Innovación a toda vela para barcos más sostenibles

La propuesta de bound4blue pasa por un sistema de velas rígidas plegables que se asemejan a las alas de los aviones.

Leerlo te llevará 2 minutos

La start-up bound4blue, cofundada por el ingeniero español, David Ferrer-Desclaux, ha diseñado unas velas para barcos inspiradas en las alas de los aviones, que prometen revolucionar el transporte marítimo reduciendo su impacto medioambiental.

A pesar de ser ibicenco, David Ferrer-Desclaux nunca tuvo un vínculo especial con el mar. No le llamaban la atención los deportes marítimos ni era ningún apasionado de los océanos. Hoy, sin embargo, su vida navega con un rumbo fijo: innovar para lograr un ecosistema de transporte marítimo más sostenible y menos contaminante.

Durante su etapa universitaria en Cataluña, este ingeniero aeroespacial español empezó a hacerse preguntas. Aunque sus estudios se centraban entonces en la investigación de la navegación aérea, Ferrer-Desclaux quiso ir un paso más allá y comenzó a hacer analogías con la industria marítima: ¿por qué los barcos no utilizan sistemas de velas basados en tecnología de aeronaves para reducir su consumo de combustible?, ¿se puede aplicar la ingeniería aeroespacial a la marítima?

Años después, aquellas preguntas acabaron transformándose en la start-up bound4blue, que nació en 2015. Ese año, esta pequeña empresa lanzaba al mercado una tecnología innovadora para reducir las emisiones de la industria marítima mundial y para controlar los gastos asociados al carburante.

La propuesta de bound4blue pasa por un sistema de velas rígidas plegables que se asemejan a las alas de los aviones y que se puede instalar tanto en buques mercantes, petroleros como en barcos de pesca y de pasajeros. Además, estas velas se orientan de forma autónoma para maximizar la fuerza del viento, reduciendo así el uso del motor y ahorrando combustible.

Sus velas rígidas cuentan con una estructura interna de acero y forro de fibra de vidrio. Disponen de un sistema automatizado que les otorga una autonomía completa: se despliegan solas, se orientan según las condiciones del viento y pueden girar hasta 360 grados, manteniendo en todo momento la estabilidad y la velocidad del barco. Además, los mástiles son retráctiles para que la embarcación llegue a puerto sin ver alterada su navegación al encontrarse grúas o puentes.

El impacto directo que ejercen sus innovadoras velas, según Ferrer-Desclaux, es que se abarata el transporte y se reducen las emisiones: “Pueden ayudar a las embarcaciones a ahorrar entre un 10% y un 40% de combustible y tienen un periodo de amortización inferior a cinco años“.

El año de lanzamiento de la empresa no fue casual. Coincidió con el anuncio de la Organización Marítima Internacional que advertía de que en el año 2020 habría nuevas regulaciones para reducir las emisiones de azufre y de CO2 del transporte de mercancías por mar. Ferrer-Desclaux reconoce que fue entonces cuando vio su oportunidad: “No tuve dudas de que ese era el momento adecuado para plantear una alternativa más sostenible”.

Gracias a su enfoque visionario, Ferrer-Desclaux se ha convertido en uno de los ganadores de los premios Innovadores menores de 35 Europa 2018 concedidos por MIT Technology Review en español.  De hecho, su tecnología ya está siendo testada en prototipos a escala reducida en tierra y ahora pasará a la fase de integración de unidades a gran escala en barcos.

Este año ya han cerrado acuerdos con cuatro armadores para colocar demostradores en varios tipos de buques. Uno de ellos será el barco de La Fura dels Baus, un buque teatro que también innova en su sector y que lleva las artes a surcar el mar para conmemorar los 500 años de la vuelta al mundo de Magallanes y Elcano. Tanto en ese caso, como en el resto de acuerdos, el faro que guía a bound4blue es la innovación, navegando a toda vela hacia un planeta menos contaminado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás te guste

Drones, pastoreo y otras recetas contra los incendios forestales

La tecnología y la gestión medioambiental apuestan por soluciones que pretenden mantener los bosques a salvo de las llamas.

Aprender a vivir mejor midiendo las horas de luz solar

Christina Friis Blach Petersen ha creado un dispositivo del tamaño de un botón que mide la cantidad de luz solar que recibe una persona a lo largo de su jornada y ofrece consejos para mejorar sus hábitos.

Economía circular para mejorar la gestión medioambiental

Integreellence ha diseñado un sistema que convierte residuos orgánicos en compost de alta calidad para cooperativas agroalimentarias y agricultores de una forma más económica y ecológica.