The Daily Prosper
E-commerce: dónde comprar vender un solo clic

E-commerce: dónde comprar y vender con un solo clic

La Red se ha convertido en un gran centro comercial con e-commerce de todo tipo. En internet, los usuarios acceden a un amplio catálogo de productos y se benefician de sugerentes descuentos, así como también pueden convertirse en vendedores y ofrecer sus creaciones a todo el mundo.


Unos billetes de avión, un electrodoméstico y un juego de mesa. En Internet puedes encontrar prácticamente cualquier cosa. Los e-commerce, comercios electrónicos que venden vía online, permiten a los usuarios comprar todo lo que deseen a golpe de un solo clic. Gracias a ellos comprar hoy es más fácil y cómodo que nunca: mandan los pedidos a casa, han mejorado sus sistemas de devoluciones y permiten a las personas hacer un seguimiento de los envíos. Pero no sólo han cambiado nuestros hábitos de compra, sino que también han dado la oportunidad a los particulares de poner a la venta sus creaciones. Han nacido plataformas que conectan a vendedores principiantes con posibles clientes de todo el mundo. ¿Conoces todas las fórmulas para comprar online? ¿Y para vender?

“El e-commerce es mucho más que un escaparate online. También es un nuevo sistema logístico para poder ofrecer todo lo que los consumidores desean y es la implantación de diferentes medios de pago para facilitar la compra. En definitiva, es una nueva forma de relación entre los negocios y los clientes”, explica el socio fundador de Comefruta y director del Programa Superior de Comercio Electrónico del Instituto de Economía Digital del ESIC (ICEMD), José Luis Montesino-Espartero.

Según el informe Digital in 2017 Global Overview, elaborado por Hootsuite y We Are Social, el 22% de la población mundial compra de manera online. Pero, ¿qué ha pasado para que nos dirijamos a Amazon antes que a unos grandes almacenes? “La posibilidad para comparar precios, tener a tu disposición un inventario amplísimo de productos específicos y poder informarse bien antes de comprar son las principales ventajas del mundo online”, asegura Montesino-Espartero. “Viajes, ocio y tecnología lideran este mundo. Moda, alimentación y hogar ocupan una segunda área de interés. También crece la venta de contenido digital”, resume el responsable de Mobile & New Media de IAB Spain Paco Anes, según se recoge en el Estudio Anual de eCommerce 2017. Unos sectores que no sólo predominan en España, sino también en el resto del mundo.
 

Dónde puedo comprar

Atrás quedaron los tiempos iniciales en los que la mayoría de los negocios online imitaban la venta por catálogo tradicional. Los e-commerce no paran de evolucionar. Cada vez más los usuarios navegan por Internet a través de sus dispositivos móviles, como smartphones o tablets. Por eso, estos negocios se están transformando y ya no sólo ofrecen sus servicios a través de sus páginas webs, sino también a través de sus propias apps. Lo cierto es que la Red se ha convertido en una especie de centro comercial en el que te puedes encontrar negocios de todo tipo:

Marketplaces. Se constituyen como una tienda de tiendas. Estas plataformas proporcionan espacio a diferentes marcas para que pongan a la venta sus productos. Amazon, Ebay, Aliexpress y Rakuten son algunos de los más grandes. Aunque funcionan de manera similar, existen diferencias entre ellos. Por ejemplo, Amazon además de vender productos de otras marcas también comercializa productos propios. En Ebay puedes encontrar ventas de particulares y de empresas y, como usuario, tienes la posibilidad de pujar por los artículos como si se tratara de una subasta. Mientras, en Aliexpress, de origen chino, los proveedores chinos ofrecen sus artículos a consumidores de todo el mundo y el portal se caracteriza por el bajo precio de los productos que se exponen.

Clubs de venta privados. Proporcionan un número limitado de artículos de alguna marca en concreto. Son una especie de outlets online, ya que ofrecen productos de temporadas anteriores. Para formar parte de estos clubs, simplemente has de registrarte en su web de forma gratuita. La principal ventaja respecto al resto de portales es que podrás acceder a descuentos de hasta el 80%.  Es habitual ver esta fórmula entre las firmas de moda. Showroomprive, Dreivip, Vente-Privee, Privalia y Ofertix son algunos ejemplos.

Compra colectiva. Groupon, LetBonus o Groupalia son algunos de los portales más populares dentro del grupo de venta colectiva o ventas flash. En estas plataformas los negocios crean descuentos según el número de interesados que existe por sus productos. Las “gangas” pueden ser de cualquier tipo: desde sesiones de depilación láser hasta viajes, pasando por menús especiales en algún restaurante.

Discovery e-commerce. Si te gustan las sorpresas, te interesarán los comercios que han adoptado este modelo. A través de una suscripción semanal o mensual, los usuarios reciben un paquete de muestras de la marca, pero desconocen los productos que contiene la caja. Esta fórmula nació en 2012 de la mano de la empresa de belleza Birchbox. Para sus clientes es una forma de descubrir productos personalizados. Aún es una opción incipiente, pero que ya empieza a seducir a grandes. Es el caso de Adidas que ha seguido este modelo para lanzar el proyecto Avenue A,  dirigido a mujeres deportistas.

E-commerce: dónde comprar vender un solo clic

¿Y si quiero vender online?

Del mismo modo que puedes ser un experto comprador en la Red, puedes pasarte al otro lado y aprovechar la facilidad que ofrecen algunas plataformas para convertirte en vendedor y comercializar tus propias creaciones. No hace falta que tengas una marca potente, ni estar presente en los grandes marketplaces. Estas son otras opciones, que como en el caso anterior ofrecen sus servicios a través de su página web y su app:

Mercadillos gigantes. Portales como Etsy nacieron para que los particulares pudieran dar a conocer sus creaciones al resto del mundo. Puedes lanzar tu propia tienda online dentro de este portal y llegar a sus 30,6 millones de compradores activos en todo el mundo. Etsy además ofrece formación para que aprendas comercializar tus creaciones y cómo enviar de la mejor manera tus productos a los compradores.

De segunda mano. Todos aquellos objetos que no utilizas no tienen por qué ir siempre al trastero de tu casa. Plataformas de compraventa como Wallapop conectan a particulares que ponen a la venta las pertenencias que no usan con usuarios interesados en ellas. Basta con que subas una foto, un precio estimado, un buen titular y una buena una descripción del producto que deseas vender. La entrega del pedido se puede hacer en persona o a través de un envío por Correos con la función "wallapop envíos". Desde su creación en 2013, se han puesto a la venta más de 1 millón de productos.

El abanico de posibilidades para comprar y vender por Internet es infinito. Ahora, el desafío está en saber conectar los establecimientos físicos y los negocios online para que no haya diferencias entre ambos mundos. Quizá no estemos lejos de conseguirlo. El sector de la moda y los inmuebles empiezan a tomar la delantera. Ya existen probadores digitales y simuladores que nos permiten conocer cómo quedarán los muebles en nuestro hogar a través de la realidad aumentada. En unos años no distinguiremos entre tiendas físicas y e-commerce, simplemente serán comercios”, apunta Anes. El reto es crear un mundo sin límites, sin barreras entre vida real y la online.

Por Alba Casilda