La gamificación como nueva forma de aprender en el trabajo

Jugar en el trabajo. Así de simple. Este método cada vez más asentado surge para incentivar el entretenimiento en el puesto laboral combinando formación y diversión.

Leerlo te llevará 1 minutos

Jugar en el trabajo. Así de simple. Este método cada vez más asentado surge para incentivar el entretenimiento en el puesto laboral combinando formación y diversión. 

La implantación de la gamificación en varios sectores laborales ya es una realidad. Formarse y divertirse a la vez que se incrementa la eficacia. Las empresas han encontrado en el juego el método perfecto para fomentar la motivación y la conexión con sus trabajadores.

El e-learning ha permitido en los últimos años flexibilizar horarios y personalizar la formación. Sin embargo, el aprendizaje online acaba aburriendo y desmotivando a los empleados. Es de gran utilidad, pero es difícil que enganche, algo que sí consigue el juego. Según el portal Gamelearn, los estudios muestran que la gamificación en la empresa mejora la retención de conocimientos, aumenta el número de cursos online acabados y consigue que lo aprendido sea más aplicable en el día a día.

La gamificación tiene un aliado muy importante: el desarrollo tecnológico. La combinación de ambos hace que el aprendizaje sea más atractivo. Este tipo de formación no solo permite mejorar las habilidades de los trabajadores, sino que también ayuda a las compañías a identificar sus aptitudes y comportamientos.

Banco Santander es una de las primeras empresas que ha elegido este método. Concretamente, para mejorar la formación en programas de comportamiento en el departamento de ciberseguridad. Lisette Guittard, Global Head of Cybersecurity Awareness de Banco Santander, sostuvo en la última mesa “Game-based learning. Cambiando las reglas del juego” celebrada en Madrid, que la entidad presidida por Ana Botín ha creado un juego protagonizado por distintos perfiles profesionales de varias geografías. “El trabajador debe tomar decisiones en diferentes situaciones del juego. Cuando termina, puede ver qué hubiera pasado si hubiese elegido una mala opción”, sostiene Guittard.

El camino hacia el conocimiento no tiene, por tanto, que ser aburrido ni monótono. Google, Correos o Almirall son otras de las empresas que utilizan la gamificación. Indra es una de las que mejor la ha implantado desarrollando TGo Games, una app móvil basada en la geolocalización y en la realidad aumentada.

Los valores que transmite este método están perfectamente relacionados con la que será la gran fuerza laboral de aquí a seis años: los millennials. Para ellos, el juego no es solo un entretenimiento y el trabajo no lo es todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás te guste

Robótica educativa: el futuro de la ingeniería en las aulas

¿Conoces las aplicaciones de la robótica educativa? Vivimos en una sociedad en la que la tecnología ocupa un papel fundamental.