Energía solar sobre ruedas para una conducción libre de CO2

Las emisiones de CO2 no paran de crecer y, con ellas, los numerosos problemas de salud de los ciudadanos y la destrucción del medioambiente. El sector del automóvil apuesta por la energía solar como la renovable más eficaz para desarrollar sus nuevos modelos.
Leerlo te llevará 4 minutos

Las emisiones de COhan alcanzado este año picos históricos y la contaminación ya está teniendo un impacto directo en nuestra salud. Por ello, el sector del transporte está apostando por vehículos solares que potencien las ventajas de las energías renovables


Nueve de cada diez personas en el mundo están respirando en estos momentos aire contaminado y en torno a siete millones mueren cada año por la contaminación del aire ambiente y doméstico. Son datos de la Organización Mundial de la Salud, que alerta de la necesidad de tomar medidas urgentes contra las emisiones perjudiciales. Los valores medios de dióxido de carbono medidos por el Centro de Investigación Atmosférica de Izaña (Tenerife) marcaron en mayo de 2018 un récord histórico que lanzaba una nueva señal de alarma.

Una advertencia que prevé agravarse, ya que la Agencia Internacional de la Energía (AIE) señala que las emisiones de CO2 aumentarán el 130% de aquí a 2050 si no se empiezan a tomar medidas concretas. De ahí que los países de la UE hayan pactado recientemente una normativa para reducir en al menos un 35% las emisiones de COde coches para 2030.

El año pasado un 24% de las emisiones globales correspondieron al sector transportes. Ante esta realidad, los coches con combustibles alternativos no contaminantes están asumiendo una relevancia cada vez mayor en la industria del automóvil.

Por ello, entidades como Banco Santander ya están contribuyendo a que se produzca esta transición del sector hacia una economía baja en carbono mediante servicios de leasing y renting de vehículos para promover el uso de coches híbridos o eléctricos. Desde la entidad describen esta transición hacia las renovables como “una prioridad global para la mitigación de los efectos del cambio climático”.

Una visión que comparte también la empresa de transporte DHL Group, que acaba de lanzar Trailar, una tecnología desarrollada por dos empleados de la compañía que recarga camiones de energía limpia gracias a unos paneles ultrafinos y flexibles que se colocan en el techo de los vehículos.

Diferentes compañías internacionales están apostando por desarrollar alternativas más sostenibles y por fabricar vehículos que lleven las renovables en su ADN y que potencien las ventajas de la energía solar.

Estos son cuatro de los ejemplos más innovadores en los que se está trabajando en estos momentos o que ya están a la venta en el mercado internacional:

Stella Vie, el coche solar holandés más aerodinámico del mercado

Stella Vie es el “modelo comercial con el diseño más aerodinámico que hay ahora mismo en el mercado“. Así lo describe el ingeniero mecánico y miembro del equipo de la Universidad de Tecnología de Eindhoven (Holanda), Bram Lomans, que está desarrollando este innovador vehículo. Es un coche completamente solar con capacidad para transportar hasta cinco pasajeros.

Su techo, compuesto de paneles solares, le otorga una autonomía de hasta 1.000 kilómetros durante un día soleado. Además, cuenta con una batería que almacena la energía excedente y que puede usarse para otros dispositivos del hogar, promoviendo así el reciclaje energético.

Para Lomans, dos de los grandes retos que afrontan en la actualidad este tipo de vehículos son “tanto la producción de paneles solares curvos como la consecución de diseños ligeros”. Stella Vie aún no ha sido lanzado al mercado y todavía está en fase de mejora y desarrollo.

Mö, el primer vehículo bio-híbrido español apto para el transporte urbano

Solo la estética de Mö ya lo convierte en un ejemplar único. Su diseño compacto y con un toque vintage ya le sitúa como uno de los vehículos bio-híbridos más particulares. Se trata de un proyecto español, surgido en Málaga, y construido con materiales sostenibles de origen biológico y fácilmente reciclables.

