The Daily Prosper
Gafas para hacer la vida más fácil a personas con parálisis

Gafas para hacer la vida más fácil a personas con parálisis

Daniel Cuartas ha desarrollado un dispositivo visual que permite a personas con parálisis tener más independencia


 

Cuando la abuela de Daniel Cuartas sufrió un ataque cerebrovascular, su nieto decidió utilizar lo aprendido durante sus dos primeros años de carrera en Ingeniería Mecatrónica para tratar de mejorar su calidad de vida. Por aquel entonces, él ya sabía que existían dispositivos que ayudaban a las personas con movilidad reducida, pero recuerda que no estaban a su alcance: "No teníamos una renta alta y no podíamos acceder a ellos".

No conforme con la situación, decidió aplicar sus conocimientos para diseñar un dispositivo que permitiese a su abuela ser más autónoma. Comenzó a investigar en proyectos de código abierto y conocimiento compartido y acabó construyendo una cámara que seguía la pupila y que servía a su abuela ejecutar acciones básicas: encender la luz de la habitación, conectar la televisión o comunicarse con otras personas.

Este fue el germen de un proyecto más grande que permite a personas con movilidad reducida comunicarse, navegar por internet y ser más independientes. Cuartas tenía claro que su objetivo era hacer estos sistemas accesibles para todo el mundo: "La pobreza y la discapacidad van de la mano y que los dispositivos sean muy costosos no tiene sentido".

El mecanismo es sencillo: el sistema tiene asignados una serie de movimientos de pupila que asocia a comandos específicos; cuando la persona mueve la pupila, la cámara lo capta y el ordenador lo interpretar para ejecutar la orden precisa.

Este inventor se enorgullece de que la tecnología que ha diseñado realmente sirve para las necesidades de las personas a las que va dirigida. "Lo reciben con mucha alegría porque en muchas ocasiones es la primera vez que tienen un dispositivo que les ayuda con su problema", afirma, y añade: "También ha sido muy bien recibido por programadores, por makers y por toda la comunidad de open source". 

Aunque su origen está en Colombia, Cuartas ha liberado el manual de instrucciones de su fabricación y permite a cualquier persona en cualquier país del mundo que lo construya siempre que no sea para venderlo. De momento, además de en su país natal, ya se ha vendido en Brasil, Estados Unidos y Chile y, además, se ha construido en Sudáfrica, Francia, España y Cuba.

Cuartas, reconocido como uno de los Innovadores menores de 35 Colombia 2013 por MIT Technology Review en español, se define también como ilusionista y apunta a la "unión de la tecnología y el aspecto social" como la clave para hacer que las comunidades avancen. Por eso, su ambición es que estos dispositivos estén accesibles y permitan mejorar la vida de las personas.