¿Es posible curar el envejecimiento? Las células dicen que sí

La empresa Senolytic Therapeutics del español Marc Ramis investiga desde hace años cómo eliminar un tipo de células estrechamente relacionadas con la vejez

Leerlo te llevará 3 minutos

La empresa Senolytic Therapeutics del español Marc Ramis investiga desde hace años cómo eliminar un tipo de células estrechamente relacionadas con la vejez

Existe una fuerte relación entre la senescencia celular y el envejecimiento. Por ello, científicos que estudian este proceso de estrés y daño ocurrido en el tejido celular afirman que, en un futuro, será posible hablar del envejecimiento o aging como una mera enfermedad, y no como una cuestión inalterable. 

Marc Ramis, a través de su empresa Senolytic Therapeutics, lleva años investigando el modo de controlar este fenómeno desarrollando nuevos tratamientos pioneros en su clase dirigidos a la eliminación de células senescentes en nuestro organismo. “Cuando somos pequeños, el nivel de células senescentes en nuestro organismo es muy bajo. A medida que vamos creciendo, y en ciertas patologías, el proceso de reparación celular se pierde, así que vamos acumulando cada vez más células de este tipo”. Eliminarlas de forma específica y selectiva mediante fármacos, añade, es posible, y por ello esa vía fue la elegida por su empresa para combatir activamente el envejecimiento. 

Una sociedad en la que el propio hecho de hacerse mayor sea tratable y corregible es algo que lleva años en boca de divulgadores científicos, sociólogos y expertos en envejecimiento. Sin embargo, y gracias a los últimos avances en campos como el Big Data o la biomedicina, nunca habíamos estado tan cerca de poderlo materializar. “Creo que en unas generaciones se va a entender el envejecer como una enfermedad. Estamos muy cerca de presenciar esa posibilidad, de modo que tendremos que estar preparados como sociedad para que ocurra” Para los más escépticos, Ramis usa un ejemplo fácilmente comprensible: “Antiguamente ocurría con el cáncer. La gente moría de cáncer y no se sabía muy bien cómo se producía o de que modo tratarlo. Hoy ocurre lo mismo con el envejecimiento, pero ya estamos en el punto de saber como frenarlo”.

Senolytic Therapeutics, que cuenta desde hace unos años con inversión estadounidense, divide sus sedes entre Boston y Barcelona, por lo que a día de hoy está a caballo entre E.E.U.U. y Europa, justo donde la competencia en el desarrollo de este tipo de fármacos es cada vez mayor. “Hay más empresas que se dedican a frenar el envejecimiento”, comenta, pero asegura que sus métodos en eliminación de células senescentes son únicos en el mundo.

Es importante tener en cuenta que la senescencia celular es un proceso iniciado por distintos y muy variados estímulos, y que cualquiera de ellos puede dar lugar al desarrollo de esta sintomática. Por ello, y dado que la investigación es compleja, Ramis y su equipo se han visto obligados –y aún hoy se ven- a desarrollar distintos y variados programas en el contexto de la eliminación de este tipo de células en el organismo. Pese a su trayectoria y formación en Bioquímica y Química en universidades como Oxford, Harvard o el Boston College, el científico es sin embargo muy consciente de que la aplicación de toda esta investigación es su principal prioridad y motivación, y no se contenta con los resultados sobre el papel de sus investigaciones. “Estoy muy obsesionado en transferir los resultados de la academia a la sociedad y al mercado”. 

Debido a esta motivación, en un momento de su carrera, Marc Ramis comprendió que la mejor manera de aplicar los resultados de la ciencia en el mundo real era la creación de empresas de base tecnológica. Precisamente por eso, Ramis colabora con la Asociación Botín, que desde hace años invierte en ciencia en España y escoge grupos científicos para ayudar a potenciar sus estudios en el laboratorio. Paralelamente, mediante la iniciativa Mind the Gap, la propia Asociación ayuda a investigadores a emprender y a transformar sus ideas en empresas viables capaces de competir en el mercado.  Es en ese punto concreto donde la ayuda de Ramis es más útil. 

“Cuánto más conocimiento acumulamos, más progresamos, relaciono conocimiento y progreso directamente, y lo más importante es el modo de transmitir ese conocimiento”, concluye tras afirmar que la investigación en las últimas décadas ha brindado la oportunidad de que empresas como la suya estén trabajando ya en frenar algo que, hasta hace apenas unos años, hubiera resultado increíble: el envejecimiento. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás te guste

Cómo desconectar de la vida digital en 6 pasos

Indice Si celebras cuando se agota la batería del móvil, olfateas las…

Dieta paleo: pros y contras de la alimentación paleolítica

En los últimos años ha surgido una dieta revolucionaria que pretende devolvernos…

Productos bio vs. Productos eco: diferencias principales

La moda de los productos ecológicos y sus beneficios para la salud ha…