The Daily Prosper
Acción social: la importancia del voluntariado en Santander para crecer

Voluntariado y acción social: qué, cómo y dónde

¿Qué significa ser voluntario? Según la definición que propone Cáritas, es alguien que "de un modo continuo, desinteresado y responsable", dedica parte de su tiempo a actividades en favor de los demás o de intereses sociales colectivos, con proyectos que tienden a "erradicar o modificar" las causas de la necesidad o marginación social. Pero el alcance de esta actividad, que nació a principios del siglo XX, va mucho más allá de ayudar a los demás. Puede que el primer favorecido termines siendo tú mismo.


Ejercer el voluntariado aporta grandes beneficios tanto a la comunidad como al individuo. Comprometerse en una actividad junto a otras personas fortalece los lazos con la comunidad y amplía las redes de apoyo, conectándote con gente que comparte intereses, inquietudes o sensibilidades contigo, y fomenta que practiques y desarrolles tus habilidades sociales. Activa el aprendizaje, permitiéndote saber más sobre aquella actividad en la que estás trabajando. El voluntario obtiene nuevas perspectivas de las cosas y logra conocerse mejor a sí mismo.

Según el documento Beneficios de ser y de tener voluntarios de la Fundación Antena 3, firmado por Fernando Chacón Fuertes, ser voluntario potencia la "defensa del yo" ayudándote a olvidar y a trabajar los problemas personales. También hace que te sientas importante, necesario y mejor contigo mismo, lo que subirá tu autoestima. En resumen: desde un punto de vista personal, el voluntariado es beneficioso porque hace que nos sintamos mejor.

Además, el voluntariado proporciona beneficios a la salud. Según el "General Health Questionnaire" de Gran Bretaña, que mide la salud mental y el bienestar –y cuyas puntuaciones más bajas se consideran las más saludables-, las personas que hacían voluntariado obtuvieron un promedio de 10,7, mientras que las que no consiguieron un 11,4. Otro estudio, de la Asociación Psicológica Americana, mostró que los adultos de más de 50 años que hacen este tipo de trabajos son menos propensos a desarrollar hipertensión y gozan de mayor bienestar.

Si quieres beneficiarte de las ventajas de ser voluntario, a continuación van algunas ideas que te pueden inspirar:

Según la Fundación Hazloposible, que desarrolla, desde 1999, proyectos que permiten canalizar las capacidades, el talento y la ilusión de miles de personas hacia ONG que necesitan colaboración para apoyar sus causas, las cinco profesiones más demandadas son las siguientes:

  • Psicólogos. Desarrollan su carrera en centros especializados de atención psicológica a familias, niños o adolescentes, o trabajan en la atención directa a través de sus propios centros.
     
  • Educadores y pedagogos. Ocupan puestos de atención directa en el área de educación formal, no formal y educación para el desarrollo.
     
  • Gestores de proyectos. Además de tareas administrativas, tienen como objetivo la búsqueda, propuesta y justificación de subvenciones y ayudas que dan sostenibilidad a las ONG.
     
  • Trabajadores sociales. Profesionales dedicados a la atención social directa a familias, infancia y juventud, o a grupos que por diferentes causas requieren una atención especializada.
     
  • Directores de empresas/ONG. Se buscan personas proactivas, dinámicas, flexibles, muy capacitadas, y que sepan dar respuesta a situaciones complicadas.

Además, ONGs y empresas no sólo buscan perfiles tan técnicos o teóricos. Hay miles de actividades en las que puede participar cualquier persona que quiera ayudar. Una buena muestra de temáticas y países en las que ejercer voluntariados la encontramos en la web voluntariosinternacionales.org. Por ejemplo, encontramos numerosas iniciativas relacionadas con el empoderamiento de la mujer en Argentina, Camboya, Costa Rica o Ecuador; otras, sobre animales y vida salvaje en Brasil, México o Sudáfrica.

En España, la web Hacesfalta.org pone a los usuarios en contacto con no pocas actividades curiosas y necesarias, como participar en "aulas de cultura" en prisiones, prevención de violencia de género y contra la ‘LGTBIfobia’ en jóvenes, o pasar unas Navidades en Marruecos ayudando a personas con un vulnerable nivel social.

