El futuro del empleo es verde

Banco Santander fue el primer banco del mundo por número de operaciones de financiación verde en 2018 y segundo por volumen, según el ranking elaborado por Dealogic.

Banco Santander es la entidad más sostenible del mundo

Este reconocimiento es el premio a años de trabajo y esfuerzo por impactar positivamente en todos los ámbitos que afectan a la sociedad.

Financiación verde, a toda velocidad

Estos bonos destinan los fondos a financiar proyectos sostenibles en áreas tan diversas como las energías renovables, la eficiencia energética, el transporte limpio o la gestión responsable de los residuos.

Edificios verdes para no dejar huella

Los denominados “edificios verdes” desempeñan un papel esencial en la preservación y el cuidado del medioambiente.

Una solución natural para los problemas ambientales de las ciudades

No son pocos los desafíos ambientales, sociales y económicos a los que se enfrentan las ciudades. La naturaleza y sus beneficios parecen haberse convertido en una solución que gana cada vez más peso.

La manera más limpia de renovar la energía

La lucha contra el cambio climático debe implicar a todos los agentes de la sociedad, desde gobiernos a ciudadanos, pasando por organismos y empresas.

Las claves del futuro de la inversión sostenible y responsable

Ya se reconoce que un porcentaje importante de los activos de una empresa son intangibles y no se reflejan en el balance.

La sostenibilidad se cultiva en el campo

Gestionadas de forma adecuada, la agricultura, la silvicultura y la acuicultura pueden suministrar comida nutritiva a todo el planeta.

¿Por qué invertir en productos sostenibles y responsables?

La inversión sostenible y responsable (ISR) se basa en la combinación de criterios financieros y extra-financieros a la hora de tomar decisiones de inversión.

Cuidar lo que es nuestro, un esfuerzo de todos

Se calcula que cada año mares y océanos reciben hasta 8 de millones de toneladas de basura. Una cifra que equivale a 800 veces el peso de la Torre Eiffel y con la que se podría cubrir 34 veces la isla de Manhattan.