The Daily Prosper
¿Cuántos tipos de energía renovable conoces?

¿Cuántos tipos de energía renovable conoces?

Arrancar el coche. Encender la luz de la cocina. Poner una lavadora o coger las escaleras mecánicas. ¿Sabes cuánta energía requiere cada uno de esos pequeños gestos cotidianos que hacemos cada día de nuestra vida? Y lo más importante, ¿sabes de dónde procede esa energía? Las fuentes energéticas son indispensables para nuestra sociedad, el mundo entero se mueve gracias a ellas y las necesitamos para vivir.


¿A qué llamamos energías renovables?

Existen multitud de tipos de energía, tanto renovable como no renovable. La pega es que las no renovables se basan en elementos –como los combustibles fósiles- que terminarán agotándose y desapareciendo. Por ello, las energías renovables se presentan como una opción lógica y, habitualmente, más sostenible.

Cuando hablamos de energías renovables comúnmente nos referimos a aquellas fuentes energéticas con un origen natural y potencialmente inagotable. Esto puede ser porque exista una cantidad inmensa que la humanidad sea incapaz de terminar. O porque pueden regenerarse por medios naturales veloces y ajenos al componente humano.

¿Sabes todos los tipos de energía renovable, la diferencia entre ellas, cuáles son mejores, cuáles son peores y por qué? Vamos a comprobar tus conocimientos, ánimo, es un test muy sencillo…
 

Adivina qué energía es…

La primera energía renovable de la que hablamos es una de las más comunes: el uso de la fuerza del agua en ríos o lagos para generar energía eléctrica. Es la que más tiempo lleva aprovechándose en todo el mundo y en algunos países de Europa resultó fundamental para el desarrollo y la mejora del nivel de vida. En España también es una de las renovables más utilizadas: alrededor del 15% de la energía que consumimos procede de ella si bien a nivel mundial hay quien eleva esa cifra hasta un 20%. Sí, has adivinado, se trata de la energía hidroeléctrica.

La segunda de las energías renovables procede del viento. Concretamente, de la fuerza cinética que generan las corrientes de aire, captadas mediante turbinas que la transforman en energía eléctrica. Es una forma de generar energía que está creciendo de forma importante en el mundo: en 2016 lo hizo en un 12,4% llegando a una potencia instalada de 486.749 MW. Actualmente es la segunda fuente de electricidad más común entre las energías renovables. Por supuesto, era muy fácil de acertar: hablamos de la energía eólica.

Hay otra forma de energía que se basa en el aprovechamiento del calor que emerge del interior de nuestro planeta. Hay zonas terrestres en las que la temperatura es muy alta y se puede utilizar para hervir agua y accionar turbinas y generar electricidad o para proporcionar agua caliente y calefacción a hogares y edificios. En determinados países tiene gran importancia gracias a sus especiales condiciones, por ejemplo en Islandia supone el 13% del total de la producción eléctrica. Estamos hablando de la energía geotérmica.

Una cuarta forma de obtener energía eléctrica de fuentes naturales es aprovechando el movimiento de las mareas, que generan electricidad gracias a un alternador. Es una de las fórmulas más seguras y aprovechables y obviamente, es inagotable. Se trata de la energía mareomotriz.

La quinta energía renovable de nuestro listado es, en cierta forma, la más importante, pues es la que da vida y pone en marcha al resto de renovables. Se trata de recoger radiación solar y transformarla en otros tipos de energía, como lumínica o térmica a través de distintos sistemas: paneles fotovoltaicos, colectores térmicos o espejos que la concentran en un punto. Es muy conocida y todos hemos oído hablar de ella, pero por lo pronto sólo generamos con ella un porcentaje muy bajo de la electricidad que consumimos. Sí, claro, estamos hablado de la energía solar.

Hay una energía similar a la mareomotriz, pero en vez de aprovechar las mareas utiliza el movimiento de las olas marinas. Es de los sistemas más estudiados en la actualidad debido a la facilidad que ofrece para predecir cómo lograr la máxima eficiencia. Tiene un nombre algo más extraño y puede que no lo hayas acertado: energía undimotriz.

El último tipo de energía renovable de nuestra lista tiene su origen en la fotosíntesis vegetal. Durante este proceso natural, las plantas transforman el dióxido de carbono y el agua en materiales orgánicos de los que se puede obtener muchísima energía mediante combustión o transformación en otras sustancias susceptibles de ser utilizadas como combustible. Es muy usada en España, pero en pocas ocasiones la vemos como lo que es: una eficaz energía renovable y su nombre tampoco es muy habitual: se trata de la biomasa.
 

¿Cuál es la energía renovable más rentable?

Seguro que has superado nuestro sencillo test y seguro que te interesa saber que las energías renovables están aún muy lejos de convertirse en la alternativa más económica a la hora de escoger una opción energética, pero vienen creciendo de forma exponencial durante los últimos años. Numerosos estudios afirman que las energías renovables serán la fórmula más eficiente y barata de producir electricidad para el año 2040 en muchos países.

Pero mientras tanto, ¿cuál es la más rentable en la actualidad? En España, la energía eólica ha experimentado el mayor desarrollo de todos y se ha convertido, por lo tanto, en la más rentable de las energías renovables del país. Hoy por hoy se puede decir que es la opción más eficiente, barata y segura que existe. La siguen otras dos de las grandes: la hidráulica y la solar.

Sin embargo, este es solo el caso español y la situación varía mucho en función del país, de los recursos que son aprovechables –por ejemplo: en Islandia lo lógico es aprovechar la energía geotérmica como hemos visto que hacen- y también de sus políticas medioambientales y energéticas. Un ejemplo perfecto es Estados Unidos, donde el uso de energías renovables es apenas del 10%, siendo la biomasa la favorita. La siguen la hidroeléctrica, la solar, la geotérmica y la eólica. Así, podemos observar que hay tantas preferencias como opciones.