Comida sostenible para las mascotas del futuro

Solo en Estados Unidos, el 30% del consumo de carne lo realizan los animales de compañía. El número de nuestros acompañantes aumentará en el futuro. Ryan Bethencourt propone soluciones para evitar problemas de falta de alimento para nuestras mascotas.

Leerlo te llevará 3 minutos

Ryan Bethencourt ha impulsado Wild Earth, una empresa preocupada por la cantidad de carne que empleamos para alimentar a nuestras mascotas


Solo en EEUU, el 30% del consumo de carne lo realizan los animales de compañía. Una cifra que, sin embargo, parece irrisoria si la comparamos con la demanda acuciante que en países superpoblados como India o China se podría llegar a hacer ante el incremento del número de mascotas. Ryan Bethencourt, un científico emprendedor y experto en biotecnología, es consciente de este problema y a día de hoy trabaja en la solución mediante la creación de su último proyecto, Wild Earth.

Bethencourt es experto en la llamada biología DIY, un movimiento social en el que pequeñas organizaciones e individuos como él experimentan con aplicaciones biológicas de toda índole en contextos de innovación muy específicos. “He investigado sobre decenas de cosas en mi vida, pero si algo me ha entusiasmado y preocupado desde siempre han sido las mascotas. Por eso siento que esta debe ser nuestra misión, qué es lo que debemos hacer”.

Bethencourt, que reside en Silicon Valley desde hace años, busca de forma constante soluciones farmacéuticas, biológicas y tecnológicas en nuevos proyectos desde su aceleradora de biotecnología, ALS therapeutics. Además, como CEO de un gran número de start-ups relacionadas con sus creencias sociales más férreas -el veganismo y el desarrollo de productos exentos de crueldad contra los animales- ha sido capaz de aparecer en portada de algunos de los medios de comunicación más influyentes del mundo. “Innovar es una cuestión de esfuerzo y actitud, pero sobre todo de saber rodearse, de construir equipos. Hacer crecer la mayoría de mis proyectos en ecosistemas que fomenten este tipo de actividades ha sido indispensable. En Wild Earth he hecho lo mismo: rodearme de un equipo increíble”.

Desde sus oficinas en plena meca de la innovación californiana, tratan de presentar una solución ante uno de los retos más importantes y tal vez más olvidados de nuestro tiempo: “la creciente y preocupante sobreproducción de carne para alimentar a las mascotas del planeta”. Señalando un gráfico en su teléfono móvil, demuestra que más del 60% de la población de Estados Unidos tiene un animal de compañía. “Si los gatos y perros estadounidenses conformasen una sola nación, esa nación sería la quinta más poblada de la tierra”. Y, por supuesto, se trata de una nación carnívora.

En todo el mundo viven más de 200 millones de gatos y cerca de 170 millones de perros. Pero esa cifra podría aumentar drásticamente en los próximos años. “Si los habitantes de India o del resto de Asia empiezan a demandar mascotas al ritmo que parece que lo están haciendo, la cifra de animales de compañía en el mundo podría duplicarse dentro de muy poco tiempo. Y si continuamos utilizando piensos y alimento para mascotas como lo hacemos hoy en día, el consumo de carne necesario para alimentar a esa proporción de animales domésticos va a ser insostenible y absolutamente inasumible para nuestros ecosistemas”.

¿Seremos capaces de permitir que esto pase? La respuesta de Bethencourt ante tal amenaza es sorprendente: “Vamos a ver cientos de millones de perros nuevos poblando este planeta y la gran pregunta es: ¿cómo vamos a alimentarlos? Nosotros proponemos una solución mediante biotecnología que creemos puede poner fin a este problema”.

Su propuesta está claramente definida y actualmente está siendo testada en sus propios laboratorios. Obtienen su alimento en dos pasos fundamentales. En el primero, mediante una mezcla de arroz, agua y koji. Una cepa de estos hongos es capaz de crecer en un tanque de fermentación y de duplicarse en su interior. Más tarde, el koji se mezcla con aceite y productos frescos para crear de ese modo un pastel nutritivo y sabroso para nuestras mascotas. “Queremos reinventar la forma en que alimentamos a nuestras mascotas, toda la industria. Queremos cambiar el mundo en ese aspecto”. La forma de creación de este alimento despertó el interés entre el medio centenar de jóvenes españoles finalistas del proyecto Explorer impulsado por Banco Santander que se desplazaron hasta Silicon Valley para escucharle.  “Es normal que la gente dude, se trata de algo nuevo, pero por eso mismo hay que explicarlo con paciencia, porque es necesario”.

El proceso de creación de este alimento es otro aspecto fundamental en su forma de obtenerlo. “No nos olvidemos. También queremos cambiar la relación entre la crueldad animal y la creación de comida para mascotas. Mucha gente no lo sabe, pero, a día de hoy las compañías de comida para animales domésticos testan sus propios productos en gatos y perros de laboratorio. Gatos y perros que viven toda su vida entre rejas. Queremos acabar con eso”.

Antes de despedirse para volver a atender a su público en una sala repleta en pleno barrio chino de San Francisco, Ryan deja claro que la misión de su empresa es “resolver y reinventar la comida para mascotas mediante la ciencia”. Casi subraya la palabra ciencia al decir la frase. Su conferencia es, precisamente, acerca de las aplicaciones científicas y biológicas para resolver los problemas que encontrará nuestra sociedad en el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás te guste

El final del uso del petróleo está próximo

¿Abandonaremos el petróleo porque será demasiado caro o porque habremos encontrado alternativas? Esta materia prima está presente en todos los aspectos de nuestra vida, ¿te imaginas un día a día sin usarlo?

A la conquista del material del futuro del modo más sostenible

José Manuel Estrada, uno de los socios de Trovant Technologies, explica cómo han obtenido el material que está llamado a ser el que revolucione la forma de generar energía.

Hacia un mundo sin facturas de papel

En la actualidad, son muchas las preguntas que se nos presentan sobre cómo una empresa puede evitar costes innecesarios o mejorar su productividad. Si a esto se une la posibilidad de generar un menor impacto negativo en el medioambiente, aparecen nuevas cuestiones… ¿Facturas electrónicas o en papel?