Cómo protegerse de los riesgos de la Inteligencia Artificial

Leerlo te llevará 6 minutos

La Inteligencia Artificial (IA) ya se ha colado en nuestros hogares. Muchos de los dispositivos que usamos a diario utilizan sus ventajas. Sin embargo, más allá de hacernos la vida más fácil, la IA puede conllevar algunos riesgos y es aquí donde la ciberseguridad cobra un papel relevante.


¿Qué es la Inteligencia Artificial (IA)?

La inteligencia artificial (IA) hace posible que las máquinas aprendan de la experiencia, se adapten a nuevos insumos y realicen tareas similares a las humanas. La mayoría de los ejemplos de IA de los que se habla hoy en día desde ordenadores que juegan al ajedrez hasta coches que se conducen por cuenta propia dependen en gran medida del aprendizaje profundo y del procesamiento del lenguaje natural.

Usando estas tecnologías, las computadoras pueden ser entrenadas para realizar tareas específicas procesando grandes cantidades de datos y reconociendo patrones en los datos.

Historia de la Inteligencia Artificial

El término inteligencia artificial fue acuñado en 1956, pero la IA se ha vuelto más popular hoy en día gracias al aumento de los volúmenes de datos, los algoritmos avanzados y las mejoras en la potencia de cálculo y el almacenamiento.

Las primeras investigaciones de la IA en la década de 1950 exploraron temas como la resolución de problemas y los métodos simbólicos. En la década de 1960, el Departamento de Defensa de los Estados Unidos se interesó en este tipo de trabajo y comenzó a entrenar computadoras para imitar el razonamiento humano básico.

Por ejemplo, la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de la Defensa (DARPA, por sus siglas en inglés) completó proyectos de mapeo urbano en la década de 1970. Y DARPA produjo asistentes personales inteligentes en 2003, mucho antes de que Siri, Alexa o Cortana fueran nombres conocidos.

Este primer trabajo allanó el camino para la automatización y el razonamiento formal que vemos hoy en día en los ordenadores, incluidos los sistemas de apoyo a la toma de decisiones y los sistemas de búsqueda inteligente que se pueden diseñar para complementar y aumentar las capacidades humanas.

Mientras que las películas de Hollywood y las novelas de ciencia ficción describen la IA como robots similares a los humanos que se apoderan del mundo, la evolución actual de las tecnologías de IA no es tan aterradora – o tan inteligente. En cambio, la IA ha evolucionado para proporcionar muchos beneficios específicos en cada industria. 

Enciendes la televisión y te aparecen recomendaciones sobre películas y series. Quieres buscar información sobre un tema concreto y el buscador de Google predice tu búsqueda. Necesitas hacer una consulta a tu compañía telefónica y un operador te dirige al departamento adecuado tras escuchar tu voz. La Inteligencia Artificial (IA) está detrás de todos estos procesos.

¿Cuáles son los riesgos de la inteligencia artificial (IA)?

Un informe reciente, firmado por 26 expertos en Inteligencia Artificial procedentes de instituciones como las Universidades de Cambridge y de Oxford, así como de think tanks y fundaciones que centran su investigación en la IA aseguran que en esta tecnología  los riesgos tendrán consecuencias negativas por dos motivos.

En primer lugar, destaca la falta de conocimiento general acerca de este campo tecnológico y la vaga regulación que existe al respecto. En segundo lugar, el informe señala que existe una reticencia general en obtener más conocimiento sobre el funcionamiento, los riesgos y también las ventajas de la IA y esto puede conducir a una legislación prematura.

Los expertos en IA han elaborado cuatro recomendaciones generales para la sociedad. Entre ellas, la colaboración entre legisladores y desarrolladores web, así como centrar la investigación en IA en el doble uso de la tecnología: las ventajas y los riesgos. Pero

¿Qué puedes hacer tú como usuario para protegerte de los riesgos de la inteligencia artificial?

Para empezar: informarte. Conocer las funcionalidades y los riesgos de la IA te resolverá muchas dudas sobre tu seguridad. Elige medios especializados y recurre a fuentes fiables. Sobre los avances tecnológicos se especula mucho y es preciso elegir bien la información.

La inteligencia artificial ya permite a las empresas conocer los gustos del consumidor con antelación. Un ejemplo es el asistente virtual de Amazon, Alexa, capaz de ofrecer recomendaciones al usuario basadas en sus patrones de consumo.

El buscador de Google, capaz de predecir lo que vamos a escribir, es otro ejemplo. Sin embargo, también existen usos ilícitos de estas herramientas y debemos conocer cuáles son para estar prevenidos. Además, existen múltiples herramientas para garantizar que, pese a estar conectados las 24 horas del día, seamos dueños de nuestra información.

Correo electrónico

“Regístrese en nuestra newsletter para finalizar su pedido”. ¿Cuántas veces has leído algo parecido al intentar comprar por Internet? La mayoría de tiendas online utilizan este tipo de formularios para recopilar los datos de sus clientes y en ocasiones, personalizar su experiencia de usuario para próximas compras.

10minutemail.com  

Si no te interesa rellenar tus datos y sólo necesitas una dirección de correo electrónico con la que poder finalizar un pedido, tu herramienta es 10minutemail.com. En esta dirección, puedes crear una dirección para registrarte en páginas web en las que no quieres que guarden tus datos. Después de 10 minutos, o 20, la dirección deja de existir.

