The Daily Prosper
Televisión y redes sociales, el tándem perfecto

Televisión y redes sociales, el tándem perfecto

El consumo televisivo ha cambiado radicalmente desde la llegada de las redes sociales y la pantalla de nuestro móvil ha adquirido un protagonismo que a veces supera incluso al del televisor. Para ser un espectador 2.0 hay que estar atento a trending topics y hashtags y participar en la conversación social online en la que interactúa el resto del público. ¿Ha llegado ya la televisión social?


"¡Qué bien ha cantado! Voy a compartir el vídeo en Twitter. Fíjate, ya tiene un montón de reproducciones. ¿Habrá pensado lo mismo la gente? ¡Sí, es trending topic!", exclama uno. "¡Quieres dejar el móvil de una vez que estamos viendo la tele!", contesta otro. Esta conversación se repite en gran parte de los hogares desde hace unos diez años, cuando empezó a surgir el bum de las redes sociales. Ahora está en su punto más álgido y la aplicación del pajarito se ha convertido en una segunda pantalla de televisión. Fenómenos como la última edición de Operación Triunfo lo demuestran y apuntan a que nuestra conversión a espectadores digitales no ha hecho más que comenzar.

Según el informe Tú emite que yo comento de Havas Media Group y Salvetti & Lombart, el 74% de los españoles de entre 13 y 45 años usa el smartphone u otros dispositivos mientras ve la televisión. Son las propias cadenas las que alientan a los telespectadores a que tuiteen, y colocan en la mosca (el texto ubicado en una de las esquinas superiores de la pantalla) el hashtag de turno.

Con estas etiquetas se crean conversaciones ciudadanas en torno a los distintos programas, debates y películas que se están emitiendo. Ya no hace falta quedar con amigos para comentar el último partido de la Champions League, ahora puedes hacerlo desde el sofá con tu teléfono móvil. "Twitter es para muchos como una enorme barra de bar en la que poder hablar con personas de todo el mundo del contenido que están viendo en tiempo real", destaca la líder del equipo editorial de Kantar Media, Nuria Cano.

Esto es lo que se define como televisión social: compaginar el uso de redes sociales y aplicaciones móviles mientras ves la televisión. Una tendencia a la que se apuntan tertulias, concursos, realities, programas de humor, series y talent shows para aumentar su audiencia y convertirse en el tema del momento.
 

Cómo ser tendencia nacional durante tres meses

El ejemplo más reciente en España es Operación Triunfo, un formato que se canceló hace seis años por la falta de interés del público y que volvió en octubre de 2017 buscando una segunda primavera. Éxito absoluto. Lluís Alsina, responsable de desarrollo digital de Gestmusic para Operación Triunfo, lo explica: "Diseñamos una estrategia buscando en qué canales estaba la gente joven y nos quedamos con Twitter, YouTube e Instagram".

Con esta estrategia han conseguido atraer a personas de todas las edades gracias a contenidos de dos tipos: los editoriales que creaba la redacción y los que generaban los propios concursantes. "Por primera vez, los participantes de un reality show tenían smartphones y podían compartir su día a día con el público en Instagram", indica. Esta novedad les hizo conectar más con los telespectadores.

"El poder que pueden ejercer los espectadores sobre el contenido que ven en la televisión es real y directo a través de Twitter"

"El poder que pueden ejercer los espectadores sobre el contenido que ven en la televisión es real y directo a través de Twitter"

El desarrollo de una aplicación móvil para aunar todo el contenido y votar a los concursantes, un hashtag diario para seguir las novedades y el salto a YouTube con un canal 24 horas hicieron el resto. El resultado: 30 millones de visitas en la app, más de 375 millones de visualizaciones en YouTube y 300.000 seguidores en Instagram.

Alsina detalla el prodigio técnico para hacer todo esto posible: "Durante la gala para elegir al representante de España en Eurovisión, se contabilizaron 900.000 votos en diez minutos. Cada uno requiere internamente diez peticiones a la aplicación: en el instante más intenso tuvimos dos millones de peticiones a la vez. Multiplicamos los servidores e hicimos un despliegue tecnológico enorme".

Las cadenas de televisión suelen ser reticentes a colgar contenido fuera de sus propias plataformas, pero la disponibilidad total del contenido en YouTube llevó a Operación Triunfo a ser trending topic nacional durante toda su emisión. "Twitter lo ha dicho: ninguna marca ha sido capaz de ser durante tres meses el tema más hablado en un país", se enorgullece Alsina.

