The Daily Prosper
Baterías de energía renovable para evitar cortes de luz

Baterías de energía renovable para evitar cortes de luz

La innovadora Enass Abo-Hamed ha desarrollado un sistema de almacenamiento energético que se transporta fácilmente y que lleva la luz a lugares donde el acceso a la red eléctrica es limitado.


 

Durante una operación, la luz de un hospital se va y todos los aparatos se detienen. ¿Cómo podrían continuar los médicos con la cirugía? Desafortunadamente, este tipo de cortes se repiten más de lo que pensamos, especialmente en zonas a las que apenas llega el suministro eléctrico. Según la Agencia Internacional de Energía (IEA), 1.200 millones de personas en el mundo carecen de acceso a electricidad.

Sigue nuestros consejos sobre Cómo reciclar correctamente

Para garantizar este servicio básico, en especial en las infraestructuras críticas como centros sanitarios, la innovadora Enass Abo-Hamed ha desarrollado un sistema de almacenamiento que aprovecha el potencial de las energías renovables y que se puede transportar fácilmente. Con este modelo, Abo-Hamed podría suministrar luz a ese hospital, aunque no estuviera conectado a la red eléctrica.

El sistema, denominado unidad OG3P (Off Grid Plug & Play Power), genera electricidad a través de la captura y liberación de hidrógeno procedente de los distintos tipos energías renovables. Doctora en Química por la Universidad de Cambridge (Reino Unido) e Impulsora Global del Foro Económico Mundial, Abo-Hamed ha lanzado este modelo a través de su empresa H2GO Power. El dispositivo actúa como una batería, tiene el tamaño de un contenedor de transporte de carga y está dividido en tres partes.

En el primer compartimento, unos electrolizadores utilizan la energía procedente de paneles solares para romper las moléculas de agua en átomos de oxígeno e hidrógeno; en el segundo, se absorbe el hidrógeno y se retiene en una estructura similar a una esponja; y, en el tercero, una pila combustible transforma el hidrógeno en electricidad.

Una de las principales particularidades de este dispositivo es que está compuesto por unos nanomateriales inteligentes que acumulan el hidrógeno a temperatura ambiente y lo regulan según los cambios térmicos. A temperatura ambiente, lo mantienen en la esponja. Después, para liberar el hidrógeno se ha de calentar el entorno. De esta manera, la esponja colapsa y lo empuja hacia fuera. El paso del estado de almacenamiento a la liberación se puede hacer repetidas veces, como si fuera un interruptor.

De este modo, la energía almacenada se puede utilizar bajo demanda. Abo-Hamed, que ha sido seleccionada como Innovadora menor de 35 años Europa 2017 por MIT Technology Review en español, calcula que estas baterías podrían llegar a contar con una potencia de 200 kW de potencia, suficiente para suministrar energía a un hospital durante un corte temporal. De momento, está realizando una prueba piloto en Reino Unido. También ha firmado un acuerdo de colaboración con la empresa SMAP Energy, especializada en el seguimiento de datos de consumo energético en edificios y trabaja con el hospital ESUT en Enugu (Nigeria).

Según su creadora, OG3P tendría un impacto en tres esferas: medioambiental, económica y social. Por una parte, es más eficiente que otras opciones que abastecen a infraestructuras fuera de red, como las baterías tradicionales y los generadores diésel. Las baterías tienen una capacidad de almacenamiento limitada y el diésel es más caro y contaminante. Aunque, quizá, lo más relevante sea conseguir que un bien crucial para mejorar la calidad de vida de las personas, como la energía, llegue a todo el mundo para que así nadie se quede a oscuras.