Este verano mójate por la ciberseguridad

Estamos más relajados, pero también más conectados. Por eso, si ellos no se toman vacaciones, nuestra seguridad informática tampoco debería hacerlo.

Leerlo te llevará 3 minutos

Estos meses son los favoritos de los ciberdelincuentes para hacer de las suyas. Estamos más relajados, pero también más conectados. Por eso, si ellos no se toman vacaciones, nuestra seguridad online tampoco debería hacerlo.

Internet ha traído un nuevo estilo de vida en el que es más fácil contactar con la gente, realizar las compras o incluso trabajar desde casa. La revolución digital ha abierto un abanico de posibilidades inagotable y al alcance de cualquiera. Un modo de vida, a priori más cómodo e igualitario, pero que siempre podría ser más seguro. Y es que, solemos disfrutar de las ventajas que nos brinda la tecnología sin tener en cuenta los riesgos a los que estamos expuestos.

El informe “Summer 2018 State of the Internet / Security: Web Attack Report”, elaborado por Akamai, destaca que los ciberataques se incrementaron un 16% el pasado verano, con respecto al mismo periodo de 2017.

Desconectamos del trabajo y de las obligaciones del día a día y estamos más relajados. Y es precisamente en esos momentos cuando más descuidamos nuestra seguridad online.

Este es solo un pequeño ejemplo de lo que podemos encontrar si no tenemos en cuenta ciertas recomendaciones encaminadas a las buenas prácticas cuando navegamos por internet. “La falta de buenos hábitos, de higiene digital, por parte de los ciudadanos hace que sean más susceptibles de recibir ataques”, explica Juan Corro, director académico del área de ingeniería del Centro Universitario U–tad, donde se imparte el Máster Indra en Ciberseguridad.

¿Cómo podemos protegernos?

Aplica estas sencillas recomendaciones de ciberseguridad y protege tu presencia online en todo momento.

Cuidado con lo que compartes

Siempre hemos escuchado eso de “cuidado que no se note mucho que estamos de vacaciones”, “deja las persianas de tu casa medio subidas”, “encárgate de que alguien recoja el correo” … Trucos puestos en práctica y compartidos por muchos durante años para no dar pistas de más.

Si cuando vas por la calle, no le cuentas tus planes de verano a la primera persona que pasa, ¿por qué lo hacemos a través de las redes sociales? Tenemos que ser conscientes de que todo lo que compartimos en nuestras redes está al alcance de cualquiera: dónde estamos, con quién, qué estamos haciendo… Exponemos nuestra vida sin ser conscientes de la escasa privacidad a la que nos enfrentamos. Por eso, recuerda ser discreto online y en público.

En este caso es aconsejable compartir tus fotos después de tu regreso y revisar las configuraciones de privacidad de tus plataformas sociales por si quieres restringir a algunas personas de ver tus contenidos.

Protege tu equipo e información

Es muy importante que mantengas tu software y tus aplicaciones siempre al día. Las actualizaciones refuerzan la seguridad de tus dispositivos, ya que incorporan mejoras. De esta forma, no solo protegerás tus equipos, sino toda la información que tengamos guardada en ellos.

Protege tus contraseñas

Refuerza el acceso a tus dispositivos y contraseñas. Sabemos que a veces utilizar las mismas claves es lo más sencillo para recordarlas todas, pero también lo es para los ciberdelincuentes que intentan acceder a nuestra información.

Para crear la contraseña más segura, no te enfoques en la complejidad sino en la longitud. Los expertos recomiendan utilizar “passphrases” – una contraseña con tres o cuatro palabras —. Por ejemplo “Sol123%” no es más segura que “Fresas helado sol caliente”. La primera se  puede descifrar en 49 segundos, mientras queFresas helado sol caliente” se hackea en 9.9 siglos.

Al crear tus contraseñas evita que sean demasiado cortas y que estén basadas en datos personales como fechas de nacimiento, direcciones o números de teléfono. Es fundamental que no utilices las mismas claves de acceso para todas tus cuentas.

Piensa antes de hacer clic o responder

¿Una oferta irresistible? A veces las cosas no son lo que parecen. Usa tu instinto y ten cuidado con emails, mensajes en redes sociales o llamadas que no esperabas.

Si algo te parece sospechoso, no te fíes. Piensa antes de descargar cualquier archivo o abrir cualquier enlace del que no conoces su procedencia o remitente.

Estos consejos no ocupan espacio en la maleta.

Interiorizar estas recomendaciones es poner en práctica el sentido común. Y el sentido común puede ser la mejor arma para proteger tu vida digital.

Así es que, ya lo sabes, este verano ¡mójate por la ciberseguridad!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás te guste

Qué hacer si suplantan tu identidad digital

Todos tenemos un perfil en alguna de las redes sociales. Algo que nos exige adoptar determinadas precauciones.