The Daily Prosper
¿Qué beneficios aportaría a mi negocio la microfinanciación?

¿Qué beneficios aportaría a mi negocio la microfinanciación? Responde a estas 4 preguntas.

¿Has tenido alguna vez problemas para conseguir financiación para tu pequeño negocio? No eres el único.


La diferencia crediticia existente en Latinoamérica entre la cantidad de crédito que las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) quieren y la cantidad que finalmente obtienen es de más de 600.000 millones de dólares. En México, las pequeñas y medianas empresas (pymes) se enfrentan a una diferencia de crédito de 60.000 millones de dólares. Algunas han desistido intentándolo: en una encuesta reciente, el 86% de las micro y pequeñas empresas afirmaron que no planeaban solicitar o buscar financiación.

La financiación es un reto para las pequeñas empresas. Su propia naturaleza complica que se les preste crédito: son nuevas, por tanto no tienen un historial o garantía. Tienen un pequeño número de trabajadores esforzándose por cumplir el objetivo de la empresa, de modo que algunas veces carecen de anotaciones detalladas. Las cantidades que necesitan son tan pequeñas que los costes fijados de transacción resultan proporcionalmente altos. Además, son más grandes y complejas que las microempresas que las organizaciones de voluntariado tratan de asistirles.

¿La buena noticia? El sistema está cambiando.

La tecnología está reduciendo los costes que hacían que los préstamos para pymes fueran poco rentables para los bancos, quienes están realizando acuerdos con oficinas de microfinanciación para saber el último movimiento de los clientes a distancia, mientras se abre al crédito para clientes más grandes que las instituciones de microfinanciación a las que se había estado concediendo crédito con anterioridad.

¿Dónde deberías solicitar el crédito para tu pequeño negocio? Responde a estas preguntas:

  1. ¿Tienes ya una cuenta bancaria?

Si la tienes, ya has establecido una relación con una entidad financiera y eso ya es un comienzo.  En México, sólo el 39% de los adultos tiene una cuenta bancaria formal (por debajo del 55% de media de las economías emergentes). Por el contrario, el 68% de brasileños tiene una cuenta bancaria.

Además de permitir a los bancos recortar en costes de transacción, el fintech está haciendo de personas y empresas que no tienen relación con bancos una importante fuente de nuevos clientes.

Recientemente, en México, Banco Santander puso en marcha Tuiio, un programa de inclusión financiera para personas con bajos ingresos y espera abrir 130 sucursales de Tuiio en todo México para 2020 con el fin de poder abrir cuentas de ahorro digitales y micropréstamos.

  1. ¿Tienes un aval?

Muchas microempresas comienzan su andadura con poco más que las destrezas personales del emprendedor, pero a veces necesitan de la inversión en equipamiento, existencias o distribución. Los programas financiados por los gobiernos y organizaciones no gubernamentales ponen avales al alcance de las instituciones de microfinanza y a los bancos para aquellas empresas que carecen de garantías o avales. No obstante, el aval (normalmente una propiedad) no es necesario, incluso para los bancos tradicionales. Una encuesta realizada a bancos mexicanos demostró que menos de la mitad acuerda con pymes, mientras que el resto directamente evita colaborar con ellas. Para los bancos más grandes, las garantías de las pymes no son ni siquiera necesarias, y preferían garantías gubernamentales debido a que la garantía física es muy difícil de medir por estándares (y cuanto más grande es el negocio, más difícil es de medirlo). En Brasil, el Servicio Brasileño de Apoyo a las Micro y Pequeñas Empresas (SEBRAE) ofrece tales garantías.

Esto implica que, si tu empresa se parece más a una mediana que a una pequeña empresa, necesitas evidenciar tu solvencia aportando algo más que avales.

Las instituciones de microfinanza han trabajado tradicionalmente respondiendo a la falta de avales ofreciendo préstamos grupales, en los que los miembros del grupo garantizan el reembolso. En México, cerca de 5000 proveedores de microfinanciación tienen acuerdos con más de 6 millones de prestatarios. El más alto en la región, a pesar de que el país tiene un portfolio de préstamos más pequeños que países como Colombia o Perú. Esto indica que la microfinanciación tiende a ser ofrecida en forma de préstamo grupal a microempresas o personas, y las pequeñas empresas permanecen aisladas.

De hecho un estudio universitario de largo alcance sobre instituciones de microfinanciación frente a bancos encontró que el préstamo solidario componía el 65% de los créditos de microfinanciación. En Brasil, el crédito solidario también se emplea con fines de obtener microcrédito.

  1. ¿Guardas registros?

Los bancos prestan a empresas, no buscan cumplir sueños. Quieren pruebas de éxito o al menos de que has salido adelante. Dado que el 80% de las pequeñas empresas cierra en sus primeros dos años, los bancos quieren ver que has sobrevivido a las primeras complicaciones. Quieren ver tus registros; la prueba de capacidad de pago de un préstamo es más persuasiva para los bancos que el aval en sí mismo. De hecho, según una encuesta realizada en México, ninguno de los bancos concedería crédito a una nueva empresa (o start-up) ya que tienen la responsabilidad de actuar con precaución.

