¿El objetivo de las empresas? Reconocer y captar el talento

Las nuevas formas de trabajar de los más jóvenes se están convirtiendo en el tesoro más preciado para las empresas si quieren evolucionar y consolidarse.

Leerlo te llevará 2 minutos

Las nuevas formas de trabajar de los más jóvenes se están convirtiendo en el tesoro más preciado para las empresas si quieren evolucionar y consolidarse.

La palabra talento reúne en su definición otras dos muy importantes: inteligencia y aptitud. Se trata de algo que cada vez más compañías buscan con el objetivo de no estancarse y de destacar de manera positiva en el mundo empresarial.

Sin embargo, ¿es capaz una empresa de reconocer el talento en una simple entrevista de trabajo? Difícil. Entonces, ¿qué técnicas pueden utilizar para ser precisas y efectivas en su selección?

La figura del cazatalentos, clave para tener éxito

 Es un servicio caro, pero normalmente muy rentable a largo plazo. Los cazatalentos almacenan información sobre el puesto en el que se necesita personal, analizan las fuentes de reclutamiento, como por ejemplo Linkedin, se ponen en contacto con los candidatos y seleccionan de 3 a 5 finalistas para que se sometan a una exigente entrevista.

Las redes sociales, una herramienta para la captación del talento 

El cada vez mayor auge de las redes sociales ha llevado a la invención de un nuevo término relacionado con el ámbito laboral: el ‘nethunting’. Esto es, la búsqueda de talento a través de Internet.

Una de las primeras cosas que hacen las empresas es visitar las cuentas de Facebook, Twitter o Instagram de los candidatos. Por ello, es necesario:

  • Evitar que estén llenas de contenido inapropiado, ofensivo o ideologizado.
  •  Seguir en las redes a las empresas en las que se quiere trabajar.
  • Cuidar la propia imagen.
  • Tener actualizados y completos perfiles como los de Linkedin.

¿Qué se valora más: la habilidad o la experiencia?

Las entrevistas tradicionales son cada vez menos comunes. Muchas empresas ponen verdaderamente a prueba a sus candidatos planteándoles situaciones absurdas e imprevisibles para que sean capaces de salir del paso.

Asimismo, la habilidad comienza a primar sobre la experiencia. Las empresas cada vez son más conscientes de que esta última no es sinónimo de eficiencia, por lo que se centran más en las aptitudes y capacidades de aprendizaje de los candidatos.

Programas para captar el talento

Existen multitud de proyectos para que los más jóvenes tengan la oportunidad de demostrar sus habilidades. Uno de ellos es el Business Competition de Banco Santander, que está destinado a alumnos de último curso o recién graduados, y que residan en España.

El programa consiste en que el Área de Gestión, Riesgos, Research & Non Financial Risk del banco plantea un desafío determinado a varios grupos de entre 3 y 5 personas. Los 10 mejores son analizados por un equipo de Banco Santander y, los tres proyectos definitivos reciben un premio de 5.000, 2.500 y 1.000 euros respectivamente.

Una iniciativa no solo recompensada con dinero, sino también con un posible puesto laboral dentro de Banco Santander, muy pendiente de las habilidades y formas de trabajar de los diferentes participantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás te guste

El final del uso del petróleo está próximo

¿Abandonaremos el petróleo porque será demasiado caro o porque habremos encontrado alternativas? Esta materia prima está presente en todos los aspectos de nuestra vida, ¿te imaginas un día a día sin usarlo?

A la conquista del material del futuro del modo más sostenible

José Manuel Estrada, uno de los socios de Trovant Technologies, explica cómo han obtenido el material que está llamado a ser el que revolucione la forma de generar energía.

Hacia un mundo sin facturas de papel

En la actualidad, son muchas las preguntas que se nos presentan sobre cómo una empresa puede evitar costes innecesarios o mejorar su productividad. Si a esto se une la posibilidad de generar un menor impacto negativo en el medioambiente, aparecen nuevas cuestiones… ¿Facturas electrónicas o en papel?