The Daily Prosper
Un hombre de pesca muestra sonriente un pez

La lucha contra la sobrepesca tiene forma de LED

   El joven Dan Watson ha creado un sistema de redes inteligentes para reducir el problema de la sobrepesca en el mundo.


 

Cuando Dan Watson era un estudiante de máster, decidió que quería crear una solución para el problema de la sobrepesca, para impulsar una industria pesquera sostenible. Watson veía las noticias en las que los pescadores eran detenidos por pescar especies no permitidas. Algunos se escudaban en que, directamente, no tenían herramientas para evitarlo. Estos peces eran devueltos al mar tras su captura y terminaban por morir. Fue entonces cuando este ingeniero mecánico y diseñador de producto formado en universidades como la Universidad de Glasgow y la Escuela de Arte de Glasgow (las dos en Reino Unido) comenzó a gestar su idea: un sistema de redes de pesca inteligentes que permite seleccionar qué ejemplares se capturan. Hoy, continúa trabajando en ello como CEO y fundador de Safety Net Technologies desde hace tres años.

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), entre el 8% y el 25% de las especies que se pescan son descartadas, lo que se traduce en un desperdicio de 27 millones de toneladas de peces cada año. Sin embargo, Watson sabía que no valía solo con su formación. “Una de las primeras cosas que hice fue subirme en un barco de pesca para conocer el proceso, para pescar”, cuenta. “Si no diseñamos una solución con los pescadores hay muy pocas probabilidades de que la usen”.

Echarse a la mar le permitió descubrir retos con los que ni había contado. Por ejemplo, ¿cómo instalas dispositivos electrónicos en un ambiente repleto de agua? Watson, que explica su proyecto con una gran cercanía, creó entonces una solución en forma de anillos inteligentes llamada PISCIS (del inglés PISCES). Estos dispositivos se incorporan a los aparejos de pesca y emiten una luz con tecnología LED que indica a los peces el camino que deben seguir para salir de la red. En situaciones estresantes, por ejemplo, los peces más pequeños nadan hacia abajo y los más grandes hacia arriba. De este modo, la red captura los ejemplares más maduros mientras que el resto escapa. El dispositivo y la luz que emite se puede adaptar según el tipo de ejemplar que se pesque u otras necesidades que tenga el pescador.

Watson, que ha recibido premios como el de Innovador Menor de 35 Europa 2017 de MIT Technology Review en español y el Premio James Dyson 2012, aspira a conservar y explotar los recursos del mar de forma sostenible. La empresa ya ha realizado pruebas en el mar del Norte y asegura que su tecnología reduce hasta el 60% la captura de ejemplares que están fuera del objetivo de la pesca. El siguiente paso es lograr una versión comercial. “Hemos fabricado instrumentos científicos hasta este momento. Hemos aprendido un montón, pero en realidad nuestro siguiente paso es producir nuestro primer producto comercial para pescadores”, explica.

¿Daría algún consejo a otra persona que quisiera recorrer un camino similar? Para Watson, “lo más importante es preguntar, preguntar por lo que necesites. Toma el riesgo. Pregunta y sé humilde; la gente te ayudará si puede”.