La final de la UEFA Champions League, la más seguida y deseada

Un encuentro que con el paso de los años se ha convertido en uno de los más seguidos y deseados. Así ha evolucionado su audiencia a lo largo de la última década.

Leerlo te llevará 5 minutos

Faltan dos días para uno de los eventos deportivos más esperados del año: la final de la UEFA Champions League 2019, que enfrentará al Liverpool y al Tottenham. Un encuentro que con el paso de los años se ha convertido en uno de los más seguidos y deseados. Así ha evolucionado su audiencia a lo largo de la última década.

Tras dos semifinales prácticamente únicas en toda la historia del torneo, en las que el Liverpool remontó la eliminatoria al Barcelona y el Tottenham al Ajax, llegamos a una final de Champions que este año cuenta con un escenario a la altura de muy pocos en Europa: el Estadio Metropolitano, situado a las afueras de Madrid. Con capacidad para 68.000 espectadores, se trata de un estadio absolutamente revolucionario que cumple con los mayores estándares de visibilidad, confort y seguridad.

De hecho, fue elegido como mejor estadio del mundo en la pasada edición del congreso global sobre la industria del fútbol, el World Football Summit. La final, en la que Banco Santander ejercerá de gran anfitrión a través de su patrocinio de la UEFA Champions League, supondrá la octava final de la máxima competición europea que se celebre en España, y el Metropolitano entrará en una lista en la que ya están el Santiago Bernabéu, el Camp Nou y el Sánchez Pizjuán.

Se trata de un recinto en el que se siente y se disfruta del fútbol como en pocos en el mundo. Los espectadores que se sientan en las primeras filas pueden vivir el partido a menos de seis metros de los jugadores. Esto se notará y más en el partido que nos espera: una final inglesa. La afición británica está considerada una de las mejores del mundo y en pocos partidos en el planeta se va a vivir ese ambiente tanto como en este.

Además, cuenta con la última tecnología. La impresionante Ribbon Board 360 grados, una pantalla que rodea completamente el estadio por dentro. Es el único campo español que cuenta con ella. En total, son 530 metros cuadrados de pantallas LED, convirtiéndose así en el primer recinto deportivo 100% LED del mundo. Asimismo, cuenta con tres videomarcadores, más de 800 dispositivos LG y con conexión wifi y cobertura 4G.

En cuanto a la seguridad y los accesos, las bocanas y la ordenación del tráfico están orientadas de manera que la evacuación sea lo más ágil posible. El estadio cuenta con mil plazas de aparcamiento dentro de la estructura y con tres mil en el exterior. Con un total de 88.150 metros cuadrados de superficie, puede albergar en sus alrededores fan zones y gran cantidad de los famosos food trucks.

Alguno de los lugares más emblemáticos son el Paseo de las Leyendas, donde se ubican las placas que rinden homenaje a los jugadores colchoneros que han disputado más de 100 partidos con el Atlético de Madrid; las letras “Coraje y Corazón”, donde los aficionados suelen hacerse fotos; y una enorme bandera del Atleti de 338 metros cuadrados.

Todo ello, junto a su característica cubierta, hacen que sea un estadio propio del S XXI.

Evolución de la audiencia de la final de la Champions en la última década

A lo largo de los últimos años y gracias, en gran parte, a la revolución tecnológica que ha vivido el mundo, la final de la UEFA Champions League ha experimentado una gran evolución en su audiencia.

Aquella final del 98 en el Amsterdam Arena en la que Mijatovic dio la octava al Real Madrid no fue vista en la misma proporción ni en los mismos lugares que la de 2018, cuando Gareth Bale se vistió de Oliver Atom en el Olímpico de Kiev para hacer una chilena y marcar uno de los mejores goles de la historia de la Champions. Desde entonces, han ido influyendo varios factores: promoción del torneo y de los equipos fuera de Europa, rápido avance de Internet, poder y alcance de las televisiones

Tanto es así, que la final de la Champions ha superado a la de la Super Bowl, que hasta hace diez años encabezaba el ranking de competiciones deportivas anuales más vistas en el mundo. El partido que enfrentó al Machester United y al Barça de Guardiola superó por primera vez a la final de fútbol americano, con 109 millones de personas pegadas a la televisión.

