The Daily Prosper
Cuando la Inteligencia Artificial toma el control de tu smartphone

Cuando la Inteligencia Artificial toma el control de tu smartphone

Hasta hace poco tiempo, la expresión Inteligencia Artificial sonaba a ciencia ficción. Imaginábamos robots o complejos artefactos actuando a similitud de la mente humana y reemplazando al hombre en las más variadas labores. Sin embargo, la I.A ya es una realidad tangible que nos acompaña en nuestro día a día. No hace mucho que llegó a la telefonía móvil y ya se ha transformado en tendencia.


La irrupción de los teléfonos con inteligencia artificial sigue un ritmo frenético. Primero fue en forma de software y ya está integrada en las últimas versiones de los sistemas operativos. 

El último en apretar el acelerador ha sido Google con su nuevo Android 9 Pie. Es bastante difícil imaginar hasta dónde podemos llegar, con una tecnología que, parece, llega desde el futuro.

Machine learning y deep learning

Estos 2 conceptos son los responsables de que la Inteligencia Artificial esté ya en nuestros teléfonos móviles. Hacen referencia a los procesos que ejecuta un software para imitar el comportamiento de la mente humana.

La base son los conocidos algoritmos. El Machine learning aprendizaje automático es una forma de Inteligencia Artificial que ayuda a las máquinas a aprender por sí solas a través de análisis de datos. El deep learning o aprendizaje profundo va un paso más allá. Se trata de reproducir el funcionamiento de las neuronas y trasladarlo a una máquina con la idea de que actúe por su cuenta, extraiga conclusiones y sepa pronosticar comportamientos futuros.

Para comprender el término, es esencial detenerse en el procesamiento neuronal. Las células del cerebro trabajan siempre y en todo momento de forma interconectada. Por servirnos de ejemplo, en el momento de identificar una fruta unas neuronas reconocen la fragancia, otras el sabor y otras el color. 

En el terreno de la inteligencia artificial, este mecanismo neuronal se convierte en códigos o algoritmos que terminan reproduciendo exactamente la misma forma de actuar del cerebro. Si trasladamos estas funciones a los móviles, el resultado es un mecanismo que sabe examinar y también interpretar comportamientos y que llega a avanzar en la toma de decisiones.

La I.A. en los móviles

La industria tecnológica móvil se ha lanzado de cabeza al desarrollo de la I.A. y cada fabricante ofrece sus aplicaciones y utilidades. La mayoría de ellas están relacionadas con la cámara y el reconocimiento de imagen, aunque hay otros recursos.

Reconocimiento de imágenes y procesamiento fotográfico

El traslado del procesamiento neuronal al planeta de los móviles es la que deja a la cámara reconocer objetos, personas o razas de animales. Las aplicaciones que se encuentran disponibles en el mercado y las que incorporan ya ciertos sistemas operativos ayudan además a identificar caras y escenarios, ofrecen sugerencias y aplican correcciones precisas con el objetivo de que la imagen captada tenga la mejor calidad. 

Uno de los ejemplos más espectaculares de esta tecnología es el traductor de Google, que incorporó entre sus funciones la traducción de carteles. La compañía informa de que con formatos singulares, tamaño pequeño o mala iluminación, la traducción puede fallar, aunque en todo caso se trata de una herramienta impensable hasta hace muy poco tiempo.

Asistentes de voz con inteligencia artificial

Permiten arrancar buscadores web, pedir información, abrir una aplicación o configurar una alarma. Si bien nacieron en el móvil, probablemente en pocos años el asistente de voz se transforme en un factor prácticamente indispensable en todos y cada uno de los hogares, al que recurrir para hacer la compra, pasar la aspiradora o adquirir entradas para el cine. 

Los más conocidos llevan la firma de los gigantes tecnológicosAlexa, el asistente de Amazon, que a través del altavoz Echo hace que podamos comprar de viva voz, y Assistant, el asistente de Google, que está innovando para ofrecer una voz más humana y que cuenta con una función para hacer que los pequeños de la casa incorporen un "por favor" en sus órdenes. 

Siri, la asistente de Apple, también da este año el salto del móvil al altavoz con Homepod, que permitirá poner nuestra música preferida o supervisar, por medio de la voz, otros aparatos del hogar. Cortana, el asistente de Microsoft, todavía no tiene un altavoz propio aunque sí está incorporado en aparatos de otras marcas.

Asistentes virtuales

La tecnología cognitiva está tras los asistentes virtuales que incorporan en sus webs determinadas empresas o entidades, capaces, por ejemplo, de aconsejar a clientes del servicio en materias como préstamos hipotecarios.

Mejora del desempeño del teléfono

La Inteligencia Artificial permite que el móvil adquiera un conocimiento de los hábitos del usuario. De este modo, es capaz de hacer propuestas para el ahorro de energía. Los sensores incorporados en los teléfonos advierten sobre las aplicaciones que menos se usan y pueden ejecutar acciones por sí mismos para prolongar la batería e incluso ahorrar memoria.

Seguridad

La identificación del dueño de un móvil a través de clave de acceso está ya pasando a la historia. Los teléfonos desarrollados por medio de Inteligencia Artificial no precisan este tipo de controles de acceso, son capaces de examinar la cara del usuario para comprobar si se corresponde con el dueño y permitir o bien rechazar el acceso al terminal.

Android 9 Pie

Detrás de las aplicaciones basadas en la Inteligencia Artificial se encuentran, como no podía ser de otra forma, los gigantes de la comunicación. La última apuesta de Google es el sistema operativo Android 9 Pie, que pretende dar un giro completo al mercado de los móviles inteligentes.

El proceso de actualizaciones ha empezado y es ya posible conocer el listado de móviles compatibles con Android Pie. Como suele suceder en estos casos, el procedimiento puede alargarse meses y si alguien tiene prisa en probarlo lo mejor es que consiga un dispositivo elaborado por Google. Ya ocurrió con las actualizaciones de Android Oreo hace un año y es muy posible que la historia se repita.

¿Y qué novedades presenta esta nueva versión del sistema operativo con más fama del planeta? ¿Exactamente en qué se distingue de sus precursores? La respuesta se escribe en mayúsculas: "Inteligencia Artificial hasta los topes". Esa es la frase que repiten hasta la saciedad los creadores de Android 9 Pie, también conocido como Android P o Andoid 9.0

Batería y brillo adaptativos

El nuevo Android mejora las posibilidades de sus antecesores en consumo energético. Reserva la energía para las aplicaciones y procedimientos que efectuamos con frecuencia e interviene en la iluminación de la pantalla. El mecanismo es capaz de advertir nuestros gustos en materia de brillo y los aplica por sí mismo.

Interpretación de textos

El Android 9 Pie interpreta los textos que leemos y sugiere acciones en torno a él, como por ejemplo, copiar y pegar, mandar, buscar, compartir, etcétera. Para esto, va desplegando un menú contextual conforme nos desplazamos por la pantalla.

Anticipación

Este es otro punto fuerte de la nueva apuesta de Google. La Inteligencia Artificial reconoce nuestras preferencias y nuestra forma de actuar y se adelanta en las acciones, ofreciéndonos los contenidos que más nos pueden interesar. Por poner un ejemplo, si acostumbramos a consultar la programación del cine a través del móvil, terminará mostrando de manera automática las carteleras y la ubicación.

Estas son algunas de las posibilidades que son ya una realidad gracias a la Inteligencia Artificial, aunque existen muchas más. Y todas y cada una van en la misma línea: reconocer nuestros patrones de comportamiento, aprender de ellos y adelantarse a nuestras acciones para hacernos la vida un poco más sencilla.