Mö se posiciona como el gran aliado para el uso diario en zonas urbanas. Puede circular por carriles bici y no necesita ningún tipo de licencia para su manejo, ya que la conducción se realiza mediante un joystick multifunción. Pesa 100 kilos, tiene espacio para dos pasajeros y está homologado como un PEDELEC (del inglés pedal electric cycle), es decir como un tipo de bicicleta eléctrica.

Mö cuenta con un motor eléctrico que se mueve gracias a una batería que se carga con placas solares integradas en el propio vehículo. Pero también dispone de pedaleo asistido para aumentar así la autonomía. Recargado por energía solar, es capaz de cubrir hasta 25 kilómetros con un nivel de COde 0 gr/km.

Según sus creadores, Mö es capaz de recorrer más de 5.000 kilómetros por año solo usando la energía solar, incluso en condiciones de sol escasas. Ya se puede reservar este peculiar coche solar en Evovelo.

Sion, tecnología alemana para renovar la industria de la automoción

El mayor rasgo diferenciador de Sion es que es un vehículo eléctrico que se autoalimenta de energía solar en plena conducción. ¿Cómo lo logra? Gracias a que está dotado de una serie de células fotovoltaicas que permiten recargar sus baterías mientras circula.

Dispone de un sistema propulsor eléctrico con más de 250 kilómetros de autonomía gracias a sus baterías y sus paneles solares. Además, las 330 placas fotovoltaicas flexibles que cubren los siete metros cuadrados de su carrocería permiten a Sion obtener alrededor de 30 kilómetros adicionales para no tener que depender de puntos externos de carga.

Este vehículo solar fabricado por la start-up alemana Sono Motors llegará en 2019 y saldrá al mercado por un precio de 16.000 euros, aunque la batería, con un precio estimado por el fabricante de 4.000 euros adicionales, no estará incluida. La opción de reserva previa ya está disponible en su web.

Prove Dawn, el coche solar estadounidense que aspira a ser el más veloz del mercado

Prove Dawn es el nombre de este vehículo supersónico y con apariencia espacial, desarrollado por estudiantes de PROVE Lab y de la Universidad Estatal Politécnica de California.

Su motor eléctrico aprovecha hasta el 97% de la energía solar gracias a las 605 células que cubren su carrocería y que generan 2,5 kilovatios. Su objetivo es romper los récords y convertirse en el coche solar más veloz del mercado. Pretende superar los 100 kilómetros por hora, una velocidad viable teniendo en cuenta que el material de su estructura es de fibra de carbono, lo que le proporciona un peso de unos 200 kilos, incluido el conductor.

Un aspecto que también cambia con respecto al resto de automóviles son las ruedas. Prove Dawn sustituye los neumáticos convencionales por cuatro ruedas de bicicleta de alto rendimiento. Asimismo, cambia el control de mandos: un par de joysticks son los encargados de determinar la dirección. Este modelo estadounidense aún no ha salido al mercado y el equipo sigue mejorando sus capacidades.

Por Marta Sotres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás te guste

El final del uso del petróleo está próximo

¿Abandonaremos el petróleo porque será demasiado caro o porque habremos encontrado alternativas? Esta materia prima está presente en todos los aspectos de nuestra vida, ¿te imaginas un día a día sin usarlo?

A la conquista del material del futuro del modo más sostenible

José Manuel Estrada, uno de los socios de Trovant Technologies, explica cómo han obtenido el material que está llamado a ser el que revolucione la forma de generar energía.

Hacia un mundo sin facturas de papel

En la actualidad, son muchas las preguntas que se nos presentan sobre cómo una empresa puede evitar costes innecesarios o mejorar su productividad. Si a esto se une la posibilidad de generar un menor impacto negativo en el medioambiente, aparecen nuevas cuestiones… ¿Facturas electrónicas o en papel?