‘Blockchain’ para asegurar la autenticidad de los medicamentos

Atrás queda la preocupación de estar consumiendo un medicamento falso. El médico francés Arnaud Pourredon ha creado Meditect, una aplicación que permite verificar un fármaco tan solo con una foto.

Leerlo te llevará 1 minutos
Ante los peligros de los medicamentos falsos, el médico francés Arnaud Pourredon ha desarrollado la aplicación Meditect basada en la cadena de bloques con la que, con solo una foto, un paciente puede verificar su autenticidad 

El comercio ilegal de fármacos falsificados mueve cada año miles de millones de dólares, pero, además, este delito se cobra cientos de miles de vidas. La Organización Mundial de la Salud (OMS) alerta de la amenaza creciente que supone este negocio, algo ante lo que el médico francés Arnaud Pourredon no pudo quedarse impasible.

Después de una misión humanitaria en Nepal en 2015, donde repartía medicamentos como asistente médico, se dio cuenta del grave problema que esto suponía para la sociedad, especialmente en los países más pobres. Y es que, según la OMS, uno de cada diez productos médicos en circulación en estos países es subestándar o está falsificado. “A primera vista, es imposible notar la diferencia entre un medicamento auténtico y uno falso”, indica. Tras experiencias similares en Arusha (Tanzania) y Lima (Perú), apostó por el blockchain para luchar por un sistema de sanidad pública seguro y fiable. Así cofundó Meditect.

“Es una plataforma para el seguimiento y la autenticación de medicamentos a todos los niveles de la cadena de distribución”, explica Pourredon. La industria farmacéutica, los usuarios que compren medicamentos online, las autoridades policiales y los pacientes en países en vías de desarrollo podrán rastrear y comprobar fármacos en cualquier parte del mundo, gracias a la trazabilidad de la tecnología blockchain en la que se basa esta aplicación.

Para el paciente es muy fácil, explica el emprendedor: “Con nuestra app, el usuario solo tiene que hacer una foto del código QR de la caja y, mediante el uso de la cadena de bloques, sabrá si existe o no“. La start-up también trabaja para que la plataforma ofrezca información extra sobre las características del producto para que el paciente pueda utilizar mejor el tratamiento.

Después de una fase beta y una prueba piloto, la start-up planea lanzar su aplicación en febrero de 2019, cuando entrará en vigor la nueva normativa de la Unión Europea sobre medicamentos falsificados.

Pourredon, que estudió Medicina en la Universidad de Burdeos (Francia), presentó su proyecto en el pasado EmTech Europe en Toulouse (Francia), donde ganó el premio a Mejor Start-up Tecnológica del año. También ha escrito más de 15 artículos académicos sobre los medicamentos falsos y es presidente de las Universidades Aliadas por los Medicamentos Esenciales (UAEM, por sus siglas en inglés). El emprendedor está convencido de que esta labor social es imprescindible: “Es muy importante ayudar a la gente, es nuestra responsabilidad asegurar los medicamentos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás te guste

Enjambres de robots y blockchain: así se transforma nuestra vida

El investigador español Eduardo Castelló trabaja en el desarrollo de sistemas de…