The Daily Prosper
eSports: los estadios del futuro son una pantalla

eSports: los estadios del futuro son una pantalla

Son muchos los que coinciden en que, mientras la televisión tiene cada vez menos que ofrecer, la red se ha convertido en una ventana a posibilidades fascinantes. Una de ellas son los eSports, el resultado de una fusión entre videojuegos y competición profesional impulsada por la globalización de internet y el acceso a la tecnología.


Aunque los videojuegos siempre se han visto como algo solitario, la realidad es que los eSports o deportes electrónicos llenan estadios, levantan pasiones, y tienen sus propias ligas, equipos y canales de televisión. En otras palabras, el videojuego ya no es solo ocio, también puede ser una oportunidad profesional. 191 millones de aficionados entusiastas y un negocio que moverá 696 millones de dólares en 2017 en todo el mundo, según un estudio de la consultora especializada Newzoo, lo atestiguan.


El origen y las claves del éxito

En los años 80, a la vez que surgían los primeros videojuegos, también lo hacían las competiciones a gran escala (en la memoria queda el primer campeonato de Space Invaders en 1980). Pero fue hace seis años cuando Riot, la empresa creadora de League of Legends (LOL), dio el pistoletazo de salida que desataría el mercado de los deportes electrónicos: por primera vez, pagó a los grandes jugadores para que se dedicaran a jugar al LOL de manera profesional. Otras empresas la imitaron y convirtieron los eSports en un fenómeno de masas y, a sus mejores jugadores, en estrellas.

Podría haber salido mal, pero los expertos coinciden: la otra clave del éxito fue el cambio generacional. Para el periodista de Movistar eSports Eduardo ‘Keireth’ Granado, “los jóvenes han encontrado en los deportes electrónicos la emoción y el sentimiento de formar parte de algo grande y único que les pertenece”.


Qué, quién, cuál, dónde, cómo

¿Se trata entonces de un deporte como tal? “Una diferencia vital frente a otros deportes es que los electrónicos sí que tienen dueño. Si una empresa de videojuegos dice mañana que no se hacen torneos de su juego, se acabó”, explica el director del canal en línea Twitch Esportmaniacos, Antonio Yuste.

Deporte o no, estas son las cosas básicas que hay que saber para iniciarse en el mundo de los eSports:

  • A qué se juega. En lo más alto están League of Legends, el videojuego más seguido a nivel internacional, y Counter-Strike, uno de los shooters por excelencia. Players Unknown’s Battlegrounds, una suerte de Los juegos del hambre con cien jugadores, y Clash Royale, partidas para móvil de cartas y estrategia de tres minutos, son dos de las grandes promesas. Con menos espectadores que los anteriores, están FIFA, una de las sagas más vendidas pero sin tanto tirón como deporte electrónico, y Dota 2, fantasía y estrategia en tiempo real antecesor del LOL.
     
  • Quién está en el podio (y quién forma los equipos). “El número uno de LOL lo ocupa Faker (ojo, 21 años), seguido de otras estrellas coreanas como Smeb y Gorilla, y occidentales como Bjergsen, Perkz y Rekkles”, indica Keireth. Clash Royale lo encabeza Surgical Goblin, holandés de (atención) 17 años. A nivel español, hay que conocer al referente Enrique ‘xPeke’ Cedeño, murciano, campeón del mundo y autor de una de las jugadas más famosas de League of Legends. Actualmente, el mejor jugador de LOL en España es el canario Alfonso ‘Mithy’ Aguirre.Los jugadores se organizan en equipos en los que destaca la figura del Shot caller, una especie de capitán que guía al resto durante la partida y define la estrategia. También hay suplentes por si alguien se lesiona (suele ocurrir en muñecas, antebrazos y codos), entrenadores personales y psicólogos.
     
  • Cuáles son los torneos (y cuál es el premio). Cada videojuego tiene sus propias ligas nacionales e internacionales. Para LOL, Riot organiza el campeonato mundial League of Legends World Championship, que este año se ha celebrado en China y cuyo ganador se llevó un millón de dólares. También existen diferentes ligas regionales, entre las que destaca la coreana LCK (League of Legends Champions Korea). En España, para el mismo juego está la Superliga Orange, con dos temporadas de 14 semanas cada una. Counter-Strike tiene torneos importantes mensuales y para Dota 2 destaca The International , que en el 2016 repartió un premio de más de 20 millones de dólares (más de 17 millones de euros).
     
  • Dónde se ven (y dónde se puede jugar). Los deportes electrónicos pueden seguirse sobre todo a través de Twitch.tv,una plataforma de retransmisión online que Amazon compró en 2014 por casi 1.000 millones de dólares (735 millones de euros) y que solo el año pasado acumuló 292.000 millones de minutos de visualización. En España, Movistar ha creado este año un canal exclusivo sobre los eSports y el periódico deportivo Marca lanzó un portal especializado. Si lo que se quiere es jugar, la plataforma por excelencia es Steam.
     
  • Cómo funciona el negocio. “Como en el fútbol, al jugador lo ficha un equipo, con su sueldo mensual y sus acuerdos sobre los porcentajes para competiciones y publicidad”, explica Yuste. En el extranjero hay jugadores profesionales de Red Bull  Aunque en España no está tan profesionalizado, el club de baloncesto de Vitoria Baskonia lleva más de un año apostando por los eSports y su equipo es el actual campeón de la Superliga Orange.

Videoclip de la canción oficial del Campeonato Mundial de LOL de 2014, Warriors, con más de 100 millones de reproducciones en YouTube.

 

El camino para llegar al podio

Si todo lo que rodea a los deportes electrónicos crece tanto y tan rápido, ¿se convertirán sus jugadores en atletas olímpicos? El presidente del Comité Olímpico Internacional, Thomas Bach, dice no estar muy seguro de ello y establece algunas normas que deberían seguir los eSports para que así sea. Algo que, según el director de Twitch Esportmaniacos, “a lo mejor no le conviene al mundo de los deportes electrónicos”. Ajenos al debate, los eSports siguen su camino. “Seguiremos llenando estadios, teniendo clubes cada vez más potentes y jugadores estelares que mueven una cantidad ingente de personas en las redes sociales”, clama Keireth.

Por el momento, todo apunta a una mayor profesionalización del sector. Entrenadores, expertos en marketing, informáticos y organizadores de eventos son algunos de los perfiles que se espera necesite el sector. También jugadores, claro. En Valencia (España), ya existe una academia presencial para futuros jugadores. En Madrid (también en España), Movistar lanzó en mayo de 2017 su particular ciudad deportiva para los eSports.

De todos modos, tampoco hay que banalizar la dificultad de convertirse en un jugador profesional. “Existe la extraña concepción en los eSports de que cualquiera puede ser profesional, y no es cierto. Igual que si aspiras a ser un futbolista de élite, en los deportes electrónicos hay que ser lo suficientemente bueno y ponerle mucho esfuerzo”, afirma Keireth. “O tienes un talento natural inaudito, o el que más entrene será el mejor”, coincide Yuste. Quién sabe. Quizá el día de mañana, con muchas horas de práctica y determinación, tú llegues a ser el nuevo Messi o Cristiano de los eSports.

Patricia Ruiz Guevara