Internet de las cosas (IoT) frente a los desastres naturales

Huracanes, terremotos y tsunamis que arrasan con todo. Las catástrofes naturales tienen consecuencias devastadoras en las ciudades que las sufren. Además, la falta de medios técnicos y los obstáculos físicos dificultan el trabajo de los servicios de emergencia.


Sin embargo, hoy los dispositivos del internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés) se presentan como una solución para reducir el impacto de estos desastres. Se trata de objetos, compuestos por sensores inteligentes, que están conectados entre sí a través de internet. De esta manera, transmiten información en tiempo real y realizan una recogida de datos más precisa.

Estos sensores se sitúan sobre el terreno o instalaciones como diques o postes de electricidad. Miden la temperatura, el nivel del terreno, la calidad de agua y el humo. Algunos, como los que se emplean en los seísmos, también alertan con un pequeño tiempo de antelación cuándo se va a producir un terremoto.

El internet de las cosas aporta así un aspecto fundamental para hacer frente a los desastres naturales: tiempo. El análisis sobre la evolución de una catástrofe permite a los gobiernos y a los equipos de emergencia dar una respuesta más rápida a la población y establecer estrategias de salvamento que lleguen a todas las personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Quizás te guste

Una vuelta al mundo para adaptarse a los nuevos modelos de trabajo

Cada vez son más las empresas que trasladan, año tras año, una parte de su talento a filiales que tienen en otros países para vivir una experiencia internacional.

La gestión del talento, clave para el desarrollo de las empresas

Apostar por las generaciones más recientes, diferentes al resto en su forma de trabajar, más proactivas y mejor preparadas, es esencial para que las empresas se aseguren un futuro de éxito.