Ventajas de compartir un espacio “coworking”

Los espacios “coworking” se han expandido en los últimos años para acabar con el trabajo en soledad, y para compartir facturas y gastos.
Leerlo te llevará 1 minutos

Los espacios “coworking” se han expandido en los últimos años para acabar con el trabajo en soledad. Estos lugares dan la oportunidad de trabajar bajo un mismo techo a profesionales, emprendedores y autónomos de diferentes sectores 


Aunque tanto emprendedores como autónomos podrían trabajar desde casa, las zonas “coworking” les permiten integrarse en un ambiente de trabajo productivo y compartir mucho más que una estancia. También muchos beneficios.

Primero, reducirían el coste de sus facturas al compartir gastos. Así, los trabajadores del local no se preocuparían de pagar infraestructuras ni de los costes operativos. Por ejemplo, alquilar una de estas oficinas en Madrid cuesta 200 euros al mes, según datos de Cink Emprende. En la capital española y en Barcelona, este tipo de espacios crecieron un 40% en 2018.

Los trabajadores establecen redes de empleo y contactos, comparten proyectos e ideas que pueden transmitir a otros coworkers y les proporciona, además, una motivación diaria de aprender algo nuevo y acabar con la rutina.

Además de establecer relaciones profesionales, también se encuentran las personales. Estas oficinas crean una comunidad, con personas muy diferentes. Así, se fomenta el ocio y la formación entre los empleados. Los espacios compartidos cuentan, normalmente, con cursos de formación, tienen salas para celebrar eventos privados, debates… Profesionales de diferentes sectores pueden aportar sus conocimientos y opiniones.

Otro de los beneficios de los espacios “coworking” es que, al contar con un lugar y horario fijos de trabajo, se mejora la conciliación de la vida personal y profesional.

Espacio adaptado a tus necesidades

Aunque los lugares “coworking” incentivan la colaboración entre profesionales, empresas y autónomos, en los últimos tiempos se han ido personalizando y adaptando a las necesidades personales.

Así, encontramos espacios especializados en innovación con un espíritu sostenible y desarrollo de proyectos emergentes o abiertos al exterior.

El “coworking”: una apuesta de las grandes empresas

Han pasado más de diez años desde que las primeras oficinas compartidas se comenzaran a asentar en Madrid y Barcelona. Hoy, son muchas las entidades que apuestan por ellas.

Es el caso de Banco Santander, que ha abierto su primer “Work Café” en la plaza de los Sagrados Corazones de la capital española. Un espacio disponible para todos, donde los clientes trabajan cómodamente, asisten a eventos y pueden hacer gestiones financieras. Esto incentiva un trato más personal con los clientes de la entidad.

“Work Café” en Chile

Banco Santander importa a España este modelo de Chile. La entidad tiene 24 espacios de este tipo en el país y han demostrado ser un 20% más productivos que los tradicionales.

El “Work Café” responde a la apuesta de Santander por la innovación y el progreso de las personas y empresas. Un modelo en el que el cliente puede elegir cómo, dónde y cuándo quiere tener relación con el banco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás te guste

Humanizando los hospitales argentinos a través del arte

Hacer de las habitaciones de los hospitales o de los centros de tercera edad un espacio agradable, armonioso y divertido, es fundamental para contribuir a la recuperación de los pacientes.

Logos icónicos: las 7 marcas más reconocidas a nivel mundial

El prestigio de una marca no está solo en sus productos, sino en los valores intangibles con los que se la asocian en el imaginario colectivo.

Cómo crear un negocio online

El comercio electrónico o E-commerce designa la compra y venta de productos o servicios entre personas y/o empresas a través de redes informáticas y está creciendo a un ritmo vertiginoso.