The Daily Prosper
Be healthy: aprende a potenciar tus emociones positivas

Be healthy: aprende a potenciar tus emociones positivas

Las emociones son uno de los mayores misterios de la humanidad. Todas las personas se han preguntado alguna vez en la vida qué son las emociones, pues esas reacciones tienen lugar de forma continua y sin conocimiento exacto de su verdadero significado.


Una de las claves que debemos tener en cuenta es que vienen incorporadas en la base genética del ser humano, es decir, son inmateriales, por lo que pasan desapercibidas en el mundo racional actual y se asimilan como algo habitual, propio de la forma de ser de las personas. Sin embargo, las emociones pueden generar beneficios internos incalculables, además de ser uno de los puntos que nos une con el resto de la sociedad.

Los seres humanos experimentamos la vida de forma emocional, por esta razón las emociones, que se encuentran en el sistema límbico, tienen un gran papel en nuestra forma de pensar y actuar. De hecho, cada persona conoce internamente, gracias a su propia experiencia, qué son las emociones y la importancia real que tienen en su vida cotidiana. Debido a esto, hombres y mujeres actúan de diversas formas a la hora de tomar decisiones que afecten a su vida dependiendo de si son felices o están tristes. Los sociólogos de las emociones llevan décadas teorizando sobre estas reacciones intentando descubrir su misterio para intentar entender mejor su funcionamiento en los seres humanos.
 

¿Qué es una emoción?

Una de las definiciones que mejor explica qué es una emoción es la de Hockenbury y Hockenbury (2007), “una emoción es un estado psicológico complejo que implica tres componentes distintos: una experiencia subjetiva, una respuesta fisiológica, y una respuesta conductual o expresiva”.

De acuerdo con estas autoras una emoción se considera una experiencia subjetiva de cada persona, por lo que cada ser humano tiene una forma diferente de actuar sobre la realidad que le rodea.

Por otro lado, las emociones generan reacciones fisiológicas como pueden ser la respiración rápida o la aceleración del ritmo cardiaco. Por último, la respuesta conductual o expresiva es la forma universal de expresar las emociones en la sociedad, como puede ser una sonrisa para reflejar felicidad.

 "Las emociones positivas son fundamentales para que los seres humanos se relacionen en sociedad"

"Las emociones positivas son fundamentales para que los seres humanos se relacionen en sociedad"

Las emociones positivas

Los estudios en el ámbito de las emociones se han centrado en entender el funcionamiento de los estados emocionales negativos, con el objetivo de poder controlarlos y disminuir su poder en las acciones de las personas. Sin embargo, las positivas son fundamentales para que los seres humanos se relacionen en sociedad. En este tipo de emociones destacan el placer o bienestar, sensaciones que tienen una corta duración en el tiempo y que movilizan pequeños recursos a la hora de afrontar estas situaciones. Del mismo modo, estas reacciones positivas desarrollan las virtudes y fortalezas individuales de cada persona, aspectos claves para alcanzar la felicidad.

Los seres humanos experimentan estas reacciones de forma breve en ocasiones valiosas. En los momentos en los que se experimentan estas emociones positivan se generan recursos físicos, sociales e intelectuales que quedan almacenados en cada persona con el fin de afrontar esas situaciones cargadas de emociones negativas que se puedan presentar en el futuro. Siguiendo esta línea, el médico y director del Hospital Nacional Diego Alcorta de Santiago del Estero (Argentina), Arturo Agüero, señala en su libro Emociones que curan que las emociones positivas son capaces de eliminar las sensaciones negativas alojadas en el cuerpo humano y que amenazan la salud de las personas.
 

Beneficios físicos y mentales de las emociones positivas

Las emociones positivas tienen importantes beneficios en la salud física y mental de las personas. Al reducir los efectos negativos en el cuerpo, los cuales generan enfermedades, se previenen patologías y se reduce la ansiedad. La felicidad también aumenta el nivel de resiliencia por lo que las adversidades en el terreno de la salud se afrontan de forma positiva consiguiendo superarlas. De esta forma, el desgaste del sistema cardiovascular es menor y ayuda a reducir el estrés en las personas.

En el aspecto mental, las emociones positivas generan una organización cognitiva más abierta, compleja y flexible, por lo que amplía la percepción del mundo exterior. Una forma de pensar que intensifica la creatividad y mejora la solución de problemas, siendo muy beneficiosa en ambientes laborales y académicos. Más allá de la propia persona, las emociones positivas mejoran las relaciones sociales, favoreciendo la empatía y el altruismo con los demás. Además, crea nuevos vínculos sociales y de amistad, debido a que una acción tan simple como una sonrisa de felicidad ayuda al desarrollo de uniones entre las personas.

Siguiendo la línea de mejorar estas emociones positivas en el ambiente laboral, algunas empresas tienen incluso programas específicos para ello, por ejemplo el Banco Santander, que realizó durante el pasado mes de abril la semana BeHealthy, unas jornadas con diversos talleres enfocados en concienciar a sus empleados sobre los beneficios que aportan estas emociones a la salud física y mental. Entre los más destacados se encuentra el taller “Aprende a potenciar tus emociones”, donde se enseña a conocer y potenciar las emociones positivas, y el taller de “Canalización de Estrés”, con información sobre ejercicios para relajar el cuerpo y la mente, con el objetivo de transformas las acciones negativas en conductas positivas.
 

Una dieta de documentales y libros positivos

Los documentales de naturaleza también son una gran fuente de felicidad, como descubrió un grupo de investigadores de la Universidad de Berkeley en un estudio realizado junto con la cadena BBC. Con la simple imagen de un grupo de guepardos descansando en la sabana africana se genera una disminución del miedo, el cansancio, el estrés y la ansiedad. Planeta Tierra, de la propia cadena británica, es una serie documental fantástica para iniciarse en este mundo.

Para los amantes de la lectura, La auténtica felicidad, del psicólogo y escritor Martin E. P. Seligman es uno de los libros más recomendados para encontrar y potenciar las emociones positivas que se encuentran en el interior de cada persona. Otra gran opción es Emociones positivas, del psicólogo y escritor Martín Berasain.

Ya sea mediante acciones cotidianas del día a día, con películas, documentales o libros, es importante crear hábitos que ayuden a generar emociones positivas en nuestras vidas. Al fin y al cabo, el objetivo final siempre es cultivar la mayor felicidad posible.

Fomentar las emociones positivas

Los 10 consejos que te ayudarán a conseguir crear los hábitos diarios necesarios para fomentar las emociones positivas en esta nueva etapa:

  1. Aprecia la vida y disfruta de las pequeñas cosas que te rodean
     
  2. Ríete constantemente ante las situaciones de la vida
     
  3. Ilusiónate con el futuro esperanzador que te espera
     
  4. Contacta con la naturaleza
     
  5. Relaciónate y establece vínculos con las personas de tu alrededor
     
  6. Lucha por conseguir tus objetivos en la vida
     
  7. Haz deporte en tu día a día
     
  8. Desarrolla la creatividad en la cocina, pintando, escribiendo o cualquier actividad que te haga sentir bien
     
  9. Quiérete a ti mismo y a tus seres queridos
     
  10. Sé feliz y tómate la vida con optimismo