También se necesitan voluntarios para hacer reír. Víctor Hugo dijo con razón que "la risa es el sol que ahuyenta el invierno del rostro humano" y, despejando nubes negras, encontramos asociaciones como Payasos sin Fronteras, que, a través del "reclutamiento de artistas", quiere mejorar la situación emocional de la infancia que padece las consecuencias de conflictos armados, guerras o catástrofes naturales, mediante espectáculos realizados por payasos profesionales voluntarios.

 

Voluntariados de candente actualidad

Recientemente, América ha sufrido dos graves catástrofes naturales: el terremoto de México y el huracán María. Espontáneamente, miles de ciudadanos se lanzaron a ayudar a los que se quedaron sin nada. Después, el voluntariado se ha organizado:

  • Voluntarios México, que pide "solidaridad y apoyo" ante lo ocurrido."Si eres de otra ciudad, lo ideal es apoyar desde tu lugar, donando en los centros de acopio o las cuentas bancarias destinadas para esto. No viajes a las zonas afectadas, si no son solicitadas manos de otros lados", piden.
     
  • La web del Centro para el Desarrollo del Voluntariado de Puerto Rico, que está movilizando a ciudadanos para ayudar en los refugios.
     
  • La web de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) del Gobierno estadounidense, quien anima también a los ciudadanos a ayudar para paliar los daños causados por el huracán María a través de tres métodos: donar tiempo y dinero, donar bienes y voluntariado.

¿Qué es el voluntariado online?

Alguno podrá decir que le gustaría ejercer el voluntariado, pero que no dispone del tiempo suficiente. Organismos –entre los que sobresalen la ONU o Cruz Roja- han encontrado la solución, aplicando las nuevas tecnologías y utilizando el voluntariado online. Esta modalidad permite que los ciudadanos colaboren realizando una gran variedad de tareas, como ciberacciones, asesoramiento, informática, diseño, etcétera.

Así, florecen las webs especializadas que se dedican a esto, como Voluntariado TIC, de la Fundación BT –que utiliza las nuevas tecnologías como vehículo para ayudar a los sectores menos favorecidos socialmente-.

 

 El voluntariado corporativo

Lejos de verse reflejadas en tópicos trasnochados, las empresas son, hoy más que nunca, conscientes de que tienen un papel en la sociedad, cada una en su sector, con su dimensión, sus rasgos y su impacto. A través del voluntariado corporativo, ofrecen a sus empleados la posibilidad de ayudar en la construcción de un mundo más justo, solidario y sostenible.

A los trabajadores, el voluntariado corporativo aporta mejoras de habilidades para el liderazgo, la comunicación y el trabajo en equipo o en la inteligencia emocional –según un estudio de ESADE, el 80% de los directivos que han vivido una experiencia de voluntariado en el tercer mundo así lo demuestra-.

El voluntariado corporativo también aporta ventajas a la empresa: mejora el ambiente laboral, mejora su imagen pública y puede contribuir a reforzar la lealtad hacia la marca. También ofrece nuevos canales de comunicación y crece el sentido de orgullo y de pertenencia hacia ésta.

Un ejemplo es el programa Somos Voluntarios Santander, del Banco Santander. Creado en 2011, consigue que su capital humano se involucre en el desarrollo de actividades locales con el objetivo de mejorar el bienestar de colectivos en riesgo de exclusión. El voluntariado de Banco Santander se reparte por todo el mundo: en EEUU hay 3.043 empleados participantes en iniciativas sociales; en Latinoamérica, 43.878; en Reino Unido, 6.778, y en Europa continental, 10.166. Los más de 60.000 empleados que contribuyen con sus esfuerzos a este tipo de actos han ayudado a un total de 259.866 personas.

Como demuestran los hechos, las labores de Somos Voluntarios Santander han sido un enorme éxito reconocido por todo el mundo. En este sentido, la tarea social ha sido galardonada con la certificación europea Top Employer 2017, que premia la excelencia en la gestión de personas de las organizaciones, tras haber logrado el reconocimiento en Polonia, Reino Unido, España, Bélgica, Holanda y Alemania.