Como registros relevantes se incluyen los tomos de empresa, pero también las declaraciones de impuestos. La mayor parte de los bancos prefieren las declaraciones de impuestos ya que muestran que tu negocio se ha establecido dentro de los límites de la legalidad.

De una forma cada vez mayor, las cifras están ayudando a que los prestamistas evalúen el valor del crédito de las empresas incluso cuando estas no tienen un amplio historial. Las finanzas digitales, los pagos móviles y la tecnología financiera permiten a los bancos ver en qué se ha invertido el dinero. Los bancos están desarrollando colaboraciones con plataformas fintech para conceder crédito a las pymes de un modo que no fue posible anteriormente, lo que implica el uso de servicios móviles, más económicos y accesibles las 24 horas al día.

  1. ¿Qué tamaño tiene tu empresa?

Si tu negocio es pequeño o mediano y cuentas con un número de empleados entre 10 y 250, probablemente superes el criterio establecido para solicitar microfinanciación, a pesar de que algunos bancos tradicionales te cuenten que tu empresa es demasiado pequeña para que te puedan prestar. Muchas instituciones de microfinanza tienen un mandato de inclusión financiera que busca dar asistencia a los emprendedores con menos recursos. Se centran en las empresas de menor tamaño y prestan cantidades pequeñas.

Esto hace que se produzca un grupo de pequeñas empresas que, aunque son mayores que las microempresas, siguen siendo más pequeñas que las empresas que necesitan crédito. Estas son las empresas que más financiación necesitan para poder invertir en la tecnología que mejorará la productividad e incluso creará más empleo. Necesitan préstamos de mayor cantidad que los que ofrecen las instituciones de microfinanciación.

Una encuesta realizada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores de México, las pymes conformaban aproximadamente el 20% de toda la financiación bancaria corporativa. Los costes de transacción son uno de los motivos: una encuesta demostró que los costes de transacción varían del 1 al 7% de la cantidad del préstamo, con una media del 2,8%, y que el descenso de la rentabilidad de los préstamos varía de los 18.000 pesos a los 3 millones de pesos, con una media estimada de 420.000 pesos. En los bancos que hacen un esfuerzo para prestar a pymes, el tamaño mínimo de préstamo es más bajo.

Además del alto coste que supone conceder préstamos pequeños, las pequeñas y medianas empresas tienden a ser mucho más diversas que las grandes compañías o incluso que las microempresas y, por ende, es más difícil poder prestarles crédito.

El criterio fundamental para los bancos, según un estudio, es que el prestamista pruebe una capacidad de reembolso.

Toma ventaja de las herramientas de finanza digital y del software de planificación de recursos (se han desarrollado versiones muy económicas destinadas especialmente a pymes, con el fin de vencer la brecha de información de los bancos).

Ante todo, busca un banco que sitúe a las pymes como pilar fundamental de sus acuerdos. Por ejemplo, la Corporación Financiera Internacional, órgano miembro del Banco Mundial, destinó recientemente 150 millones de dólares a Banco Santander Brasil con fines de préstamo a pymes. En Brasil, el Santander no solo extiende préstamos a las pymes sino que también les provee de formación y consejo con el fin de que las pymes puedan ampliarse, incluso a nivel internacional.

Si tu empresa está en el rango de las microempresas, por debajo de 10 empleados, no significa que no puedas conseguir un préstamo bancario. Las instituciones de microfinanciación están asociándose cada vez más con los bancos tradicionales, quienes consiguen acceso a clientes a distancia, y emplean herramientas tales como la financiación digital para reducir los costes y mejorar el rendimiento.

Por ejemplo, Banco Santander Brasil es el mayor banco privado que realiza operaciones de microcrédito, distribuyendo más de 8 millones de dólares a más de 250.000 clientes, siendo el 70% de ellos mujeres. La cantidad media prestada asciende a 2000 reales brasileños (540 dólares, aproximadamente). Santander Brasil estima que cada real de microcrédito genera 4,50 reales en actividad económica local. En comparación con 2017, el Banco de Desarrollo brasileño triplicó la cantidad de préstamos a través de su programa «Giro», destinado a pequeñas empresas. La microfinanza continúa innovándose para poder asistir a más empresas.

Recursos en Brasil:

Santander: https://www.santander.com/csgs/Satellite/CFWCSancomQP01/es_ES/Corporativo/Sostenibilidad/Comunidad-y-medio-ambiente/Microcreditos-y-emprendimiento.html?leng=en_GB

Sebrae: http://www.sebrae.com.br/sites/PortalSebrae/tipoconteudo/pessoas?codTema=8

SEMPE: http://www.sempe.mdic.gov.br

Banco de Desarrollo Brasileño: https://www.bndes.gov.br/wps/portal/site/home/financiamento/produto/bndes-automatico

 

Recursos en México:

FX Online: https://es.portal.santandertrade.com/banca/mexico/banca-en-linea

Fondo de apoyo para Micro, Pequeñas y Medianas Empresas: http://www.fondopyme.gob.mx

Programa Femenino de pymes: https://www.inadem.gob.mx/programa-mujeres-pyme/

Cooperativa de propietarios empresariales: http://www.cnesc.com.mx/index.html