La manera más limpia de renovar la energía

Cuidar lo que es nuestro es un esfuerzo de todos. Por eso, la lucha contra el cambio climático debe implicar a todos los agentes de la sociedad, desde gobiernos a ciudadanos, pasando por organismos y empresas.

Leerlo te llevará 4 minutos

Cuidar lo que es nuestro es un esfuerzo de todos. Por eso, la lucha contra el cambio climático debe implicar a todos los agentes de la sociedad, desde gobiernos a ciudadanos, pasando por organismos y empresas. Banco Santander trabaja por reducir las emisiones y disminuir su huella ambiental, comprometiéndose al uso de electricidad que provenga de fuentes de energía renovables. 


La energía es fundamental para casi todos los grandes desafíos y oportunidades a los que hace frente el mundo moderno. También lo es para los pequeños gestos cotidianos del día a día como arrancar el coche, encender la luz de la cocina, poner una lavadora o coger las escaleras mecánicas. Por todo ello, el acceso universal a la energía debería estar garantizado.

Existen multitud de tipos de energía, pero no todas ellas van alineadas con el medioambiente, ya que son aquellas que se basan en elementos, como los combustibles fósiles, que terminarán agotándose y desapareciendo, con las consecuencias para nuestro ecosistema que esto conlleva. Frente a estas, el ser humano ha descubierto las energías renovables, que se caracterizan por ser limpias, tener un origen natural y potencialmente inagotable, ya que pueden regenerarse por medios naturales veloces y ajenos a la participación del hombre. Aunque la principal diferencia entre ambos tipos es que estas últimas no producen gases de efecto invernadero ni emisiones contaminantes.

Estos son los tipos de energía renovable que existen:

  • Energía hidroeléctrica.
  • Energía eólica.
  • Energía geotérmica.
  • Energía mareomotriz.
  • Energía solar.
  • Energía procedente de la biomasa.

Crecimiento imparable y necesario

El desarrollo de las energías renovables, o también llamadas limpias, es imprescindible para combatir el cambio climático. Este quizá es uno de los motivos de que su crecimiento esté siendo imparable, según las estadísticas que maneja la Agencia Internacional de la Energía (AIE), junto con los avances tecnológicos que se producen y que impactan de forma muy positiva en su desarrollo. De esta forma, este tipo de energías representa casi la mitad de la nueva capacidad de generación eléctrica instalada en 2014. Mientras, numerosos estudios afirman que las energías renovables serán la fórmula más eficiente y barata de producir electricidad en el año 2040 en muchos países.

La energía es el principal factor que contribuye al cambio climático y representa en torno al 60% de todas las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero

A pesar de estos datos, a día de hoy, las energías renovables tan solo acaparan el 10% del consumo total de la energía a nivel mundial y el sector energético sigue estando dominado por los combustibles fósiles. Por eso, los expertos aseguran que la transición hacia este tipo de energías limpias debe hacerse de forma más rápida y eficiente. Eso sí, de momento, parece que la partida sobre la concienciación respecto al medioambiente ya está ganada en muchos países.

En España, por ejemplo, un barómetro elaborado en 2017 por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) señaló que el 76% de los españoles muestra interés por las noticias relacionadas con el medioambiente. De hecho, en 2018 los españoles fueron la segunda población más preocupada por el medioambiente y el cambio climático con un 51%, solo superada por la japonesa, con un 52%.

Por otra parte, según una encuesta realizada por la consultora IPSOS, la preocupación por el calentamiento global y el cambio climático a nivel mundial en 2018 era del 37%, por la polución del 35%, y por la gestión de residuos del 34%.

Banco Santander dobla su apuesta por un consumo eléctrico proveniente de energías limpias

La importancia de la energía para nuestro día a día ha situado la meta de garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos, en la séptima posición de los Objetivos de Desarrollo Sostenible puestos en marcha por la ONU, tras haber sido superados los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Se trata de 17 medidas formuladas para erradicar la pobreza, promover la prosperidad y el bienestar para todos, proteger el medioambiente y hacer frente al cambio climático a nivel mundial.

Como forma de compromiso en la consecución de estos objetivos, Banco Santander ha definido 10 metas de banca responsable hasta 2025, incluidos compromisos para luchar contra el cambio climático. De esta forma, la entidad presidida por Ana Botín se compromete a que el 100% de la electricidad que utiliza provenga de fuentes renovables en 2025 en los países donde sea posible certificar la fuente de electricidad, con el objetivo de reducir las emisiones y disminuir su huella ecológica.

Ya en 2016, Banco Santander lanzó su plan de eficiencia a través del cual se han desarrollado 250 iniciativas con una inversión de 69,8 millones de euros con el que consiguió reducir el consumo eléctrico en edificios un 9%, reducir un 9% las emisiones de gases productores del efecto invernadero y disminuir un 26% el consumo de papel, todo ello en países del G10.

Además, el Banco también es referencia en la financiación de proyectos de energías renovables, a través de Santander Corporate & Investment Banking (SCIB). Esta división ha consolidado su posición de liderazgo en transacciones de energías renovables, con 6.689 MW de energía limpia financiados, equivalentes al consumo de 5,7 millones de hogares desde 2016 hasta 2018.

Por países, durante el pasado año, Reino Unido fue el lugar donde más energías renovables se financiaron (3.368 MW), seguido de Estados Unidos (1.225 MW) y Brasil (985 MW). Bélgica (487 MW), España (364 MW), Chile (210 MW) y Uruguay (50 MW) también contaron con importantes cifras de este tipo de financiación por parte de Banco Santander. La energía eólica acaparó un 77% de esa inversión, seguida de la energía solar (22%).

En paralelo, en 2018, el Grupo firmó acuerdos por un valor total de 345 millones de euros en líneas de financiación para proyectos de eficiencia energética y energías renovables. Mientras que, en los últimos tres años, el valor total de esos acuerdos ha alcanzado los 1.080 millones de euros en España, Brasil, Polonia y Perú.

La energía es el principal factor que contribuye al cambio climático y representa en torno al 60% de todas las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero. Por eso, resulta totalmente imprescindible que todos pongamos nuestro granito de arena para que la renovación de la energía se haga de la manera más limpia posible. Banco Santander ya trabaja en ello.

Banco Santander, junto con más de 125 bancos, ha firmado los principios de Banca Responsable para contribuir a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, en su compromiso por un futuro sostenible e inclusivo.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás te guste

La sostenibilidad se cultiva en el campo

Gestionadas de forma adecuada, la agricultura, la silvicultura y la acuicultura pueden suministrar comida nutritiva a todo el planeta.

Banco Santander es la entidad más sostenible del mundo

Este reconocimiento es el premio a años de trabajo y esfuerzo por impactar positivamente en todos los ámbitos que afectan a la sociedad.

Una solución natural para los problemas ambientales de las ciudades

No son pocos los desafíos ambientales, sociales y económicos a los que se enfrentan las ciudades. La naturaleza y sus beneficios parecen haberse convertido en una solución que gana cada vez más peso.