Becas que ayudan al progreso de la sociedad

La educación superior se posiciona como uno de los elementos más importantes para que la sociedad se desarrolle. Conscientes de ello, son muchas las empresas que la fomentan.

Leerlo te llevará 4 minutos

La educación superior se posiciona como uno de los elementos más importantes para que la sociedad se desarrolle. Conscientes de ello, son muchas las empresas que la fomentan. La que más, Banco Santander.


No existe progreso sin educación. Gracias a ella, no solo se construye una sociedad formada y asentada, sino que muchas personas que se encuentran en situación de vulnerabilidad e incluso de pobreza salen adelante y se convierten en partícipes de esa evolución social.

Por ello, las empresas, cada vez más conscientes del impacto positivo que deben causar en el planeta, proporcionan ayudas, también, en materia de educación. Sobre todas ellas destaca Banco Santander, según describió el informe The Fortune 500 Change the world, realizado en colaboración con la UNESCO.

Sus más de 20 años colaborando con diferentes universidades y centros de investigación han hecho que la entidad presidida por Ana Botín sea reconocida como la empresa que más invierte en educación en el mundo. Solo el año pasado destinó 121 millones de euros a educación superior, y desde 2002, ha invertido más de 1.700 millones.

Todo este trabajo se desarrolla a través de Santander Universidades, centrada en el fomento de la educación, el emprendimiento y la empleabilidad de los jóvenes. También a través de Universia, una plataforma digital de servicios no financieros que orienta a los jóvenes académica y laboralmente; y Fundación Universia, que busca la integración social y laboral de los universitarios con discapacidad.

Todo este trabajo ha contribuido a que la entidad se haya convertido en el banco más sostenible del mundo, según el Dow Jones Sustainability World Index 2019. Un índice de referencia en el ámbito internacional que sitúa por primera vez a Banco Santander en el primer puesto a nivel global y líder en Europa, por segundo año consecutivo.

“Conversaciones sobre el Progreso con Becarios Santander”, una iniciativa de Santander Universidades

Entre otros objetivos, Santander Universidades pretende facilitar el acceso a la educación superior, mejorar la empleabilidad de los universitarios y fomentar el emprendimiento.

Para mostrar su apoyo a los estudiantes de todo el mundo, Santander Universidades ha lanzado una serie de 10 capítulos (10 historias de progreso) llamada “Conversaciones sobre el Progreso con Becarios Santander”, a través de los cuales quiere resaltar el papel tan importante que desempeñan en el progreso de muchos jóvenes.

Detrás de cada persona, siempre hay una historia, y esto es lo que se quiere dar a conocer.

Más información en la web de Becas Santander.

Majed Andiwi, un largo camino desde Siria

El primer protagonista de esta entrega ha sido Majed Andiwi, un joven sirio que, como el resto de sus compatriotas, huyó de su país en cuanto estalló la guerra. “En mi caso, tuve más suerte que otros. Tengo a una tía que trabaja como médico en España que nos recomendó a mi madre y a mí viajar aquí. Esto nos ayudó mucho”.

Sin embargo, el camino por recorrer fue largo y tuvieron que realizar un esfuerzo descomunal para regularizar su situación, sobre todo cuando estaban en Líbano, antes de trasladarse a España.

En Damasco, Majed estudiaba Filología Inglesa, aunque sus estudios quedaron en el aire por el conflicto. Por ello, en cuanto llegó a España y consiguió asilo, intentó homologar su título. Mientras, comenzó a aprender español y a buscar trabajo.

Así, se le presentó la que sería una de las mayores oportunidades de su vida y algo que le hizo encontrar realmente su pasión: el cine. Comenzó a trabajar en una productora de traductor y cameraman. Aquí participó en el documental “Nacido en Siria”, que ganó un Goya.

Decidido a que quería estudiar cine, Majed comenzó a buscar ayuda económica. Fue a través de la organización ACNUR como se enteró de la Beca Santander Integra. Gracias a ella y a la colaboración de Santander Universidades con la Universidad Camilo José Cela, pudo comenzar a cursar la carrera.

Una beca que le acompañará durante 4 años, que cubre sus estudios, el alojamiento y la comida, y que, por supuesto, le permite realizar prácticas en Banco Santander.  

Un claro ejemplo de apuesta por el talento: la historia de Angélica

Tras cursar primaria, Angélica, una joven mexicana llena de inquietudes, se dio cuenta de que no encajaba en el sistema educativo que le proporcionaba el instituto. Ella quería ir más allá.

Por eso, comenzó a estudiar y a formarse por su cuenta. Su ambición y sus ganas por aprender más, hicieron que se decidiese por realizar varios exámenes que podían permitirle entrar directamente en la universidad. Angélica los aprobó y con 12 años comenzó a estudiar Ingeniería Industrial y, un año más tarde, también Ingeniería de Telecomunicaciones en la Universidad de Cancún.

Con 17 años decidió venir a España y seguir con su formación. “Solo tenía mis manos y mi cabeza. Por ello, para ganar algo de dinero me ofrecí a limpiar casas, cuidar niños…de todo. Un día, una persona que conocía necesitaba ayuda para reparar su ordenador, le eché una mano y, a partir de ahí, me fueron recomendando. A base de arreglar ordenadores salí adelante”, cuenta.

Cuando acabó la carrera, decidió hacer un máster en Bioquímica, Biología Molecular y Biomedicina y, más tarde, el doctorado. Durante todo este camino (carrera, máster y doctorado) Angélica recibió varias  becas de Banco Santander, a través de la Fundación Universia.

Consciente del enorme talento que tiene Angélica, fue la propia Ana Botín, presidenta de Banco Santander, la que le convenció de que podía aplicar todos sus conocimientos al sector financiero.  Hoy trabaja en análisis de riesgos de crédito para la entidad. Analiza determinadas variables, cómo se comportan y realiza predicciones sobre lo que puede ocurrir.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás te guste

Cultura como sinónimo de progreso

Los grandes artistas siempre han necesitado financiación, que han encontrado en la figura del mecenas, también importante en la actualidad.

Becas que igualan la educación

Banco Santander es una de las empresas que más entiende la educación como motor de progreso de una sociedad.

Conocer el mundo empresarial antes de la universidad

Existen cursos que preparan a los alumnos preuniversitarios para que adquieran las aptitudes necesarias y encaren su carrera pensando en su futuro profesional desde el primer instante.