The Daily Prosper
¿Cómo realizar una compra online segura?

¿Cómo realizar una compra online segura?

El comercio electrónico ha modificado nuestros hábitos de consumo. Cada vez son más los españoles que adquieren productos y servicios exclusivamente por este canal. La cantidad y frecuencia de las compras aumentan considerablemente. Pero, ¿compramos de forma segura por la Red?


El poder comprar cualquier artículo cómodamente desde casa y recibirlo sin necesidad de movernos poco tiempo después, junto a la mejora de la experiencia del servicio y de la devolución postventa, ha hecho que el eCommerce se presente, cada vez más, como la opción preferida de los usuarios, incluso en productos de primera necesidad.

Según el “Estudio anual eCommerce 2017”, realizado por la asociación IAB Spain,  el 70% de los cibernautas realiza compras por internet. Los motivos para decantarse por el comercio electrónico  son el precio (82%), características del envío (79%), la confianza de la web (77%) y el servicio post-venta (76%). No obstante, los elementos diferenciadores que determinan cualquier transacción online son el plazo de entrega, un 38% de los españoles está dispuesto a pagar más por reducir el tiempo de espera, y la seguridad en el pago, algo que preocupa a un 76%.  Y es que el comprador online cada vez es más exigente.

"Las nuevas tecnologías diseñan pasarelas de pago cada vez más seguras, al tiempo que los bancos aportan nuevas formas de transacciones para evitar robos"

Decálogo para comprar de forma segura
 

  1. Dispositivo siempre actualizado: el primer paso para realizar una compra online segura recae en el dispositivo desde el que vaya a pagarse. Es fundamental que su sistema operativo y aplicaciones estén actualizados, ya que suponen una defensa ante los ataques de los ciberdelincuentes. También es conveniente la instalación de un antivirus. Aquéllos que son de pago, además, cuentan con soporte técnico.
     
  2. Conexión segura: cuando hacemos uso de redes públicas, como las de grandes almacenes, aeropuertos, trenes… estamos exponiendo nuestros datos personales. La información viaja libremente sin estar cifrada, por lo que cualquiera puede hacerse con ella. Por ello, al realizar una compra online debemos hacerlo siempre desde nuestra propia red wifi o internet del móvil.
     
  3. URL seguras: los bancos y empresas que dan un servicio confidencial aportan un protocolo de seguridad que aparece cuando su URL comienza por htpps, en lugar del htpp coloquial. La Oficina de Seguridad del Internauta (OSI) advierte de que la información que se intercambia con la web puede ser interceptada por cualquiera. Por ello, se creó el protocolo htpps, que cifra los datos para evitar su sustracción. La mayoría de las veces, viene acompañado de un candado de color verde.
     
  4. Conoce la web de la tienda donde vayas a comprar: cualquier página que se precie ha de tener una canal para contactar con ellos, informar claramente de las condiciones de envío y el procedimiento a seguir en el caso de la devolución del producto. Si no cumple con estas tres directrices, es preferible no realizar compra alguna para evitar posibles problemas posteriores.
     
  5. Documéntate sobre opiniones y experiencias de otros usuarios: es aconsejable realizar una búsqueda para leer opiniones de otras personas y sus experiencias en esa web. De hecho, más de la mitad de los usuarios españoles señala que estos comentarios influyen en su decisión de compra, por lo que son muy codiciados para las empresas y aportan fiabilidad a la misma.
     
  6. Proporciona la mínima información: con frecuencia observamos que nos piden más datos de los necesarios para realizar la compra, a veces incluso sólo para solicitar información. El motivo es que esta información resulta muy valiosa para las empresas, que pagan cantidades estratosféricas por ella.
     
  7. Utiliza pasarelas de pago: la comodidad de pagar sin tener que introducir los datos personales, junto a la seguridad que aporta su Certificado de Seguridad SSL, hace que dos de cada tres usuarios compren a través de Paypal, Amazon, eBay o Aliexpress. De hecho, según estudios recientes, PayPal se erige como el canal predilecto del eCommerce internacional.
     
  8. Pago con sistemas de reclamaciones: las tarjetas de crédito o las pasarelas de pago citadas anteriormente cuentan con un seguro que nos devuelve el dinero en caso de haber existido fraude. En el caso de las pasarelas, debido a que actúan como intermediarios, pueden bloquear el pago inmediatamente ante un problema.
     
  9. Conserva siempre las facturas electrónicas de cualquier transacción: toda compra online debe acompañarse de una factura de la misma, que posee la misma validez legal que cualquier otra. Nos ayudará a reclamar en el caso de que el producto sea defectuoso, por ejemplo, y como garantía.
     
  10. ¿Qué hacer ante una estafa o robo de cuenta? Recopila toda la información posible y denúncialo al Grupo de Delitos Telemáticos de la Guardia Civil e informa a la Oficina de Seguridad del Internauta (OSI), dependiente del Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE). Toda información resulta imprescindible en estos casos.
     

Algo que siempre debemos aplicar es el sentido común, que nos dicta huir de las ofertas irresistibles y de los numerosos chollos que se publican en internet. Conviene vigilar especialmente aquellos productos ofertados por particulares, en portales de segunda mano, que tienen un precio demasiado bueno para ser verdad. Una simple búsqueda de la imagen del artículo puede ayudar a descubrir la estafa.

Para comprar de forma segura hay que tener las mismas precauciones que usamos diariamente en el mundo digital. Tener distintas contraseñas para cada cuenta, que sean robustas, complejas e ir cambiándolas cada cierto tiempo. Si, al menos no podemos evitar el fraude, sí que lo pondremos más difícil.