Una ‘app’ para clasificar los edificios por su grado de accesibilidad

Tras quedarse tetrapléjico con 17 años, Bruno Mahfuz comenzó a observar la cantidad de dificultades físicas a las que se enfrentan las personas discapacitadas en su día a día. Ahora ha creado Guiaderodas, una app que clasifica los edificios en función de su accesibilidad.
Leerlo te llevará 1 minutos

Bruno Mahfuz ha creado Guiaderodas, una aplicación que clasifica los edificios en función de si están adaptados para discapacitados


A Bruno Mahfuz le cambió la vida con 17 años cuando un accidente le dejó postrado en una silla de ruedas. Pero además de la pérdida de movilidad, Mahfuz experimentó un cambio de percepción. Empezó a darse cuenta de los grandes obstáculos a los que se enfrentan las personas con movilidad reducida en su día a día: edificios llenos de escaleras, bordillos inesperados y espacios directamente inaccesibles.

Con una mezcla de rabia y espíritu emprendedor, Mahfuz decidió combatir esta situación a través de la tecnología. Para ello, creó Guiaderodas, una aplicación móvil que permite catalogar los edificios en función de su accesibilidad. En ella, los usuarios puntúan los lugares que visitan, como si de un sitio de recomendaciones se tratara. La diferencia está en que, en lugar de reseñar la comida o el trato al cliente, lo que se valora son los accesos, los obstáculos y las facilidades para discapacitados.

A día de hoy, esta aplicación cuenta con información de lugares en más de 900 ciudades de 62 países. Su creador destaca que lo más interesante es que las descripciones no las hacen únicamente las personas con movilidad reducida, ya que calcula que el 65% de sus usuarios no tiene ninguna discapacidad.

La otra parte del proyecto consiste en dar asesoramiento a empresas, con el objetivo de convertir sus edificios en lugares más accesibles. Mahfuz, que fue uno de los ganadores de los premios Innovadores Menores de 35 Latinoamérica 2018 de la revista MIT Technology Review en español, lo tiene claro: “A las empresas les beneficia económicamente porque, entre un restaurante adaptado y otro que no lo está, la persona con movilidad reducida no va a dudar”. Uno de los edificios que se ha construido con su colaboración ha sido la nueva sede de Banco Santander en São Paulo, que cuenta ya con el certificado de Guiaderodas que lo acredita como edificio accesible.

Para Mahfuz, el hecho de que grandes empresas se impliquen en este proyecto es fundamental para “dar ejemplo” y concienciar a la sociedad: “Nuestra meta es dejar de existir, porque entonces significará que ya no hace falta que prestemos nuestros servicios ya que todo será accesible”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás te guste

Una app para liberar el potencial de los garajes

Enzo Zamora, cofundandor de HomyHub, ha convertido los garajes en un buzón de entregas de paqueterías de forma conveniente y segura, explotando así todo su potencial.

Un estudio de grabación en tu smartphone

A día de hoy, la música no se entiende sin un smartphone…

5 apps controlar gastos día a día

Están disponibles desde plataformas para controlar y analizar el gasto hasta novedosas…