Conexión a internet

Recordar redes Wi-Fi en tus dispositivos es algo muy cómodo, ya que te olvidas de estar introduciendo la contraseña cada vez que te quieres conectar en casa o en el trabajo. Sin embargo, esta comodidad se puede convertir en una vulnerabilidad.

En este sentido es recomendable que de vez en cuando borres las redes almacenadas en tu smartphone, tablet o portátil y te vuelvas a conectar a ellas de nuevo. De esta forma, puedes evitar que tus dispositivos intenten conectarse a redes con un nombre parecido y que podrían llevarte a compartir archivos con desconocidos.

También puedes proteger tus dispositivos personales a través de tu router. Algunos ofrecen dos redes WI-FI que puedes usar para distintos tipos de aparatos. Los expertos de la Oficina de Información sobre derechos de privacidad (PRC, por sus siglas en inglés) recomiendan que, en caso de disponer de dos redes de WI-FI, se conecten los aparatos del internet de las cosas en una red y los dispositivos personales, como el smartphone, el portátil o la tablet, en la otra red.

Contraseñas

Olvida el ‘123’, tu fecha de cumpleaños o tu número de teléfono. Tener contraseñas seguras es importante para evitar el hackeo de tus dispositivos. Entre las opciones que debes descartar están las que incluyen tus datos personales o contraseñas muy cortas. ¿Sabías que estableciendo un pin de cuatro dígitos solo tienes 10.000 combinaciones mientras que si eliges un pin de seis las posibilidades ascienden a un millón?

Otro consejo: no utilices la misma contraseña para todo. ¿Y cómo recordamos tantas contraseñas distintas? Existen varias herramientas que te ayudan a controlar todas tus claves.

LastPass

Una opción gratuita y segura es esta aplicación disponible en AppStore, Windows Store, BlackBerry App World y Google Play, que también puede usarse desde cualquier navegador. Con 13 millones de usuarios, LastPass permite almacenar contraseñas en páginas web y redes sociales, así como crear claves seguras y aleatorias, para que no pierdas el tiempo en pensar contraseñas largas y eficaces. Con LastPass te aseguras de que tus contraseñas sean diferentes y complejas y te olvidas de tener que recordarlas, ya que la aplicación lo hace por ti.

True Key

Los creadores del antivirus McAfee han creado una herramienta para que puedas iniciar sesión a través de tu huella dactilar o de reconocimiento facial. Se trata de True Key, que además funciona como gestor de contraseñas y permite sincronizar tus dispositivos. Esta opción creada por los expertos en seguridad está disponible para usarla en tu smartphone o en tu ordenador y es gratuita.

Revisar los permisos de las aplicaciones

Cada vez son más las aplicaciones que usan el micrófono de tu dispositivo para escuchar tus conversaciones privadas. Por ejemplo, Instagram te mostrará anuncios relacionados con lo que haya oído a través de tu teléfono, por poner un ejemplo. Para evitar este tipo de situaciones es importante revisar los permisos que damos a las aplicaciones que instalas en tu teléfono. Es fundamental conocer el uso que las aplicaciones dan a nuestros datos para poder gestionar los permisos o accesos que les damos.¡

Si no sabes qué permisos pueden afectar a tu ciberseguridad, te damos tres consejos:

Elimina las etiquetas de geolocalización

Los expertos en seguridad recomiendan eliminar las etiquetas de geolocalización, en especial cuando nos conectamos desde casa. Uno de los motivos es que quizá no controlamos a todas las personas que llega esa información. Se han dado casos de robos en casas mientras sus inquilinos estaban de vacaciones y lo habían comunicado a través de las redes sociales.

Bloquea los permisos a aplicaciones relacionadas

Al iniciar sesión en algunas aplicaciones puede que estemos dando permisos a otras aplicaciones socias. En este sentido, te recomendamos que revises a qué aplicaciones has dado acceso a tu perfil o a tu teléfono móvil. ¿Recuerdas el escándalo de Cambridge Analytica? Miles de perfiles fueron recopilados al acceder para responder a una encuesta.

Revisa los parámetros de seguridad de Facebook y Google

Además, es recomendable revisar los ajustes de seguridad que hemos establecido. Facebook y Google tienen sus propias configuraciones para que puedas seguir paso a paso cuáles son tus ajustes en materia de seguridad. Se trata de un repaso a cada una de las páginas para mejorar tu seguridad como usuario.

Como ves, está en tus manos cambiar tu uso de la tecnología para evitar los riesgos de la IA y del mal uso de internet. Además, con la ayuda de algunas herramientas podrás proteger tus dispositivos y, en definitiva, tu identidad digital.

Por Olga Rodríguez

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás te guste

Robots con conciencias humanas para engañar a la muerte

Bina 48 es un prototipo de robot desarrollado con inteligencia artificial a partir del carácter de una persona real y se comporta de manera similar a como lo haría ella

Los principales retos de la Inteligencia Artificial

La Inteligencia Artificial ha llegado a la sociedad para quedarse. Su continuo desarrollo va a provocar una auténtica revolución en la forma en la que interactuamos entre nosotros y con las máquinas, que cobrarán cada vez más protagonismo.

7 tendencias tecnológicas que pisarán fuerte este 2019

El mercado se encuentra en un punto de inflexión donde las estrategias digitales adecuadas se convierten en el diferenciador y en una fuente de ventajas competitivas para las organizaciones.