¿Cómo seleccionar tu plan de pensiones?

Te damos algunas claves para escoger el plan de pensiones que más te conviene para que disfrutes de la mejor jubilación posible.
Leerlo te llevará 3 minutos

Los planes de pensiones se venden como uno de los productos estrella de los bancos. ¿Cómo puedo saber cuál es el correcto? ¿Y si me hace perder dinero? Son algunas de las preguntas que intentaremos responder


Antes de lanzarte a la piscina y optar por uno, debes preguntarte si un plan de pensiones es la mejor opción para planificar tu jubilación, ya que el mercado ofrece otras posibilidades (como seguros o fondos) si quieres ahorrar a medio plazo.

Si ya has valorado todas las opciones y lo que más te convence es un plan de pensiones, debes tener en cuenta cuatro factores.

Mira la rentabilidad de tu plan para el periodo contratado

Cuando alguien quiere elegir un plan de pensiones, lo primero que piensa es: “Que no me haga perder dinero. Necesito que sea rentable”. Además, si lo que quieres es sacar un gran beneficio, muchos planes tampoco lo consiguen.

El mayor error que cometemos es que nos guiamos por cifras de rentabilidad equivocadas. Hay que buscarla para el periodo de tiempo exacto del que vas a hacer uso del plan. Por ejemplo, si tienes 40 años y te jubilas a los 65, tienes que buscar un plan basado en un periodo de 25 años, con rentabilidad a largo plazo, y no guiarte por cómo evolucionó en el último año. Un plan que en 2017 ha tenido un gran rendimiento, también puede tener uno malo en 2018 si no revisas cómo ha ido cambiando en el tiempo.

En cualquier caso, lo mejor es que te fijes en cómo ha evolucionado el plan en periodos de más de 10 años.

Que no se queden con tu beneficio: vigila las comisiones

¿Cómo afectan las comisiones a tu plan de pensiones? Aunque están limitadas por ley, tienes que informarte bien y comprobar que eliges el adecuado para obtener el máximo beneficio posible.

Existen dos tipos de comisiones: de gestión y de depósito. La primera es una especie de premio al trabajo del gestor. Una comisión de gestión tiene sentido donde la labor del gestor es importante, es decir, en un plan con buenos resultados, pero no en otros más conservadores.

La última reforma de las pensiones establece que la comisión de gestión máxima depende del tipo de plan y del riesgo que se asuma, es decir, a más riesgo, más comisión. Dentro de este apartado, existen tres tipos de comisiones:

  • Para planes de renta fija: límite de 0,85%
  • Para planes de renta fija mixta: hasta el 1,3%
  • Para planes de renta variable: hasta el 1,5%

Por otro lado, la comisión de depósito establece un límite del 0,25% del capital, sea cual sea el plan contratado.

Las comisiones limitan tu beneficio y se aplican sobre el dinero que hayas invertido. Por ejemplo, en un plan con comisiones altas, el banco puede terminar quedándose con un tercio de los beneficios generados, es decir, si obtienes 33.000 euros, el banco puede llegar a recaudar en comisiones 16.500.

No te dejes llevar por cantos de sirena: recuerda el objetivo del plan

A la hora de buscar un plan de pensiones, seguro que te has encontrado con anuncios de diferentes entidades en los que te ofrecen dinero, televisiones, tablets… Cuidado. Los bancos ganan mucho dinero con los planes y les cuesta muy poco dar regalos a cambio de que escojas el que más rentable les sea. Por ejemplo, si tu objetivo es ahorrar a corto plazo para tu jubilación, un regalo a corto plazo no debe influirte.

Si quieres el mejor plan, olvídate de los regalos. Además, esconden varias trampas. Se centran en determinados planes e incluyen compromisos de permanencia.

Selecciona tu plan en función de tu edad

Cuanto antes comiences a ahorrar para la jubilación, mejor. Por ejemplo, si una persona quiere ahorrar 300.000 para su jubilación y empieza con 35 años, deberá aportar 9.375 euros al año; una que comience con 45 años, 13.636 euros; y otra que empiece a los 55, 25.000 euros al año.

Esto se puede resumir en un hecho muy sencillo: Cuanto más cerca estés de tu jubilación, más cauto deberás ser, ya que necesitarás el dinero en poco tiempo.

Consecuencias de seleccionar un plan de pensiones que no te conviene

Estos son todos los puntos que deberás tener en cuenta a la hora de elegir tu plan de pensiones. Es esencial elegir un buen plan. Lo que puede buscarse pensando en una buena jubilación, puede convertirse en casi una ‘desgracia’.

Si no seleccionas el plan adecuado, puede que cuando vayas a retirar el dinero te encuentres con menos de lo que has ingresado a lo largo de los años. Esto, sumado a los impuestos que deberás pagar al rescatarlo, puede echar a perder tu jubilación.

Para gestionar bien el plan que has elegido no esperes a final de año aprovechando las deducciones fiscales porque en ese momento el plan puede estar más caro. Revísalo, al menos, cada seis meses; y complétalo con otros productos de ahorro a corto, medio o largo plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás te guste

Cómo planificar tu jubilación más allá de tus finanzas

Jubilarse va mucho más allá de hablar de dinero. Jubilación es igual a descanso, viaje, familia… Te damos varios consejos para planificar la tuya.

5 ideas para manejar la contabilidad doméstica con eficacia

Vivimos a toda velocidad atendiendo compromisos sin detenernos a analizar el estado de nuestras finanzas, pero la solución está al alcance de tu mano: diseñar y mantener una contabilidad doméstica.

5 técnicas de ahorro efectivas y fáciles de aplicar

A todos nos preocupa conocer cómo van nuestras cuentas y si llegamos bien a fin de mes y cómo lo hacemos. Estas cinco pistas te ayudarán a saber cómo ahorrar con eficacia.