Estos son los objetivos de la ONU para lograr un mundo sostenible

La ONU se plantea una serie de objetivos para 2030-2035, tales como conseguir la igualdad de género, poner fin a la pobreza y al hambre, y garantizar la salud y el bienestar.

Leerlo te llevará 5 minutos
En los próximos 15 años, la ONU quiere alcanzar unas metas de desarrollo sostenible como erradicar la pobreza y el hambre o lograr la igualdad de género.

En 2030, la Organización de las Naciones Unidas tiene previsto cumplir una serie de objetivos globales como parte de su agenda de desarrollo sostenible. Se adoptarán medidas como erradicar la pobreza y el hambre, alcanzar la igualdad de género, reducir las desigualdades y proteger el planeta. 

A continuación destacamos los puntos más relevantes de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU para los próximos 15 años: 

Fin de la pobreza 

La ONU define la pobreza como un problema de derechos humanos que va más allá de la falta de recursos, ya que se refleja también en el hambre o la incapacidad de acceder a cuestiones básicas como la educación, servicios sanitarios o a una vivienda digna. Desde el año 2000, la tasa mundial de pobreza se ha reducido a la mitad, pero unas 783 millones de personas siguen subsistiendo con menos de dos dólares al día. Erradicar la pobreza extrema y reducir a la mitad el número de personas que “viven la pobreza en todas sus dimensiones” son las metas más inmediatas del primer objetivo de desarrollo sostenible.

Para conseguirlo, la ONU aboga por un crecimiento económico inclusivo en el que se apliquen sistemas de protección social, donde todas las personas tengan “los mismos derechos a los recursos económicos, así como el acceso a los servicios básicos”. 

Hambre cero

Alrededor de 815 millones de personas en el mundo están subalimentadas en la actualidad y como consecuencia de la malnutrición, 155 millones de niños menores de 5 años sufren retraso en el crecimiento. Por eso, la ONU quiere asegurar para 2030 el acceso universal a una alimentación sana, nutritiva y suficiente a través de una gestión adecuada del sector alimentario y agrícola.

Ahora mismo, nuestros suelos, océanos, bosques, agua potable y biodiversidad están sufriendo un rápido proceso de degradación como resultado de la explotación de los recursos. Esto, añadido al cambio climático, supone una problemática global que debe solucionarse a través de la producción alimentaria sostenible. Para conseguirlo, según la organización, son necesarias las inversiones en agricultura centradas en prestar apoyo a las personas del campo. 

Salud y bienestar 

Altas tasas de mortalidad materna y neonatal, propagación de enfermedades infecciosas, mala salud reproductiva… En este ámbito, los objetivos a conseguir para 2030 son: una financiación eficiente de los sistemas de salud, mejor saneamiento, aumentar el acceso a los servicios médicos y mayor concienciación acerca de la contaminación ambiental. 

Industria, innovación e infraestructura 

La ONU reconoce la necesidad de economías sólidas basadas en el progreso tecnológico y la sostenibilidad de la industria en aspectos como la producción o la eficiencia energética. Un buen ejemplo de esto es Banco Santander, que recientemente ha sido reconocido como el primer banco de Europa y tercero del mundo por el Dow Jones Sustainability Index, un estudio internacional que mide la sostenibilidad de las empresas en tres dimensiones: económica, medioambiental y social. Santander, que forma parte de este índice desde hace 18 años, ha logrado la máxima puntuación en su evaluación de eficiencia energética, demostrando la trayectoria de la entidad en el compromiso con los objetivos de desarrollo sostenible. 

Educación de calidad 

Se estima que 61 millones de jóvenes en el mundo carecen de un nivel mínimo de alfabetización, pese a que la matriculación en enseñanza primaria en los países en desarrollo ha alcanzado el 91%. El objetivo de Naciones Unidas es establecer en todo el mundo una enseñanza primaria y secundaria “gratuita, equitativa y de calidad”. También incide en la importancia de asegurar las mismas condiciones de acceso para hombres, mujeres y personas en situación de vulnerabilidad a una educación profesional superior, con el fin último de proporcionar empleos decentes. 

