The Daily Prosper
Los nuevos empleos: el futuro del mercado laboral

Los nuevos empleos: el futuro del mercado laboral

La irrupción de nuevas tecnologías y la creciente robotización de la economía son los pilares sobre los que se asienta la llamada “Cuarta Revolución Industrial”, cuyo desarrollo no solo ha logrado transformar en pocos años nuestro estilo de vida y la forma en la que nos relacionamos, sino también los procesos productivos, el modo de consumir y, por tanto, la propia dinámica del mercado laboral. La inteligencia artificial, la robótica, la realidad virtual, la gestión y almacenamiento de datos fuera de los espacios físicos (nube), la economía colaborativa, las aplicaciones móviles, las redes sociales o el comercio online, entre otras muchas novedades, ya forman parte de nuestro presente y su influencia, sin duda, se intensificará aún más en el futuro.


Esta profunda transformación ha de verse como una oportunidad que es necesario aprovechar y que, sin duda, conllevará grandes ventajas y beneficios al conjunto de la sociedad, incluida la inmensa mayoría de los trabajadores. Y es que la tecnología no solo permitirá elevar aún más la productividad de la economía, con el consiguiente incremento de los salarios, sino que reforzará otros muchos puestos de trabajo existentes, al tiempo que permitirá la aparición de nuevos empleos que, hoy por hoy, no existen. Como resultado, se creará mucho más empleo a medio y largo plazo

En el caso concreto de España, el Observatorio para el Análisis y Desarrollo Económico de Internet (Adei) calcula que surgirán 3,2 millones de empleos ligados a la digitalización entre 2016 y 2030, y otros 600.000 con un alto componente humano -poco susceptibles de ser sustituidos por máquinas-. Esta positiva visión acerca del futuro laboral no es una mera especulación, ya que la historia demuestra que los avances tecnológicos acaban generando un impacto muy beneficioso tanto en la economía, en general, como en el mercado de trabajo, en particular.

Los datos analizados por Deloitte a lo largo de los últimos 144 años en Inglaterra y Gales demuestran que la tecnología generó mucho más empleo del que destruyó debido a la obsolescencia de ciertas profesiones durante las sucesivas revoluciones tecnológicas acontecidas durante este período. Asimismo, los países más digitalizados también presentan menores tasas de paro en comparación con los menos robotizados.

En la actualidad, este cambio ya se ha traducido en la aparición de nuevos trabajos a lo largo del último lustro, desde especialista en marketing digital y administrador de redes sociales hasta analista de big data o diseñador y desarrollador de aplicaciones móviles, entre otras profesiones ligadas al mundo virtual. Sin embargo, esto es tan solo el principio. Según el Foro Económico Mundial, el 65% de los niños que estudian Primaria trabajarán en empleos que hoy no existen, mientras que Dell Technologies afirma que el 85% de los puestos de trabajo en 2030 todavía no han sido creados y, por tanto, serán totalmente novedosos.

El internet de las cosas, la impresión 3D, la biotecnología, el coche autónomo, los drones, la domótica, la agricultura urbana, la enseñanza digital, los órganos artificiales, la extensión e implantación de nuevos servicios online… Todo está por hacer. A continuación, algunos de los trabajos que surgirán en el futuro, según los expertos.

"Los datos analizados por Deloitte a lo largo de los últimos 144 años en Inglaterra y Gales demuestran que la tecnología generó mucho más empleo del que destruyó"

1. Nanomédico

Los enormes avances que ha experimentado la nanotecnología revolucionarán el mundo de la medicina en los próximos años gracias al desarrollo de aparatos minúsculos, de tamaño subatómico, que transformarán por completo las técnicas de diagnóstico y curación de enfermedades.

 

2. Diseñador de órganos

En el futuro también habrá médicos expertos en bioimpresión 3D que se servirán de la robotización y los avances en genética y generación de tejidos para diseñar exoesqueletos mecánicos que puedan controlarse con la mente e incluso órganos artificiales, contribuyendo así a reducir las listas de trasplantes.

 

3. Granjero-farmacéutico

Los alimentos transgénicos han transformado por completo la agricultura, mejorando la productividad de los cultivos e intensificando la resistencia a plagas y sequías, pero la modificación genética de las plantas también evolucionará hacia la concentración de mayores y nuevas sustancias terapéuticas en los alimentos y sus productos derivados, con el fin de mejorar la salud y el bienestar de los consumidores.

 

4. Programador de Internet de las cosas

Internet ya no solo se circunscribe al mundo virtual, sino que se extiende al ámbito de lo físico mediante la interconexión de todo tipo de aparatos e infraestructuras que, simplemente, deben disponer de un sensor capaz de transmitir y recibir datos. Las ciudades y los hogares del futuro estarán conectados a la red y, por tanto, este campo precisará de un gran número de profesionales en los próximos años, desde programadores hasta ingenieros, analistas de big data y técnicos encargados de su mantenimiento y reparación.

 

5. Periodista de datos

La prensa es otro de los campos en los que la tecnología ha irrumpido con fuerza, modificando por completo los formatos tradicionales e incluso la forma de trabajar de los profesionales de la información, hasta el punto de surgir nuevos perfiles profesionales relacionados con el llamado periodismo de datos. Esta disciplina consiste en ofrecer al lector visualizaciones y tratamientos de datos para explicar las noticias de una forma clara y comprensible, y, entre otras cosas, requiere la incorporación de programadores para extraer y tratar datos que resulten relevantes desde el punto de vista informativo.

 

6. Diseñador de inteligencia artificial

La creciente industria de la inteligencia artificial, al igual que sucede en el campo de la robótica, precisará de un gran volumen profesionales especializados en el funcionamiento del cerebro y en la tecnología necesaria para replicarlo de forma artificial, abriendo con ello un nuevo campo de oportunidades a programadores e ingenieros, pero también a estudiantes de humanidades para que máquinas y robots puedan imitar el comportamiento humano.

 

7. Abogado experto en ciberseguridad

Con el desarrollo de la tecnología, surgen también nuevos conflictos, delitos y dudas legales cuyo tratamiento precisará de abogados y profesionales de la Justicia especializados en comercio electrónico, drones y ciberseguridad, entre otros muchos campos.