¿Quién gana con este éxito? "El formato y todos los concursantes", piensa Alsina. Y Amaia Romero, claro. Además, las audiencias digitales se correlacionan con las televisivas. Según datos facilitados por la consultoría Barlovento Comunicación, en lo que va de año los programas con más audiencia media han sido Operación Triunfo, MasterChef Junior, El Objetivo de Ana Pastor, Salvados, La Sexta Noche, Al Rojo Vivo… Los mismos que aparecen cada día en la barra de tendencias de Twitter y que tienen más seguidores en esta red. Salvados despunta con 750.000; MasterChef, 715.000; y Al Rojo Vivo acumula más de 450.000 seguidores.

La guía del espectador 2.0

¿Qué te pierdes si no estás en Twitter mientras ves tu programa favorito? "Toda la conversación ciudadana que se está generando y la información extra que amplían los programas, algo que hace mucho Operación Triunfo", explica el especialista en redes sociales Amel Fernández, que añade: "Al final, la televisión es entretenimiento y las redes sociales aportan más diversión. Hay mucha gente que incluso prefiere las conversaciones en Twitter sobre First Dates que el programa en sí". La forma en que consumimos televisión ya ha cambiado y esto es lo que tienes que saber si tú también quieres ser un espectador digital.

Atento a la mosca y al TimeLine. Muchos programas indican en la esquina superior de la pantalla el hashtag con el que puedes etiquetar los comentarios. Con esto se agrupa toda la conversación y el espectador puede ser un participante activo en el debate político y social en programas como Salvados, Al Rojo Vivo y Equipo de Investigación. "Paramount Channel fue pionero en incorporarlo y uno de los primeros programas que empezó a modificarlo a diario fue Zapeando", explica Fernández. El hashtag se cambia porque el algoritmo de Twitter, una vez que un término ya ha sido trending topic, lo penaliza y hace que le cueste el doble volver a ser tendencia.

Sienta a los famosos en tu sofá. Todo el mundo está en las redes sociales y todo el mundo tiene algo que decir, incluso la gente a la que ves por el televisor. "Las redes permiten al espectador interactuar de una manera nueva con los protagonistas de la pantalla. Hace 30 años solo podías ver a tu actor o cantante favorito en la tele o en las revistas; ahora puedes seguirlo, mencionarlo e incluso hablar con él", dice Alsina. También con los periodistas: Jordi Évole ostenta casi 3,5 millones de seguidores en Twitter y Ana Pastor, 2 millones.

Influye en lo que quieres ver. El espectador tiene la palabra y su discurso en las redes cala poco a poco en la televisión. El responsable de desarrollo digital de Gestmusic lo explica con el ejemplo de Operación Triunfo: "Hemos estado atentos a lo que piden los espectadores en las redes sociales y luego lo hemos plasmado en el programa". Como destaca la responsable de Kantar Media: "Las conversaciones en redes sociales permiten obtener información cualitativa sobre la televisión y suponen una fuente de datos muy importante que puede, entre otras cosas, optimizar el ritmo de un programa, modificar la dinámica de un concurso y las tramas de una serie".

Elige cómo acaba la serie a la que estás enganchado.Televisión Española con Si fueras tú y Netflix con Puss in Book: Trapped in an Epic Tale son dos apuestas de series interactivas en las que el espectador puede tomar decisiones que determinen el rumbo de la historia e, incluso, su final. Destaca por otro lado el caso de Sense 8, una serie de Netflix cuya cancelación tras su segunda temporada causó un gran revuelo entre sus fans. Los seguidores consiguieron que se hiciera un capítulo de cierre después de insistir hasta la saciedad a través de todas las redes sociales de la plataforma.  

Descarga la app de tu programa favorito. Además de cuentas oficiales en las redes sociales, los programas ofrecen cada vez más aplicaciones propias con contenidos extras. Las recetas de cocina de MasterChef, los detalles históricos de El Ministerio del Tiempo y el mencionado sistema de votaciones de Operación Triunfo suponen un aliciente digital para enganchar a los espectadores.

¡No te separes de tu cargador! No quieres quedarte sin batería cuando se te ocurra ese tuit destinado a hacerse viral.

Internet ha roto las barreras de comunicación entre las personas y también rompe las de la televisión. Sin embargo, aún queda mucho por hacer. "Las redes sociales están abriendo la puerta a la democratización de la opinión pública sobre lo que sucede en la tele, pero esta aún no ha evolucionado tanto como para convertirse en una televisión social", opina Fernández. Para Cano: "Las cadenas de televisión buscan este tipo de información cualitativa para la toma de decisiones. El poder que pueden ejercer los espectadores sobre el contenido que ven en la televisión es real y directo a través de Twitter".

Quizá tendremos que esperar aún unos años para que la conversación del principio cambie: "¡Qué bien ha cantado! Voy a compartir el vídeo en Twitter…"; "Venga, ¡te retuiteo!".

Por Patricia Ruiz Guevara