Más adelante, el partido por la “Orejona” de 2016 entre Real Madrid y Atlético de Madrid, fue visto por 350 millones de personas en 210 países. Por tanto, puede afirmarse que la final de la Champions es la reina de los eventos deportivos que se celebran de forma anual.

Estos datos son tremendamente importantes para Banco Santander, su patrocinador durante este y los próximos dos años. De hecho, el vicepresidente y responsable de Comunicación, Marketing Corporativo y Estudios del Grupo, Juan Manuel Cendoya, señaló recientemente en el acto de presentación de las actividades que organizará la entidad en los días previos a la final, que

“la UEFA Champions League es la competición de fútbol internacional más prestigiosa del mundo y su final la ven 160 millones de personas de media en directo. Será un escaparate mundial para la marca Santander y es un honor para nosotros ejercer de anfitriones en nuestra primera temporada como patrocinadores”.

La forma de ver la Champions y de disfrutarla ha cambiado a lo largo del tiempo. Estos son los datos de audiencia del partido del año en España desde 2006 a 2018. Lógicamente, aquellos encuentros con representación española tienen mayores cifras. Y todavía lo es más en las dos finales que enfrentaron a Real Madrid y Atlético de Madrid.

2006: 10,6 millones. Barça-Arsenal.
2007: 5,76 millones. Liverpool-Milan.
2008: 5,2 millones. Manchester United-Chelsea.
2009: 11,3 millones. Barça-Manchester United.
2010: 3,8 millones. Bayern-Inter.
2011: 7 millones. Barça-Manchester United
2012: 3,72 millones. Bayern de Múnich-Chelsea
2013: 4,1 millones. Bayern de Múnich-Borussia Dortmund
2014: 11,5 millones. Real Madrid-Atlético de Madrid.
2015: 6,7 millones. Juventus-Barça.
2016: 9,5 millones. Real Madrid-Atlético de Madrid
2017: 8,2 millones. Real Madrid-Juventus.
2018: 9,3 millones. Real Madrid-Liverpool.

Estas son las cifras generales de cada partido, pero hay que destacar los famosos minutos de oro de los encuentros. Esto es, el momento en el que más personas sintonizan el canal de televisión. En determinadas situaciones del encuentro, sobre todo durante la prórroga o los penaltis, la audiencia se suele disparar varios puntos.

En qué países se televisará la final de la Champions 2019

Está previsto que la final de la UEFA Champions League 2019 se vea en más de 200 países de todo el mundo. El encuentro comienza a las 21:00 horas en España, pero estos son los horarios en los que se podrá disfrutar de él en varios rincones del planeta:

– Los Ángeles (12:00)
– Nueva York (15:00)
– Ciudad de México (14:00)
– Bogotá (14:00)
– Rio de Janeiro (16:00)
– Santiago de Chile (15:00)
– Londres (20:00)
– El Cairo (21:00)
– Marrakech (20:00)
– Doha (22:00)
– Moscú (22:00)
– Nueva Delhi (00:30)
– Shanghai (03:00)
– Tokyo (04:00)
– Sydney (05:00)

Estas son algunas de las miles de ciudades en las que se podrá ver el partido. Debido a la diferencia horaria, una de las medidas que tomó hace años la UEFA fue pasar los encuentros de los miércoles a los sábados, para que la audiencia fuera mayor. Estos son los canales televisivos de todo el mundo que tienen los derechos de la Champions y en los que se podrá vivir la emoción que durante 90 minutos hará vibrar al Estadio Metropolitano.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás te guste

La tecnología irrumpe en la máxima competición europea

Desde los octavos de final de la presente edición, el VAR estará presente en todos los partidos de la UEFA Champions League.

Descubre el Madrid más futbolero a pie o en autobús

El Estadio Metropolitano, el Santiago Bernabéu o el antiguo Vicente Calderón son las referencias más evidentes que unen a la capital de España con el deporte rey.

Los 10 grandes momentos de la historia de la Champions League

Desde la majestuosa volea de Zidane al agonizante resbalón de Terry, la…