La colaboración marca el futuro de la inteligencia artificial

Facebook ya inició esta filosofía abriendo su plataforma para que desarrolladores externos pudieran crear aplicaciones específicas.

Leerlo te llevará 2 minutos

Joseph Spisak es mánager del grupo de inteligencia artificial de Facebook que desarrolla sus proyectos con la filosofía de ‘open source’, aquella que defiende compartir datos y código como método de colaboración entre desarrolladores.

El concepto de open source, la filosofía que defiende compartir datos y código entre desarrolladores, ha sido una constante en la comunidad tecnológica desde hace muchos años. Sin embargo, las grandes empresas, preocupadas por las patentes y por adelantarse a la competencia, miraban con recelo este tipo de cooperación. A pesar de ello, en los últimos años, han empezado a asumir este tipo de dinámicas para impulsar la creatividad de sus equipos y ampliar su aprendizaje con los conocimientos que aporta la colaboración masiva.

Facebook ya inició esta filosofía abriendo su plataforma para que desarrolladores externos pudieran crear aplicaciones específicas y se nutrieran de los recursos de la compañía de Zuckerberg al tiempo que esta podía ofrecer nuevos servicios y aprendía de su diseño.

Esta es la misma filosofía que siguen en Facebook IA Research con su plataforma PyTorch, que ofrece un interfaz único para investigar sobre inteligencia artificial, trabajar con el aprendizaje automático y crear nuevos productos y servicios. Joseph Spisak trabaja como mánager en este equipo y trae consigo esta metodología desde sus tiempos de desarrollador de chips especializado en vídeo y tecnología móvil: “Hace siete años empecé a interesarme por el deep learning y el machine learning gracias a grupos de open source“.

De aquella etapa, Spisak mantiene la conciencia por la importancia de la colaboración: “En el campo de la inteligencia artificial no puedes ser el líder si no estás abierto a colaborar“. De hecho, la colaboración ha pasado de ser únicamente entre desarrolladores a estar abierta a otras empresas como Amazon, Google y Microsoft ya que, según Spisak, “cuanto más software y hardware sea compatible con PyTorch, más fácil será para los desarrolladores de inteligencia artificial construir, entrenar e impulsar el estado del arte de los modelos de aprendizaje profundo”.

Las últimas mejoras de la plataforma pasan por crear una interfaz más sencilla de utilizar que aglutina toda la información en un mismo canal y la hace accesible a personas menos especializadas. De ahí, que Facebook se haya aliado con plataformas de cursos online para que utilicen su plataforma como base de sus enseñanzas. Hasta la universidad de UC Berkeley (California, EE. UU.) ha utilizado esta plataforma para trabajar con algoritmos de identificación automática de imágenes.

Uno de los logros de PyTorch ha sido el desarrollo de mejoras en la traducción automática. Por ejemplo, en mayo de 2018 el desarrollo en PyTorch había permitido a Facebook realizar 6.000 millones de traducciones de texto al día. Una pequeña muestra de lo que la colaboración entre desarrolladores, empresas e instituciones educativas puede hacer para impulsar la inteligencia artificial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás te guste

Robots con conciencias humanas para engañar a la muerte

Bina 48 es un prototipo de robot desarrollado con inteligencia artificial a partir del carácter de una persona real y se comporta de manera similar a como lo haría ella

Los principales retos de la Inteligencia Artificial

La Inteligencia Artificial ha llegado a la sociedad para quedarse. Su continuo desarrollo va a provocar una auténtica revolución en la forma en la que interactuamos entre nosotros y con las máquinas, que cobrarán cada vez más protagonismo.

7 tendencias tecnológicas que pisarán fuerte este 2019

El mercado se encuentra en un punto de inflexión donde las estrategias digitales adecuadas se convierten en el diferenciador y en una fuente de ventajas competitivas para las organizaciones.