Niña mundo

Mejorar el planeta, el compromiso de las empresas

El objetivo de Banco Santander es convertirse en la entidad referente de banca responsable.

Leerlo te llevará 2 minutos

Las empresas son conscientes de que, si no causan un impacto positivo en la sociedad, están abocadas al fracaso. 


No existe ninguna duda de que la rentabilidad es lo que mantiene vivo un negocio. Sin embargo, desde hace años las empresas no solo tienen en cuenta este factor como instrumento para progresar y avanzar. Son conscientes de que, si no causan un impacto positivo en la sociedad, están abocadas al fracaso.

Para destacar el trabajo de aquellas que apuestan por políticas sociales y sostenibles, la revista ‘Fortune’ ha dado a conocer el ‘Ranking Change the World’. En 2018, las dos únicas empresas españolas presentes en él fueron Banco Santander e Inditex.

Para crear este listado se analizan cuatro factores. Primero, cuánto impactan positivamente en la sociedad las decisiones empresariales; segundo, la balanza de resultados obtenidos; tercero, el grado de innovación social; y, por último, el compromiso que tengan y la importancia que le dan a estos criterios para crecer.

Banco Santander es la única entidad financiera europea presente en este ranking mundial. Ocupa la posición 56 y se ha premiado, sobre todo, su papel en el sector educativo. De hecho, es la compañía privada que más dinero dedica a la educación en el mundo, como refleja un informe de la Fundación Varkey en colaboración con la Unesco.

“La educación superior está formando a los líderes del futuro y nosotros queremos apoyar el progreso de los estudiantes, que serán los que tendrán la capacidad de cambiar y construir una sociedad mejor para todos”, sostiene Javier López, director de Impacto Social de Santander Universidades.

La entidad presidida por Ana Botín ayuda a más de 1.200 universidades y centros de todo el mundo. La mayoría de ellos se encuentran en Latinoamérica. La diferencia entre España y Sudamérica es que, en suelo español, solo la mitad de la producción científica depende de las universidades y el CSIC, mientras que allí los centros universitarios adquieren el papel protagonista. “Las universidades se convierten en verdaderos agentes de cambio y progreso, y desempeñan un rol de responsabilidad y de implicación en el desarrollo del territorio fundamental”, afirma López.

Financiación y proyectos  

El objetivo de Banco Santander es convertirse en la entidad referente de banca responsable. En 2018, se invirtieron en la sociedad 179 millones de euros, 58 millones en iniciativas sociales y 121 millones de inversión en universidades, entregándose más de 73.741 becas y ayudas de estudio universitario.

En cuanto al área universitaria, la entidad presidida por Ana Botín trabaja bajo tres ejes fundamentales: educación, emprendimiento y empleabilidad. El primero de ellos consiste en ofrecer la oportunidad de tener acceso a la educación a quienes carecen de recursos mediante las Becas Iberoamérica, que incentivan la movilidad internacional durante un semestre entre estudiantes brasileños, chilenos, españoles…; o el programa Salario Ítaca, que Banco Santander impulsa con la ayuda de la Universidad Autónoma de Barcelona. Está destinado a aquellos estudiantes con un gran expediente y que quieren ingresar en la UAB, pero que no pueden por la falta de recursos económicos. Esta beca les permite estudiar sin la obligación de compatibilizarlo con un trabajo.

El segundo eje de actuación de Santander Universidades es el fomento del emprendimiento. A través de Santander X aspira a convertirse en el mayor ecosistema de emprendimiento universitario del mundo.

Por lo que respecta al último eje, corresponde a los proyectos que mejoran la empleabilidad de los jóvenes. Por ejemplo, a  través de Universia, una plataforma digital de servicios no financieros para el ecosistema universitario, el Banco ofrece servicios de orientación y empleo, con el objetivo de convertirse en el referente iberoamericano de la gestión del talento joven.

Además de Banco Santander, el ranking de la revista ‘Fortune’ también ha destacado otras empresas como AppleDeloitte, Microsoft, Siemens o PepsiCo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás te guste

Coaching para los jóvenes que más lo necesitan

Coach Exit es una iniciativa que ayuda a jóvenes en riesgo de exclusión social a prosperar personal y profesionalmente.

Volver a trabajar después de ser víctima de violencia de género

La violencia de género es una de las grandes preocupaciones de la sociedad. Es esencial que las mujeres que han sufrido agresiones se reincorporen al mundo laboral. En muchas ocasiones, hay que ayudarlas a dar el paso.  

El apoyo económico, clave para la investigación oncológica

La Fundación Intheos ha ayudado a iniciar proyectos de investigación incluso a nivel europeo, como, por ejemplo, uno centrado en los tumores cerebrales en niños en el Hospital Niño Jesús.