El futuro del empleo pasa por el Big Data

El análisis masivo de datos juega un destacado papel en cualquier industria que avanza hacia la transformación digital.

Leerlo te llevará 4 minutos

El Big Data ha llegado para quedarse. El análisis masivo de datos juega un destacado papel en cualquier industria que avance hacia la transformación digital


En 2015, la UE estimó que el valor de este sector se situó en los 285.000 millones de euros. Teniendo en cuenta estas cifras, para el próximo año, la corporación calcula que esta cantidad alcance los 739.000 millones, lo que se traduce en un 4% del PIB de la Unión Europea.

A pesar de que los menos partidarios de las nuevas tecnologías abogan porque el análisis masivo de datos acabará con muchos trabajos, lo cierto es que el desarrollo económico va a venir de la mano de un incremento de la oferta de empleos. El estudio Economía de los datos, Riqueza 4.0, realizado por la Fundación Telefónica y Ariel, estima que en un año se van a poner en marcha más de 10,5 millones de trabajos vinculados a esta materia, una cifra que multiplica por dos a los que se ofrecían en 2018.

Las oportunidades profesionales son muy diversas: no solo se van a crear trabajos, sino que también aparecerán nuevas empresas relacionadas con la producción y el servicio basados en datos. De esta manera, si en 2016 el conjunto de todas estas empresas generó más de 59.000 millones de euros, en 2020 se calcula que la cifra de negocio de incrementará un 15%. Por ámbitos, el sector manufacturero y el financiero lideran el ránking de las empresas que más apuestan por el Big Data.

¿Dónde formarse?

Los profesionales del sector de la tecnología son los que más salidas profesionales tienen. De esta forma, atendiendo al estudio Situaciones y competencias más demandadas, elaborado por la EAE Escuela de Negocios, en España los especialistas en Big Data conforman la segunda profesión más demandada, superada solamente por los ingenieros informáticos.

Para hacer frente a la demanda de las empresas de profesionales del sector del Big Data, universidades y centros de capacitación se preparan ya para afrontar la formación en esta especialidad. De esta forma, ya se han puesto en marcha grados y posgrados de Big Data; una formación que va desde un grado en el Business Data Analytics de la Universidad de Mondragón hasta cursos subvencionados.

Los conocimientos necesarios para especializarse en Big Data están relacionados con la ingeniería, la programación y el procesamiento de datos, aunque todo dependerá del ámbito concreto de esta materia. Además, el diseño, la estadística, el análisis digital o la gestión de equipos también forman parte de estos temarios.

A pesar de ello, hay que tener en cuenta que no es necesario ser un especialista en ciencias, ya que la mayor parte de las ofertas formativas se dirigen a perfiles muy plurales. De hecho, la idea de muchos de estos cursos es formar “desde cero” a personas que busquen un empleo con cada vez mayores posibilidades.

De ahí que la continua aparición de cursos especializados en esta materia vaya de la mano del incremento de ofertas de empleo, que van desde desarrolladores hasta científicos, pasando por programadores o ingenieros.

Adelantándose al futuro

El sector financiero no quiere quedarse atrás en esta corriente formativa e impulsa centros de capacitación e innovación junto con administraciones públicas. Banco Santander es un ejemplo de ello, habiendo otorgado en 2018 más de 20 becas a estudiantes de posgrado para continuar su formación en Big Data, Ciberseguridad, Realidad Virtual o Aumentada y Science.

Estas becas son la consecuencia del acuerdo firmado entre Banco Santander y U-tad, Centro Universitario de Tecnología y Arte Digital. Con esta ayuda, los beneficiarios pueden conseguir hasta el 30% del importe total de la formación, teniendo en cuenta el grado elegido, la situación social y económica o la excelencia académica.

La directora de Zona de Santander Universidades España, Carmen Caballero, destacó el compromiso de la entidad presida por Ana Botín para respaldar estas iniciativas y aseguró que “nuestras sociedades del conocimiento se van a ir desarrollando, sin duda, por la ruta digital y precisamos líderes que avancen dicho futuro para hacerlo realidad, en beneficio del progreso de las personas, de las compañías y, por lo tanto, de la sociedad”.

Además de este convenio, en su impulso por la transformación digital, Banco Santander estableció una colaboración con la Universidad Carlos III de Madrid para la puesta en marcha de un Instituto Mixto de Investigación en Big Data Financiero. La idea es llegar a transformarse en un centro de referencia mundial en el almacenaje, tratamiento y análisis de datos, desarrollando programas de capacitación de primer nivel mundial, combinados con investigaciones que marquen la pauta en esta materia.

Falta de profesionales especializados

Esta clara apuesta por la formación especializada en Big Data viene refrendada por la “alarma” creada entre administraciones y compañías de este ámbito. Y es que, según la Comisión Europea, el 40% de las empresas se encuentran con problemas a la hora de seleccionar especialistas en las TIC, sector en el que se engloban materias como el Big Data, la Inteligencia Artificial, la ciberseguridad o el Internet de las Cosas.

De esta forma, según las estimaciones de las empresas del sector, para 2020 nos encontraremos con más de 750.000 puestos de trabajo que no se puedan ocupar debido a la falta de especialización.

Desde la Confederación Española de Empresas de Tecnologías de la Información, Comunicaciones y Electrónica advierten de que “cada vez hay más jóvenes acostumbrados a interaccionar con todo género de dispositivos electrónicos, redes sociales y aplicaciones. No obstante, faltan políticas, programas y apoyos institucionales y educativos para derivar ese interés de los jóvenes hacia el aprendizaje, la formación y su capacitación para transformarles en los especialistas TIC que van a ayudar a las compañías a crear y mejorar su productividad a través del empleo de la tecnología”, aseguran.

El aumento de la especialización es una de las razones por las que las empresas españolas no pueden cubrir todos sus puestos. De ahí que estén en continuo contacto con organizaciones e instituciones para que se promueva de una manera conjunta que los jóvenes se enfoquen cada vez más a carreras técnicas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás te guste

Conocer el mundo empresarial antes de la universidad

Existen cursos que preparan a los alumnos preuniversitarios para que adquieran las aptitudes necesarias y encaren su carrera pensando en su futuro profesional desde el primer instante.

Investigación y desarrollo: el futuro de cada vez más estudiantes

La concepción exclusivamente teórica del conocimiento ha dado paso a un pensamiento práctico y comprometido, que busca involucrarse en la sociedad y contribuir a mejorarla.