Igualdad de género 

Pese a que en los últimos años se han producido grandes avances en igualdad de género, todavía existe una importante brecha que provoca discriminación y violencia contra las mujeres en todo el mundo, en especial en los países en vías de desarrollo, donde encuentran grandes dificultades para desarrollar una vida plena.

La meta principal es acabar con cualquier forma de discriminación contra las mujeres, especialmente en aquellas que se encuentren en una situación de vulnerabilidad. Lograrlo dependerá del compromiso de los países para erradicar la explotación sexual, la mutilación genital, el matrimonio infantil y la violencia doméstica. Para promover la igualdad de género, la ONU apuesta por el empoderamiento de las mujeres, otorgándoles igualdad de oportunidades en la vida política, económica y pública. 

Trabajo decente y crecimiento económico 

Según la ONU, pese a que la tasa de desempleo mundial se ha reducido a un 5,7%, que la mitad de la población mundial aún viva con menos de dos dólares al día prueba que tener un empleo no garantiza unos ingresos suficientes para salir de la pobreza. La creación de empleos de calidad es aún una asignatura pendiente en casi todas las economías.

Así, hasta 2030, se deben promover políticas orientadas “al emprendimiento, la creatividad, la innovación y a fomentar el crecimiento de las microempresas y las pequeñas y medianas empresas”. Por otro lado, urge acabar con los trabajos forzosos y erradicar las formas contemporáneas de esclavitud en todas sus formas, como el trabajo infantil o la trata de personas. 

Ciudades y comunidades sostenibles 

Se calcula que en las próximas décadas la población de las ciudades aumentará a 5.000 millones. El “crecimiento urbano sin precedentes” necesita mejoras en la planificación y gestión de las ciudades para que estos espacios sean “inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles”.

Para lograrlo, la ONU se ha propuesto garantizar el acceso de todas las personas a viviendas y servicios básicos, proporcionar sistemas de transporte seguros y sostenibles, proteger el patrimonio cultural, reducir el número de muertes causadas por desastres naturales, minimizar el impacto medioambiental negativo y prestar apoyo a los países en desarrollo para que construyan espacios sostenibles. 

Acción por el clima 

Combatir el cambio climático es una de las mayores preocupaciones de la ONU, que ha dedicado varios de sus objetivos de desarrollo sostenible a este fin. Además de Acción por el Clima existen las metas de Energía asequible y no contaminante, Vida submarina y Vida de ecosistemas terrestres.

El primer objetivo es lograr una colaboración internacional que lleve a todos los países a incorporar políticas relativas al cambio climático, entre las que se incluye la educación y sensibilización. También se pretende fortalecer la capacidad de adaptación de los países a las catástrofes naturales ocasionadas por el cambio climático, ante las que son más vulnerables los países menos desarrollados. 

Paz, justicia e instituciones sólidas 

Las principales metas de este objetivo pasan por reducir significativamente todas las formas de violencia, entre ellas el maltrato, la explotación y la trata, especialmente si es contra los niños. El camino para conseguirlo pasa por garantizar la igualdad de acceso a la justicia para todos y construir instituciones responsables.

De aquí a 2030, también se quiere reducir la corrupción, las corrientes financieras y de armas ilícitas y luchar contra la delincuencia organizada. Por último, se quiere favorecer la capacidad de los gobiernos para prevenir cualquier tipo de violencia a través de la cooperación internacional y la participación de los países en desarrollo en las instituciones mundiales. 

Cumplir todos los objetivos de desarrollo sostenible solo será posible con la complicidad de gobiernos, sector privado y del conjunto de individuos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás te guste

Una vuelta al mundo para adaptarse a los nuevos modelos de trabajo

Cada vez son más las empresas que trasladan, año tras año, una parte de su talento a filiales que tienen en otros países para vivir una experiencia internacional.

La gestión del talento, clave para el desarrollo de las empresas

Apostar por las generaciones más recientes, diferentes al resto en su forma de trabajar, más proactivas y mejor preparadas, es esencial para que las empresas se aseguren un futuro de éxito.