La tecnología en el futbol: sacar el máximo rendimiento a los jugadores


Leerlo te llevará 2 minutos

La explosividad de Bale, Cristiano, Mbappé o Messi; la importancia de los laterales del Real Madrid o Sevilla, o el secreto de la larguísima carrera futbolística de Joaquín encuentran su respuesta en la tecnología GPS.


La aparición de tecnología revolucionaria como el VAR ha cambiado la manera de percibir el fútbol entre profesionales y aficionados. Un sistema que ha llegado para quedarse. Así lo ha hecho también el seguimiento electrónico que se vincula al rendimiento deportivo.

El chaleco negro y ajustado que se ponen los futbolistas se entiende ya como una herramienta más de diario y que es esencial para mejorar sus registros.

Las primeras empresas en crear esta tecnología se remontan a hace 20 años. Por ejemplo, Catapult Sports. En el año 2000 desarrolló el primer prototipo. Ahora, nutre a casi dos mil atletas de 35 disciplinas y trabaja con equipos como el Chelsea, Tottenham o Leicester City.

En marzo de 2015, la International Football Association Board permitió utilizar la tecnología en los partidos. Esto fue clave para su desarrollo. La primera competición oficial en la que se utilizó fue en el Mundial femenino de Canadá de ese mismo año. A partir de aquí, todo empezó a ir mucho más rápido. El año pasado la FIFA permitió que los analistas técnicos diesen información sobre el rendimiento de los jugadores a los entrenadores durante el partido.

Sistemas que se utilizan hoy

Existen tres sistemas de seguimiento electrónico del rendimiento: los basados en cámaras con sensor óptico, los de posicionamiento local (LPS) y los GPS (chalecos). Los dos primeros necesitan instalaciones más complejas. Sin embargo, el GPS es mucho más independiente.

El FC Barcelona es uno de los grandes clubes que ha apostado por la tecnología. Los blaugranas llevan dos años trabajando con la empresa RealTrack Systems y su innovador Wimu Pro, que combina el GPS clásico con tecnología UWB de banda ultra ancha y emite hasta 20.000 datos por segundo.

El chaleco está apoyado en un software y reforzado por varias antenas instaladas en el Camp Nou y en la ciudad deportiva. Además, puede sincronizarse con herramientas utilizadas por los servicios médicos.

La tecnología ofrece datos sobre la parte fisiológica, que analiza parámetros de frecuencia cardíaca, oxígeno o cansancio; la cinemática (velocidad, aceleración…); y la singularidad táctica (mapas de calor).

Muy importante para los equipos de LaLiga Santander 

Esta tecnología ayuda a establecer un plan nutricional personalizado según la fatiga y el desgaste de cada jugador y da información al cuerpo técnico para preparar los partidos.

Wimu, del que también hacen uso otros equipos de LaLiga Santanter como Sevilla, Betis, Celta o Valladolid, y clubes de LaLiga 1|2|3, se ha convertido en un instrumento esencial.

A estos datos se une la capacidad para evitar lesiones por sobrecargas y ayuda al entrenador a hacer rotaciones.

¿Qué futuro le espera? 

La utilización del GPS a nivel profesional desembarcará poco a poco en el ámbito amateur, con dispositivos más baratos. La tecnología llegará a todo el público.

Sin embargo, el futuro de estos famosos chalecos negros es una incógnita. Mounir Xok, ex director de innovación y tecnología del Comité Olímpico de Estados Unidos, sostiene que es posible que desaparezcan y se sustituyan por dispositivos menos “incómodos” para los futbolistas como tiras adhesivas. Eso sí, por ahora, el GPS es el rey de la tecnología futbolística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás te guste

Descubre el Madrid más futbolero a pie o en autobús

El Estadio Metropolitano, el Santiago Bernabéu o el antiguo Vicente Calderón son las referencias más evidentes que unen a la capital de España con el deporte rey.

Los 10 grandes momentos de la historia de la Champions League

Desde la majestuosa volea de Zidane al agonizante resbalón de Terry, la…

10 estadios de fútbol con verdadero sabor a Champions

Miles de personas se apasionan cada año, sufren, gritan, disfrutan en unión.…