banco Santander y Zara aparecen como las dos únicas marcas españolas entre las 100 más valoradas del mundo.


Están por todas partes. Allá donde miremos o escuchemos, nos encontramos una. Por la calle, en la radio, la televisión, internet o en nuestras redes sociales. Las marcas se han convertido en un elemento más de nuestra vida. Incluso, podría decirse que nos sentimos identificados con ellas, o más bien, con los valores y compromisos que transmiten. Porque el prestigio de una marca no solo está en los productos que ofrece, sino en los valores intangibles con los que la asocian los consumidores. Es más, los expertos señalan que una marca se valora teniendo en cuenta el reconocimiento y la consideración que tiene, es decir, su posición de liderazgo y el grado de satisfacción que proporciona.

El mundo avanza, las marcas también

Existen multitud de estudios, tanto nacionales como internacionales, que intentan dar pistas a las empresas sobre cuáles son las características de marca más valoradas por los consumidores o qué hace que unas marcas funcionen y otras queden relegadas al olvido. Aquí, como en casi todo, no existen las claves exactas, aunque tampoco nada es casual. Aunque si en algo coinciden todos estos índices es en destacar que ya no solo la calidad o el precio de los productos son los factores que más pesan en la reputación de las marcas.

Hoy, aspectos intangibles con un punto emocional, como la coherencia, la transparencia, la confianza, la honestidad, la ética, la responsabilidad social, la diversidad, la sostenibilidad o la contribución a la economía general se han situado por delante en la carrera por ganar la confianza de los consumidores.

Un cambio en las preferencias y necesidades de los consumidores que se ha ido produciendo a lo largo de los años, que el famoso Best Global Brands ha ido reflejando a lo largo de sus veinte años de existencia. De esta forma, si tradicionalmente los primeros puestos los ocupaban empresas de consumo, como Coca-Cola o McDonald’s, en los últimos años las tecnológicas y las empresas de servicio, como Apple, Google o Amazon, han ido escalando posiciones, hasta situarse en los tres primeros puestos del pódium. Como novedad de este año, Uber ha entrado por primera vez en este ranking, situándose en el puesto 87 de la lista, con una valor de 5.714 millones de dólares.

Únicas marcas españolas

Banco Santander y Zara han vuelto a colocarse como las dos únicas marcas españolas presentes en este ranking, con una valoración de 8.521 y 17.175 millones de dólares, respectivamente. La marca liderada por Amancio Ortega ha descendido este año un 3%, hasta situarse en el puesto 29; mientras que la capitaneada por Ana Botín ha escalado puestos en el ranking hasta el 67, con un incremento de su valor de un 13% durante el último año.

Además, la marca Santander se mantiene como la enseña financiera con mayor valor de la eurozona.

Compromiso, relevancia y consistencia han sido los tres factores que más han destacado de Banco Santander los responsables de la elaboración del Best Global Brands 2019. Y es que, tal y como explica Nancy Villanueva, la directora general de Interbrand Madrid, “ambas marcas han afrontado a tiempo los grandes retos que plantea el futuro y que tienen que ver con la digitalización, la sostenibilidad, el compromiso social y la posición céntrica de todos los públicos de interés (consumidores, empleados o accionistas) en la estrategia de sus marcas”.

A lo largo de su historia, las marcas han ido evolucionando dejando atrás una función meramente identificadora para terminar convirtiéndose en un valor en sí mismo, repleto de información, connotaciones y significados que ayudan a las empresas a dar a conocer sus valores y compromisos.

De acuerdo con esta filosofía, Banco Santander renovó el año pasado su imagen de marca, como colofón a un proceso de transformación digital para mejorar la experiencia de sus clientes, que comenzó en el año 2015. En este sentido, la presidenta del Grupo, Ana Botín, destaca que “la marca Santander es una de las grandes fortalezas de nuestro banco, reconocida internacionalmente por la confianza y la credibilidad que transmite, por lo que debe evolucionar para acompañar nuestra transformación, hacerla más visible y transmitir mejor nuestra cultura”.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás te guste

¿Existe el lugar ideal para trabajar?

La revista Fortune ha situado a Banco Santander entre las 25 mejores empresas para trabajar del mundo.

En busca del mejor lugar para trabajar

La revista Fortune ha situado a Banco Santander entre las 25 mejores empresas para trabajar del mundo gracias a sus políticas conciliadoras e inclusivas.

Trabajar ya no es sinónimo de estar en una oficina

Las empresas han comenzado a establecer nuevos marcos laborales basados en la flexibilidad en consonancia con las nuevas demandas de los trabajadores más jóvenes.