3 experimentos científicos para hacer con niños

Además de educativa, la ciencia también puede ser divertida. Si lo pensamos, los niños se comportan como científicos: se plantean hipótesis e intentan comprobarlas a base de prueba y error. No se trata de encontrar en los más pequeños de la casa un futuro investigador en potencia –que también puede ocurrir-, sino simplemente de fomentar su curiosidad y sus inquietudes a través de sencillos juegos que les saquen de la rutina y les sorprendan.

Leerlo te llevará 1 minutos

Además de educativa, la ciencia también puede ser divertida. Si lo pensamos, los niños se comportan como científicos: se plantean hipótesis e intentan comprobarlas a base de prueba y error. No se trata de encontrar en los más pequeños de la casa un futuro investigador en potencia –que también puede ocurrir-, sino simplemente de fomentar su curiosidad y sus inquietudes a través de sencillos juegos que les saquen de la rutina y les sorprendan


Cada vez son más los centros escolares y ludotecas que buscan el aprendizaje activo de los niños a través de sencillas pruebas y experimentos que se realizan en cuestión de minutos y con productos que no conllevan ningún riesgo para ellos.

Precisamente por ser objetos o ingredientes cotidianos, hay numerosos experimentos infantiles que se pueden realizar en casa. Aunque el único peligro sea verse obligados a limpiar más de la cuenta, siempre se recomienda la supervisión de un adulto.

La presencia de los padres o hermanos mayores no es únicamente por una cuestión de seguridad. Estar acompañados durante el experimento, consultando dudas y dejándose aconsejar con el objetivo de alcanzar el resultado idóneo, les ayuda a trabajar en equipo y aceptar que las ideas de terceros pueden ser tan positivas como las propias.

Al fin y al cabo, durante su proceso de aprendizaje deberán trabajar con distintos compañeros en multitud de ocasiones. Si asimilan esta idea desde niños, les será mucho más sencillo acostumbrarse a otros ritmos y formas de trabajar.

Aquí te proponemos tres ideas para iniciar a tus hijos en el maravilloso mundo de la ciencia. Si le gusta, le divierte y se involucra, verás cómo en cuestión de tiempo serán ellos los que propongan sus propios experimentos y participen en el proceso de forma activa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás te guste